Addresses cannot be hidden because the administrator has not set the reCAPTCHA Mailhide keys.

OFF TOPICS

103 replies [Last post]
Anonimo

Bienvenidos a este foro, pasen por su propia voluntad y dejad un poco de vuestra felicidad!!!

Foro para hablar de temas que no se mencionen en otros foros.

No se admiten.

- Intransigentes.
- Gente que le gusta pelear.
- Palabras soeces.
- Vampiros.
- Automutiladores.
- Abortos.
- Personas que no saben leer.
- Perros.
- Pesimistas.
- Fanaticos de la religion.
- Violadores.
- Entrar con los zapatos sucios.
- Obligatorio saco y corbata, mujeres traje de gala.
- Prohibido fumar (y no invitar).
- Ciegos.
- Policias.
- Pedir limosna.
- Politica.

Etc.

Algunas historias son largas, si estas muy apurado, saltatelas y lee las que son cortas. Por favor los amigos dejad un post para saber quienes me visitaron.

Bienvenidos!

Capt. Beto.
[ Este mensaje fue editado por: capitanbeto on 25-01-2007 02:10 ]

Anonimo
OFF TOPICS

ok me dare una vuelta.

Anonimo
OFF TOPICS

Quote:
23-01-2007 a las 16:05, capitanbeto :
LO QUE ES UN VERDADERO AMIGO ***

Mi amigo no ha regresado del campo de batalla, señor.
Solicito permiso para ir a buscarlo - dijo un soldado a su teniente.
Permiso denegado.- replico el oficial. No quiero que arriesgue usted su vida por un hombre que probablemente ha muerto.
El soldado haciendo caso omiso de la prohibición, salió, y una hora más tarde regreso mortalmente herido, transportando el cadáver de su amigo.
El oficial estaba furioso: Ya le dije yo que había muerto!!!
Dígame!!.....Merecía la pena ir allá para traer un cadáver ?
Y el soldado, moribundo, respondió: Claro que si, señor! Cuando lo
encontré,todavía estaba vivo y pudo decirme:
Estaba seguro que vendrías!

[ Este mensaje fue editado por: capitanbeto on 25-01-2007 11:42 ]

Esta de poca… esta fabula, al igual que tu foro
En una escala del 1 al 10
Te pongo 10
Sigue así
Hasta luego

Anonimo
OFF TOPICS

El gorrión

Un invierno frío y desapacible un gorrión pasó dos noches a la intemperie con el único abrigo que proporciona la rama de un árbol. Convencido de que no podría sobrevivir una tercera noche en esas condiciones, abandonó el árbol en busca de un refugio mejor. Mientras volaba sentía como se le congelaban las alas, hasta que finalmente cayó al suelo. Cuando yacía congelándose, se dio cuenta de que esa noche acabaría su vida. Ya pidiendo en silencio por una muerte rápida, de repente, en su estado de semiinconsciencia, sintió como era cubierto por un caliente abrigo. Poco después recuperó la consciencia, y vio que una vaca había estercolado generosamente sobre él. El nuevo soplo de vida y el supremo confort que sintió le hicieron muy feliz, así que comenzó a cantar. Un gato que pasaba por allí oyó los gorgojos, localizó la boñiga y cuidadosamente removió los excrementos para descubrir al pequeño gorrión, al cual rápidamente se comió.

Hay tres moralejas en esta historia:

1.- Si alguien se caga en tí, no es necesariamente tu enemigo.

2.- Si alguien te saca de la mierda, no es necesariamente tu amigo.

3.- Si estás con la mierda al cuello, pero feliz, mantén la boca cerrada.

Anonimo
OFF TOPICS

Un conejito está corriendo por la jungla cuando ve a una jirafa que se
está haciendo un churro de mota. El conejito se para y le dice a la
jirafa: - amiga jirafa, no te fumes ese pedo. Mejor vente a correr
conmigo ¡ya verás que sano es!

