El Hobbit en manos de Guillermo del Toro