James Cameron vuelve a la ciencia ficción