La jirafa lo piensa y decide tirar el churro y en chinga se va detrás del
conejito sude y sude... corre y corre. Los dos están corriendo por el
bosque y descubren a un elefante a punto de chingarse una raya de coca. El conejito se acerca al elefante y le dice:- amigo elefante, no la chingues, deja de meterte esa madre y vente a correr con nosotros ¡verás que bien te vas a sentir!

El elefante lo piensa, tira su espejo con la raya y decide seguirlos. Están
los tres corriendo como locos cuando, de pronto, se encuentran con un león que está a punto de inyectarse una dosis de heroína. El conejito le dice:
- Amigo león, deja esa mierda y ven a correr con nosotros, ya verás lo
bueno que es. El león se acerca al conejo y le acomoda zarpazo que casi lo
mata.

Los otros animales, escandalizados, preguntan al león: - ¿Por qué has hecho eso? ¡El conejito sólo quiere ayudarnos! Y el león responde: ¡es que este pinche conejo me hace correr como pendejo cada vez que se mete una tacha!!!

UN DIA UN GALLEGO SE ALISTO A LA MAFIA, PARA TRANSPORTAR DROGA, Y QUE LO MANDAN A TRAER COCA A COLOMBIA… REGRESO Y TRAJO PEPSI POR QUE ESTABA MAS BARATA.

Anonimo
OFF TOPICS

Perros vs. mujeres

26 razones para mantenerse soltero y salir corriendo a comprar un perro.

1.- Tu perro no llora.

2.- Tu perro adora que tus amigos te visiten.

3.- A tu perro no le molesta que uses su champú.

4.- Tu perro piensa que cantas bien.

5.- Entre más tarde llegues, tu perro se alegra más de verte.

6.- Tu perro te perdona si juegas con otros perros.

7.- Tu perro no se da cuenta si le dices el nombre de otro perro.

8.- Los perros piensan que los eructos son divertidos.

9.- Todo el mundo puede tener un perro bonito.

10.- Si tu perro es hermoso, los otros perros no lo odian.

11.- Los perros no van de compras.

12.- Tu perro adora que dejes cosas tiradas.

13.- El carácter de tu perro es igual todo el mes.

14.- Tu perro nunca necesita "examinar la relación".

15.- Los padres de tu perro nunca te visitan.

16.- Tu perro entiende que los instintos son mejores que preguntar las direcciones.

17.- Los perros no odian su cuerpo.

18.- Los perros no critican.

19.- Los perros no usan tu ropa.

20.- Es legal mantener encadenado a un perro.

21.- Los perros nunca esperan regalos.

22.- Los perros nunca necesitan un "masaje de pies".

23.- Tu perro te encuentra divertido cuando estás ebrio.

24.- Los perros no hablan.

25.- Los perros no son maliciosos.

26.- Los perros rara vez viven más que tú.[ Este mensaje fue editado por: alepsinue on 06-10-2010 14:49 ]

Anonimo
OFF TOPICS

LA CERVEZA VS LA MUJER

Una CERVEZA esta siempre mojada. La MUJER no... Punto para la CERVEZA!

La CERVEZA es horrible si esta caliente... Punto para la MUJER!

Una CERVEZA helada te satisface... Punto para la CERVEZA!

Si regresas a casa oliendo a CERVEZA, tu mujer puede enojarse.
Si llegas a casa oliendo a MUJERES, tu mujer seguro que se enoja y hasta puede dejarte...Empate!... Ya que depende del punto de vista.

Diez CERVEZAS en una noche y despues no puedes manejar a casa. Diez MUJERES en una noche y no hace falta manejar a ningún lado... Punto para la MUJER!.

Si un policia te siente olor a CERVEZA te puede arrestar, si el policia te siente olor a MUJERES te invita una cerveza... Punto para la MUJER!

La CERVEZA cuanto más vieja, es mejor... Punto para la CERVEZA!

Muchas CERVEZAS pueden hacerte ver ovnis, mucha MUJERES puede hacerte ver a Dios... Punto para la MUJER!

Arrancarle la etiqueta a una CERVEZA es divertido. Arrancarle los calzones a una MUJER es mucho MUCHO mas divertido... Punto para la MUJER!

Por una CERVEZA pagas impuestos... Punto para la MUJER!.

