Televicio
Webzine
   
Red Cinefania: Televicio | Ficcion | Terror Universal | Twilight Zite | Gladiadores | Peplum | Don Daredevil
| Home | Archivo | Cine & Series | Comics | Dadá | Especiales | Figuritas | Herodoto | Libros & Revistas |
 Oficios en el Film NoirAcerca de las Crónicas de Bustos DomecqQuispeLucha Fuerte
Búsqueda:
powered by FreeFind
Newsletter:
Ingresa tu email

Ingresa tu nombre


Sección: Heródoto (Lecturas: 7361)
Fecha de publicación: Junio de 2011

Tango (5): Reportaje a Tita y Hugo

| Página 1 | Página 2 |
Dos de las figuras máximas de la cultura popular argentina responden sobre aspectos incógnitos de sus queridas personalidades. En "Tita x Nacha, una historia falseada", Mario Gallina expone inconsistencias históricas de un espectáculo musical-biográfico.
por Darío Lavia y Mario Gallina

Bookmark and Share

En su tapa del número Nº 39, publicado el 30 de diciembre de 1960, la revista Antena obsequió a sus lectores con una entrevista exclusiva a Tita Merello y Hugo Del Carril, exponentes fundamentales de la cultura popular argentina, llámese cine, tango o teatro. En sus respuestas surgen temas del momento y cuestiones que, a medio siglo de llevarse a cabo, siguen vigentes. El cine, el tango, las preocupaciones laborales y sociales, sobre todo esto y más, responden para ustedes, caros lectores, los artistas aquí presentes.

Antena, diciembre 1960
"Reportaje a Tita y Hugo" Antena, diciembre 1960

A lo largo de su carrera, ¿cuál ha sido la mayor emoción, la que más recuerdan?

Tita: Toda mi carrera ha sido una asociación de recuerdos emotivos.

Hugo: Cuando anuncié mi debut como director. Tuve que pasar por alto muchas sonrisas burlonas y alguno que otro chiste irónico de cierta prensa. El estreno de Historia del 900 fue la mayor satisfacción de mi carrera.

¿Qué experimentaron cuando se enteraron que iban a trabajar juntos?

Tita: Sentí alegría. El no sé.

Hugo: Para mí significó la cristalización de un anhelo largamente acariciado y la emoción de poder disponer de su talento de intérprete. Cientos de veces proyectamos trabajar juntos. No nos une solamente una afinidad de tipo artístico sino también una larga amistad fortalecida en los últimos años. Saquen en conclusión la satisfacción que representó para mí trabajar junto a Tita.

Después de haber realizado Amorina, ¿qué opinan uno del otro?

Tita: No me había equivocado al desear que Hugo me dirigiera.

Hugo: Hay que apreciar su talento desde muy cerca para aquilatar su exacto valor. Evidentemente, es un caso excepcional en nuestro medio.

¿Usted cree que hay algún actor (actriz) mejor que él (ella) en el país?

Tita: Claro que sí. Como ser humano habrá iguales, pero mejor que él no sé.

Hugo: Definitivamente, no. La presencia de Tita en la tela o en el teatro empalidece el trabajo de todos los que están a su alrededor. Su gama es tan elástica que alcanza cualquier interpretación, sea cual fuere su género. Vibra hondamente como intérprete y sabe encontrar la exacta medida del gesto y la palabra, con matices realmente sorprendentes. Puede jugar varias veces una misma escena sin repetirse. Es esencialmente humana y no comprende la intepretación "mental". Está, podríamos decir, fuera de órbita en nuestro medio. O todos somos muy mediocres o ella es excepcional. Prefiero pensar lo último.

Buenas noches, Buenos Aires

Hugo Del Carril (actor y director) y Virginia Luque (como "La Morocha") protagonizan
este memorable cuadro del film BUENAS NOCHES BUENOS AIRES, junto a
Aníbal Troilo, Beba Bidart y Tito Lusiardo. 

¿Cuál es su aspiración más importante en el año que se inicia?

Tita: Tener salud. Y hacer el bien, por aquello de: "Haz bien sin mirar a quién..."

Hugo: Realizar El perro que vio a Dios , inspirada sobre un cuento corto de Dino Buzzati, cuyos derechos adquirí recientemente.

¿Qué se debe hacer por el cine argentino?

Tita: Si lo supiera, ¿acaso me escucharían? Yo no creo.

Hugo: Hablar menos y realizar mucho más. En una palabra, aglutinar fuerzas, organizarse y procurar de recuperar mercados. Tratar de que el Estado comprenda que es imprescindible la reequipación de nuestros estudios cuyo lamentable estado nos obliga a trabajar con materiales técnicos desechados por otras industrias hace treinta años. ¿Y para qué seguir? Sería tan largo...

¿Qué posición tienen ustedes en ese futuro?

Tita: Tratar de ser profesional. Y hacer que con mi "popularidad" no se fundan los productores, ya que mi sueldo me lo pagó siempre el público.

