Roger Moore actor y director de ciencia ficción

Roger Moore
actor y director de ciencia ficción

por Dixon Moya

Cuando se habla de Roger Moore es posible que personas de tres generaciones diferentes lo reconozcan. No en vano este actor inglés, maestro en el arte de la expresión facial, desde finales de la década de los cuarenta hasta nuestros días, ha aparecido de forma recurrente tanto en cine como televisión.

Cuando se habla de Roger Moore, nacido el 14 de octubre de 1927 en Londres, es posible que personas de tres generaciones diferentes lo reconozcan. No en vano este actor inglés, maestro en el arte de la expresión facial (especialmente de la ceja levantada), desde finales de la década de los cuarenta hasta nuestros días, ha aparecido de forma recurrente tanto en cine como televisión.

Personalmente, una imagen ha marcado mi niñez, la aparición de un hombre llamado Simón Templar con su aureola, cara de yo no fui y una indefinible y sospechosa profesión, era "El Santo" (The Saint), una de las series (de esas que ahora llaman de culto), más exitosas de todos los tiempos, 118 horas grabadas, durante ocho temporadas desde 1962 a 1969. Los más jóvenes quizás identifiquen a Moore con James Bond, siendo el actor que interpretó al agente secreto británico, en más películas y durante más tiempo (de 1972 a 1985), al cual le imprimió un carácter irónico, más humano. Los más viejos, tal vez lo recuerden como Beau Maverick, supuesto primo inglés del famoso pistolero y jugador del viejo oeste, o como el joven galán de películas históricas al lado de Lana Turner, "Diane" (1956), o románticas con tinte religioso, "The Miracle" (1959), que en su época hizo llorar a muchos por la historia de amor entre Moore y Carroll Baker. Sin mencionar su trabajo en compañía de Tony Curtis, en la serie televisiva "The Persuaders" (1971).

En síntesis, Roger Moore pareciera sinónimo de hombre de acción, así en su vida real deteste la violencia y las armas, lo que ha enfatizado en su labor como Embajador de buena voluntad de UNICEF. Así que si hablamos de este actor, como intérprete y director de ciencia ficción, más de uno preguntará de qué se trata, lo cual definiremos a continuación. Gracias a su rol protagónico en El Santo, Moore fue conocido en el mundo entero, lo que no saben muchos es que aparte de caracterizar a Simón Templar, nueve episodios fueron dirigidos por él, entre ellos uno en especial, que varios comentaristas han alabado por su tratamiento y destacado por ser pionero, dentro de las series de acción, del tema fantástico y de ciencia ficción. En efecto, el capítulo titulado "The house on Dragon´s Rock", (emitido el 24 de noviembre de 1968), se desarrolla en el país de Gales y su argumento gira alrededor de una serie de acontecimientos misteriosos, que los pobladores atribuyen a varias causas de orden sobrenatural, pero se producen por un experimento científico con hormigas. Templar hace una presentación inolvidable de Gales: , "A land of mountains and scudding clouds. A land of brooding mystery steeped in the past. A land of song and sorcery. It is the home of Merlin, King Arthur’s master magician, and unpronounceable names." (Una tierra de montañas y nubes. Una tierra de misterio melancólico, remojado en el pasado. Una tierra de canto y hechicería. Es el hogar de Merlín, el maestro mago del Rey Arturo y nombres impronunciables).

Pero si hablamos de Moore en su época como James Bond (personaje siempre rodeado de avances tecnológicos, aparte de muchachas bonitas), no puede olvidarse que durante su encarnación, el espía decidió abandonar el seguro refugio de nuestro planeta, para aventurarse en el espacio exterior, en la inolvidable "Moonraker" (1979), que si bien ahora podemos ver sin mayor sorpresa, antecedió con una fidelidad sorprendente a los transbordadores espaciales, que por esos días hacían el tránsito de maquetas a cohetes reales en la NASA. De igual manera probó que el amor no era incompatible con la ausencia de gravedad, por el contrario parece facilitar su manifestación más placentera.

En la filmografía de Moore, aparece una película, no muy conocida, pero que los especialistas en su carrera cinematográfica, no dudan en calificar como una de sus mejores interpretaciones, la de Harold Pelham, en "The man who haunted himself" (1970), en donde el personaje principal, sufre un accidente automovilístico, que genera un misterioso fenómeno, una especie de desdoblamiento, pues el personaje se desenvuelve en escenarios diferentes al mismo tiempo, creándole una gran confusión psicológica, pues no sabe si está vivo o muerto. Como anécdota misteriosa, el director y guionista de la película, Basil Dearden, efectivamente falleció unos meses después del estreno en un accidente de carretera.

Pero estas no son las únicas relaciones entre el actor británico y la fantasía audiovisual. En 1961, rodó en Italia una pintoresca película titulada "Il ratto delle Sabine" (El rapto de las Sabinas), interpretando a Rómulo, uno de los fundadores de Roma, en una trama donde la historia se fusiona con la mitología grecolatina. En 1988 participa en una coproducción estadounidense-yugoslava titulada "The magic snowman", en donde le presta su voz a un muñeco de nieve que cobra vida para hablarle y aconsejarle a su creador, un pequeño niño. En 1995 actúa y produce una cinta para televisión llamada "The man who woldn´t die", en la que aparecen también Malcom McDowell y Nancy Allen (otras dos celebridades destacadas en el mundo de la ciencia ficción), con un guión que mezcla intriga policíaca con efectivas dosis de terror y fantasía, en el duelo entre un escritor y un psicópata.

Para terminar, no podemos olvidar la última película en la que aparece Roger Moore, "The Enemy" (2001), en la que vuelve a interpretar a un espía, un agente del M-16, esta vez mucho más creíble y maduro, quien debe impedir que la fórmula secreta de un arma biológica caiga en malas manos. Posiblemente no pertenezca exactamente al género que nos interesa, pero hay ciencia y ficción de por medio.

Moore no sólo ha personificado a varios de los más destacados personajes británicos ficticios desde Ivanhoe hasta Sherlock Holmes, para no volver a citar sus dos más famosas caracterizaciones. Este otrora hijo de policía, quien prestó servicio en la inteligencia militar durante la Segunda Guerra Mundial, que trabajó como dibujante en una productora de dibujos animados, y fue modelo de revistas (en compañía de su gran amiga, Audrey Hepburn, a quien le heredó su rol voluntario en UNICEF), también ha tenido que ver con ese bien avenido matrimonio entre los ingleses y la fantasía anticipatoria.

De esta manera, espero que al concluir este breve texto, el ocasional lector no se sorprenda si en el futuro alguien afirma que Roger Moore, ha sido un destacado actor y director de ciencia ficción. Para mayor información sobre el tema, y de paso si desea contribuir con la buena causa de UNICEF, puede consultar la página oficial:

www.roger-moore.com

Dixon Moya
Bogotá, Colombia

Facebook Comments Box

Etiquetas

Search