Si te tomas otra CERVEZA, la primera no se enoja... Punto para la CERVEZA!

Puedes estar siempre seguro de que eres el primero en "destapar" una CERVEZA ... Punto para la CERVEZA!

Si agitas una CERVEZA, despues de un rato se calma sola... Punto para la CERVEZA!

Clara, oscura, en cualquier momento puedes escoger la CERVEZA que quieras... Punto para la CERVEZA!

Una CERVEZA sabes exactamente cuanto te va a costar... Punto para la CERVEZA!

La CERVEZA no tiene mamá. Punto para la CERVEZA!

Puedes hacerlo si quieres, pero la CERVEZA no te pedira que la abraces durante media hora despues de haberla tomado... Punto para la CERVEZA!

PUNTUACIÓN FINAL: La CERVEZA le gana a la MUJER (10 a 6)

Si eres una MUJER y en este momento te estas enojando, piensa que la CERVEZA no se enojará por esta batalla...? Otro punto para la CERVEZA! MARCADOR FINAL 11 A 6

Anonimo
OFF TOPICS

EMBARAZO.............

Una joven de 17 años, habla con su mamá y le dice: Mami, acabo de hacerme los análisis y estoy embarazada

-Que! (gritos, imprecaciones, lamentos, lágrimas, etc.etc......) y ¿quién ha sido el cerdo?, quiero saberlo...y ahora, se lo dices a tu padre y te la arreglas con él y más vale que ese asqueroso dé la cara.

Entonces la chica hace una llamada telefónica, al rato se detiene un Ferrari último modelo, del que baja un tipo algo maduro, de aspecto distinguido, pelo entrecano, impecablemente vestido, toma asiento en el living, delante del padre, la madre y la joven.
Buenos días, me ha informado su hija del problema, sin embargo yo no puedo casarme porque tengo mi familia y esto fue sólo una aventura, pero me haré cargo del asunto.

Si nace una niña, le voy a dar 3 tiendas en pleno centro, 2 departamentos bien ubicados, una casa en la playa y una cuenta de ahorros por U$S 500 mil.
Si nace un niño, el legado será, 2 fábricas, 2 departamentos, 1 casa en los lagos del sur y la cuenta de U$S 500 mil.

Si son gemelos, 2 fábricas a cada uno y U$S 500 mil a cada uno.
En cambio si se pierde el embarazo...

Y salta el padre... que había permanecido callado todo el tiempo, se levanta, le apoya la mano en el hombro y le dice................
Te la tiras de Nuevo!!!!

cual es el problema???

Anonimo
OFF TOPICS

Por que a los hombres les gusta hacer el amor mirandose en el espejo?????

Por que en los espejos de los carros dice:

Algunos objetos se ven mas grande de lo que son en realidad.

Anonimo
OFF TOPICS

jeje

Anonimo
OFF TOPICS

Un negrazon hacía tanto que no la ponía que si se tomaba un iogur, se moría de sobredosis, busca una puta y le pregunta:

- Cuánto cobrai negra? -

- 100 -

- Quéee? ia salieron los billete de 100? Achicá negra... -

- Buee: 50 -

- Tai loca? Mirá, tengo 12 -

- Por 12 no me dejo culiá ni por Brá Pi

- 12 y el celular -

- La negra lo piensa un poco y..... Bue, dale -

Se enfiesta el negro, termina, se viste, le da los 12, y comienza a irse

- Che negro: y el celular? -

- Anotá: 1556.................

Anonimo
OFF TOPICS

Juan Verdaguer....chistontos

Mi esposa y yo tenemos el secreto para un matrimonio feliz: dos veces a la semana vamos a un restaurante y disfrutamos de una rica comida y un buen vino.
Ella va los martes y yo, los viernes.

Siempre llevo a mi mujer a todas partes.
Lo malo es que ella siempre encuentra el camino de regreso.

Le pregunte a mi mujer adonde quería ir para nuestro aniversario.
Ella me dijo:
"a algún lugar en el que no haya estado hace mucho tiempo".
Así que le sugerí la cocina.