Hugo: Aún no lo sé. Pero confieso que soy un poco pesimista en cuanto a una recuperación rápida de nuestro cine. La lucha ha sido muy dura y considero que lo será mucho más. Estoy contemplando seriamente la posibilidad de trabajar en Europa en un plazo más o menos breve. La inestabilidad de nuestras leyes y los continuos ataques de que somos objeto terminan por agotar la capacidad de resistencia, lo cual ha hecho que me aleje completamente de todos los problemas. Me limito solamente a trabajar... como se pueda.

La Milonga y Yo

"La Milonga y Yo", de Leopoldo Díaz Vélez y Tito Ribero, por Tita Merello, quien
la estrenó en la película ESTO ES ALEGRÍA (1968) de Enrique Carreras.

¿Es cierto que ustedes piensan realizar varias producciones juntos?

Tita: Se dice que sí. Yo no sé sus proyectos.

Hugo: Hablamos con Tita varias veces sobre esto. No sería difícil que Tita interviniera en Europa en El perro que vio a Dios.

¿Qué opinan de la película Amorina?

Tita: Es la primera vez desde que filmo que no veo proyección. Como espectadora no tengo la menor idea del film. Lo que sí tengo y he tenido es una gran confianza en el director.

Hugo: Prefiero dejarlo librado al criterio del público.

¿Creen que el periodismo apoya al cine argentino?

Tita: Debe apoyarlo si es bueno y no combatirlo porque sí. Debe señalar los errores del cine. No protegerlos con intereses creados. Yo no sé si el periodismo apoya al cine o lo destruye.

Hugo: Actualmente y por fortuna, la mayo parte del mismo está compenetrado de nuestros problemas. Las reuniones en la Unión del Cine Argentino fueron provechosas para todos. El periodismo sabe perfectamente a qué atenerse y qué posición debe tomar. Un poco tarde se vio que nuestros reclamos eran justos y que nuestra lucha es tremenda.

¿Qué es el tango para ustedes?

Tita: Un recuerdo de mi juventud. ¿Le parece poco?

Hugo: La música popular integra un poco el alma de los pueblos. Significó mis primeros pasos y mis primeras alegrías. A veces lo añoro.

PIPISTRELA

"Pipistrela", de Juan Canaro y Fernando Ochoa, por Tita Merello en el disco "Tango de Colección"

¿Son supersticiosos?

Tita: Parezco una gitana.

Hugo: No. Fatalista.

Sus vidas de relación, es decir: sus maneras de vivir, ¿están de acuerdo con sus rangos estelares?

Tita: En absoluto. Vivo como un ser humano. Voy al mercado. Hago mi comida. Lavo mis platos. Es el mundo que se viene, por otra parte, y yo me adelanto.

Hugo: Nunca me preocupó la manera de vivir. Vivo más o menos con comodidad, pero simplemente.

De todos sus trabajos, ¿qué interpretaciones son las que mejor distinguen entre sus recuerdos?

Tita: En todas mis películas hubo siempre una parte muy buena.

Hugo: Ninguna. Nunca me gustó la profesión de actor. La adopté únicamente como una de las tantas formas de subsistencia y porque la vida me llevó a ello.

Citen tres películas extranjeras que hayan sido importantes para ustedes.

Tita: Que bello es vivir, La Cita y Qué verde era mi valle.

Hugo: El acorazado Potemkin, Murallas de silencio y Viñas de ira.

Merello y Hugo

¿Hay algún programa de TV que ustedes consideren realmente destacable?

Tita: Sería injusto citar alguno. Habría que verlos todos. Me resultan importantes los constructivos.

Hugo: No dispongo del tiempo suficiente para apreciar los programas actuales de radio ni de TV.

En el caso de ser nombrados directores artísticos de un canal, ¿qué harían ustedes?

Tita: Contratar a la Merello, ¿y usted que haría?

Hugo: La respuesta anterior justifica que no pueda contestar ésta.

¿Cuál es la máxima preocupación actual de ustedes?

Tita: ¿Se arreglará el mundo? ¿Seguirán los hombres sin entenderse? ¿Veré yo un mundo mejor?

Hugo: Como siempre, mi tierra y mi pueblo. Por quererlos como los quiero, sufrí las más crueles injusticias, que algún día tendré el gusto de relatar. Es el mejor regalo que puedo hacerles.

¿Y la mayor ambición?

Tita: La anterior. Que aunque no es mi mayor ambición, es mi mayor empeño.

Hugo: Verlos felices.

"La Canción de los Barrios"

| Página 1 | Página 2 |


| Arriba | Atrás | Comentarios | Recomendar |


| Home | Archivo | Cine & Series | Comics | Dadá | Especiales | Figuritas | Herodoto | Libros & Revistas |

© 2017 Televicio Webzine
Sitio hosteado por Quinta Dimension