Christopher Lee boicotea a El señor de los anillos