Con mi mujer siempre caminamos tomados de la mano.
Si la suelto, se va de compras.

No he discutido con ella en 18 meses.
Es que no me gusta interrumpirla.

Mi mujer tiene una tostadora eléctrica, una freidora eléctrica, una exprimidora eléctrica, una cafetera eléctrica y una batidora eléctrica. Un día se quejo:"hay tantos electrodomésticos que ya no queda lugar para sentarse".
Entonces le compre una silla eléctrica

La última pelea fue culpa mía.
Mi mujer pregunto: "¿Que hay en la tele?
Y yo dije: "Bastante polvo".

El matrimonio es la causa numero uno de divorcio.
Estadísticamente, el 100 por ciento de los divorcios comienza con un matrimonio.

- Sabes, querida: cuando hablas me recuerdas al mar.
- ¡Que lindo, mi amor! No sabía que te impresiono tanto.
-¡No me impresionas... me mareas!

El marido le pregunta a su mujer:
- Querida, cuando me muera ¿vas a llorar mucho?
- Claro, sabes que lloro por cualquier tontería....

En un día de un calor bárbaro, el marido sale del baño y le dice a su mujer:
- Gordita, hace mucho calor y tengo que cortar el pasto. ¿Qué crees que dirán los vecinos si salgo desnudo?
- Que probablemente me case contigo por dinero...

- ¡Auxilio, socorro! Amor, que llamen a los bomberooos... se quema nuestra casaaaaa!
- Shhhh!... Silencio, mi amor, ya llame, pero no grites tanto. ¡¡ ¿Qué necesidad hay de despertar a tu madre?!!

Una pareja de esposos discutía acaloradamente en la calle:
- ¡Te voy a demostrar que no vales nada!
El señor hace señas a un taxista que se detiene frente a ellos.
-¿Cuánto me cobra hasta el aeropuerto?
- Hasta allí,... unos 60 €
- ¿Y con mi mujer?
- Lo mismo.
- Ya ves..., querida, no vales nada

Juan y María se encontraron por primera vez en la playa. Se miraron, se enamoraron y muy rápido se casaron.
En la noche de bodas, Juan le dice a María:
- Querida, de hoy en adelante te llamare Eva.
- ¿Por qué?
- Porque eres mi primera mujer.
- Bueno, que bien, entonces yo te llamare Peugeot.
- ¿Por qué?
- Porque eres el 406

Una pareja está en un restaurante. Ella le dice a él:
- Mira, el joven de la corbata roja me está sonriendo.
- Bah! La primera vez que te vi, yo también me moría de la risa.

- Sonia, prométeme que cuando me muera te casarás con Antonio.
- ¡Pero, si es tu peor enemigo!
- ¡Pues por eso, para vengarme!

¿Usted tiene algo contra los negros?...
Yo sí, espray.

Un negro entra en un bar con un loro en el hombro.
El camarero se les queda mirando y dice.- ¿De dónde lo sacaste?
Y el loro contesta.-En África hay cantidad.

Iba un negro esclavo por el desierto y se encuentra un genio, este le dice que le pida tres deseos, y el negro dice quiero ser blanco, las cadenas menos pesadas y mucha, mucha agua, ya que estoy muerto de sed, y el mago lo convirtió en inodoro.

Usted sabe que es peor que la violen 10 piratas….
No…
-Que el capitán garfio le meta un dedo en el coño.

Mama, mama, ¿Cómo que tu eres blanca, mi papa es negro y yo de piel amarilla?...
-Mira hijito, si supieras la fiesta que hubo ese día deberías alegrarte de no ladrar.

Van dos mejicanos bebiendo y uno le dice al otro…
-que viva la menstruación…
-oye compadre…querrás decir la revolución…
-Pues es lo mismo…lo importante es que corra sangre.

La abuela le dice a la nietecita… ¿Cómo dices que se llama ese alemán que me tiene completamente loca?
Alzhéimer, abuela, alzhéimer.

¿Usted sabe en qué se parece una mujer a un huracán?
En que primero te chupan todo y luego se llevan la casa.

Anonimo
OFF TOPICS

CORALY PIRMEZ

Luitpold Von Iss.

En una antología como ésta, una historia pía de espectros no está fuera de lugar, puesto que hemos querido que en ella se encuentren toda clase de historias de fantasmas.
Este cuento es un extracto de una de las recopiladas en Historias y Leyendas, obra editada en Bruselas en 1893. La publicación, gracias a la baronesa Drion, fue después de la muerte del autor. CORALY PIRMEZ nació en Chatelet el 4 de junio de 1833 y consagró su vida a las obras de caridad.

.......El prior del convento de S... en Austria, volvía a su celda después del oficio de la noche. Cansado de la dura jornada, se sentó antes de echarse a dormir.
Era a mediados de las vacaciones de setiembre.
El religioso había asistido por la mañana a los funerales de un alumno del colegio, que había muerto a los quince años de edad.
Los padres del difunto quisieron que, desde el pulpito, el prior pronunciara una oración fúnebre, según se acostumbraba cuando fallecía un miembro de su casa condal.
El superior no se había negado a ello; pero, se acordaba como si fuera ahora, la preparación del pequeño discurso no le había resultado fácil, pues, por nada en el mundo, el santo varón habría consentido en deformar la verdad.
¿Y qué se podía decir del adolescente? ¿Qué virtudes había practicado?
De una poderosa familia, futuro heredero de altos títulos, poseedor de un mayorazgo, este hijo único había sido adorado por sus padres, adulado por sus numerosos vasallos, sirvientes y criados, siempre a sus órdenes.
El muchacho poseía atractivas cualidades físicas: era guapo, gentil, de modales distinguidos; pero, desgraciadamente, era orgulloso, egoísta, muy ignorante y nada sumiso. Fue precisamente la desobediencia lo que le acarreó, tan joven, la muerte.
Comunicaron al prior que de vuelta de una expedición de pesca, Luitpold se había resfriado.
Los más célebres doctores de Viena, llamados con toda urgencia, habían tranquilizado a los padres sobre la curación de la enfermedad, pero no obstante recomendaron al joven conde no tomar, por unos días, el aire de la noche.
A pesar de los consejos de la docta facultad, el estudiante se escapó a la mañana siguiente, a medianoche, para pasear por el bosque, pues un guarda de caza le había asegurado que el urogallo de las montañas dejaría oír su misterioso canto.
Y realmente el gran urogallo había aparecido, cosa inaudita en setiembre. Luitpold había oído el grito fantástico y vio brillar a la luz de la luna el suntuoso plumaje; pero Luitpold había vuelto temblando al castillo y ocho días más tarde, se marchaba de este mundo. La crónica de la aldea señorial, lo narraba de este modo.
—¡Pobre nuestro joven conde! —gemían los villanos mientras agonizaba—; en su delirio sólo habla de gallos salvajes, corzos, ciervos y ortegas. ¡Oh, destino!, ¡no será él quien vea estos bosques, no será su fusil el que derribará el gran urogallo, el pájaro de la desgracia...!
Antes de pronunciar la oración fúnebre, el prior preguntó por los últimos momentos del difunto.
—¿Había recibido los santos sacramentos?
—¡Ciertamente, reverendo! —había contestado el bailío, administrador de los bienes de la noble casa—. La señora condesa no quiso negligir este punto de las buenas costumbres.
Pero el ayuda de cámara confesó, muy bajo, que el capellán había sido llamado a la cabecera del moribundo un cuarto de hora antes de su muerte y si el joven señor recibió la comunión, continuó más bajo todavía, la recibiría durante los últimos minutos que preceden a la eternidad.
—¿Y el muchacho —preguntó el prior— supo al menos que iba a morir?
—No reverendo padre, la señora condesa no permitió que se lo dijeran. Ella misma dijo al capellán del pueblo, enviado en el último momento, que el señor Luitpold, alumno de la abadía de S..., era muy pío: bastaría con insinuarle con delicadeza —añadió— que para lograr una pronta recuperación, haría bien en confesarse y comulgar, pues la madre deseaba que tomara parte, pasado mañana, en una cacería a caballo por los llanos del condado. Sobre todo, había insistido varias veces, la señora condesa: ¡no os olvidéis de hablarle tal como os he indicado, no fuera que el chico se asustara!
—¡Vaya, vaya! —suspiró el religioso que escuchaba con atención.
—Para los villanos y el guarda de caza —prosiguió el ayuda de cámara—, la muerte del joven señor, es una pérdida.
—¿Y esto por qué? —preguntó el prior, ávido de encontrar un tema para su discurso.
—Pues bien, reverendo, el difunto era muy generoso en sus excursiones de placer: el conde regalaba varios florines para recompensar al guarda que le indicaba un nido de currucas o una carnada de perdigones y no se olvidaba de gratificar al que le traía o mariposas para su colección, o edelweis para su herbario, o un ruiseñor para su pajarera. ¡Siempre, mi señor remuneraba los pequeños servicios!
El prior aprovechó estas explicaciones obtenidas de una fuente tan verídica.
Durante la oración fúnebre, se extendió ampliamente sobre el pesar de los padres, habló de los magnánimos instintos de la flor de generosidad encerrada en el corazón del hijo que lloraban; esta flor que bien cultivada, se habría transformado más adelante en bellas obras de caridad.
El superior de la abadía acababa de entrar, como decíamos, en su celda y pensaba en la magnificencia de los funerales del joven conde y también en menor grado en la oración fúnebre pronunciada.
«Realmente no ha estado del todo mal —pensó con secreta complacencia—, lo he conseguido. Y no obstante era difícil, con tan pocos argumentos...», pero, al darse cuenta de estos efluvios de vanidad, el religioso se apresuró en retractarse y suspiró profundamente.
Una vaga tristeza invadía su corazón. Ya la había sentido durante el servicio divino y ahora volvía a apoderarse de él.
De repente, hostigaron su espíritu terribles pensamientos sobre el destino eterno de Luitpold.
«¡Dónde estará su alma! —se preguntaba con angustia el prior—. ¡Oh, Señor, tened piedad, tened piedad de ella!»
Y el abad, abatido por el peso de una inquietud indefinible, olvidándose de su descanso que le era tan necesario, se arrodilla y empieza a rezar el rosario.
En ese momento, llaman a la puerta de su celda. Un golpe seco, rudo.
«¿Quién puede llamar a estas horas? —se dijo—. Es medianoche, ya hace tiempo que acompañé a los monjes a sus celdas.
»¡Pero, no!, es una ilusión, no han llamado, porque habría oído el benedicamus domine que nuestra regla ordena decir cuando se llama a la puerta del prior.»
Y continúa rezando el rosario. Pero vuelven a llamar.
El religioso se levanta. Antes de que llegue a su pequeña puerta, se abre sola y entran dos personajes.
Silenciosamente, se colocan a ambos lados de la puerta y hacen un signo imperativo al abad.
El religioso comprende. Esta señal indica: ¡en marcha, nosotros te seguimos!
Más tarde se dio cuenta: si el prior se hubiera negado a cumplir esta orden habría sido inútil.
Salió de la celda.
Los fantasmas, inclinándose ante el abad se colocaron uno a su derecha y otro a su izquierda.
Ante ellos, las puertas de los claustros se abrieron y cerraron como por encanto.
Aunque la noche era lluviosa, sin luna ni estrellas centelleantes, el camino estaba iluminado por un extraño resplandor que surgía de sus acompañantes.
El de la derecha llevaba un pequeño cáliz o mejor una custodia de oro; el de la izquierda una espada luminosa que brillaba en la sombría noche.
Los fantasmas tenían alas de una blancura radiante. Blancura parecida a la de sus vestidos que recordaban a la nieve cuando brilla bajo el sol.
«¡Son ángeles! —se dijo el viejo admirado—. Qué pueden desear de mí, pobre pecador, estos enviados celestiales.»
—¡Seguidnos! —dijeron, como si respondieran al pensamiento del religioso.
Y siguió, mientras intentaba comparar las voces de los fantasmas con las melodiosas notas del órgano de la catedral de Viena.
Después de andar bastante tiempo, llegaron al cementerio. El perfume del romero y de los cipreses impregnaba el aire. La verja de hierro macizo se abrió ante ellos, como se habían abierto sin ruido las puertas del monasterio.
Se encaminaron hacia las tumbas pertenecientes a las familias de patricios.
Pronto llegaron ante una capilla sepulcral, cuyos revestimientos eran de mármol jaspeado.
El ángel de la espada luminosa tocó la puerta de bronce repujada de escudos de armas. Se abrió.
«¡Es el sepulcro de los condes de Iss...—pensó el prior, emocionado—. Esta mañana ha recibido el último vástago de este ilustre nombre.»
Los ángeles entraron.
El religioso les seguía. Vio la luz de una lamparilla que temblaba en un pequeño nicho, una larga hilera de tumbas: varias de mármol negro, representaban un caballero completamente armado; otras, una joven en actitud de orar; otras aún, una columna rota; algunas sostenían la mitra y el báculo. Pero todas tenían un punto en común: el escudo de la casa de Iss... esculpido en el frontiscipio «oro en la faja de las gules».
Esta casa tenía alianzas hasta con el trono.
Los ángeles se detuvieron ante la última tumba. Era un mausoleo de mármol de Carrara. Llevaba inscrito un único nombre:

LUITPOLD
el último de nuestra raza.

En este momento un enorme ruido, parecido al bramido del trueno, agitó el recinto sepulcral: la espada del ángel había partido el mausoleo y la parte superior de la tumba se abrió estrepitosamente.
—Acercaos y contemplad —dijo el ángel al religioso.
¿Qué vio? ¡Ah, es espantoso decirlo...! Vio lo que fue Luitpold, conde von Iss...
Está allí, muerto... el sudario roto deja el cadáver al descubierto. Un reptil, especie de serpiente marina, roe el corazón y las entrañas. La cabeza está intacta... la boca abierta... De esta boca pende un objeto brillante, diáfano, como el diamante, reluciente como el sol.
El segundo ángel deposita entre las manos del religioso el cáliz de oro e indica, con un gesto respetuoso, el objeto brillante que se encuentra entre los dientes y el paladar sin rozar con ninguno de ellos.
El religioso se inclina y toma, con la patena, la hostia consagrada, el cuerpo y la sangre de Nuestro Señor Jesucristo.
Y los ángeles se arrodillan y exclaman: Sanctus, Sanctus, Sanctus, Dominus Deus exercituum!
El religioso ha comprendido.
Poniendo de nuevo la santa hostia en el cáliz, el prior se arrodilla y adora.
Es la hostia que Luitpold recibió momentos antes de partir hacia la eternidad, sin que la condesa, ciega por el cariño, permitiera que se advirtiese a su desgraciado hijo que moriría y que debía prepararse para la muerte.
Esta narración que precede puede leerse en los Recuerdos históricos, manuscrito del reverendo padre Von Bartel, prior de la abadía de S..., en Austria, muerto en olor de santidad el 17 de setiembre de 1785. Fue escrito hace cien años. El documento del prior acaba de este modo: «Me desperté de rodillas por la mañana en la capilla de nuestro convento.
»Pensé que había tenido un triste sueño, ¡realmente triste!
»Sin duda —me dije a mí mismo—, me habré quedado solo, según la costumbre, después de rezar las completas y me habrá sorprendido el sueño...
»Mientras, recopilando mis recuerdos, me acordé perfectamente que la víspera había subido la gran escalera hacia las nueve de la noche, para acompañar a nuestros religiosos a sus celdas...
«Estaba en este punto de mis pensamientos, cuando entró el hermano sacristán. Venía a adornar el altar para la primera misa que se celebra a las cuatro.
—El hermano, mirándome, parecía sorprendido. »
—¿Cómo, reverendo padre prior, habéis dado un paseo tan de mañana con este tiempo lluvioso?
»—¿Por qué me lo preguntáis, hermano Adalberto? »
—¡Pero, padre prior, los zapatos os traicionan: habéis andado por caminos enfangados... y no hablemos de la sotana!, también os acusa... está empapada de lluvia.
«Sus palabras me trastornaron, y sin contestar al querido hermano, que me miraba con curiosidad, incluso boquiabierto, encendí los cirios del altar y quise coger la llave del tabernáculo.
»No estaba en su escondite.
»Maquinalmente, metí la mano en el bolsillo de mi sotana: ¡la pequeña llave dorada, con borlas de oro, estaba allí!
»¡Incomprensible, inexplicable!
«Últimamente, no había distribuido la santa comunión al pueblo..., ¿cómo era posible que la llave del tabernáculo estuviese en mi bolsillo?
«Temblando abrí la puertecilla de cobre cincelado...
«¡Dios mío!, todavía tiemblo al escribirlo...
»La abrí... y vi... ¡el cáliz de oro! Este cáliz escondido en la abadía, pero que yo..., ¡yo! había visto en las manos del ángel y que yo mismo había sostenido para tomar... de la boca de un cadáver el cuerpo de Dios vivo!
»¡Y en este cáliz, ayer desconocido, una hostia!
«Cerré llorando la puerta del tabernáculo y prometí al Señor que nadie sabría, antes de mi muerte, lo que había ocurrido aquella noche de setiembre del año 1784.
«Mientras, preparándome para ofrecer el santo sacrificio, intentaba tranquilizarme.
«Dios —me dije—, ha permitido este milagro porque Luitpold recibió demasiado cerca de su muerte la santa hostia, y las especies no pudieron ser consumidas..., sufriendo una profanación en la boca de un cadáver...
«No, no, lo que he visto no es de ningún modo un indicio de la reprobación de esta alma...
«Y me puse a rezar por ella.
«Pero, durante la celebración de la misa, soporté el peso de una angustia mortal.
«Hacia las ocho y media, el guarda de las tumbas vino al convento, donde está su hijo, entre nuestros hermanos conversos.
«Lo encontré cuando me dirigía al coro para salmear la sexta y la nona. Se me acercó y me pidió permiso para decirme algo sorprendente, extraordinario, ¡inaudito!
»—Bien, ¿qué tienes que decirme?
»—Esta mañana, reverendo padre prior, cuando iba a poner aceite en la lámpara mortuoria del mausoleo Von Iss..., ¡encontré la tumba del conde Luitpold partida en dos y las letras de su nombre, rotas!
«Después de las vísperas me dirigí hacia el mausoleo.
»¡Sí, la piedra estaba rota de arriba abajo; no obstante, los pedazos de Carrara habían sido reunidos y leí, grabado en letras de fuego, esta palabra que hará temblar a los sacrílegos:

¡Condenado!»

Anonimo
OFF TOPICS

Abuelito... vos viste esas meta anfetaminas que yoi tenia en la nevera?????

---- No mijo, .... y vos viste esos dragones fosforescentes en el pasadizo????????

Anonimo
OFF TOPICS

Esto es un abuelo que le dice al nieto: hijo mío, como se llama el tio ese alemán que siempre me esconde las cosas???
NIeto: Alfeimer abuelo alfeimer!!!!

Anonimo
OFF TOPICS

ja ja ja ja muy bueno

Anonimo
OFF TOPICS

Esto es el hombre que llega a casa a las tantas de la mañana y le dice a voces a la mujer: María prepárate que te voy a pegar tres polvos esta noche!!! Uno detrás de otro!!!.
María asombrada dice: pero Manolo, que ya vas borracho otra vez??
Manolo descojonao: No hombre no, que vengo con dos tios más!!!!!! :-]

Anonimo
OFF TOPICS

Esto es un hombre que entra con dos mujeres al pizzahut, este le dice al de la barra: familiar porfavor
camerero: ay que son primas?
hombre: no son putas y tienen hambre!!! :-]

Anonimo
OFF TOPICS

LIBRO: EL ATAQUE DE LOS VAMPIROS.

Todo empezo cuando viajamos a la Selva del Peru, por la curiosidad de probar una sesion de Ayahuasca, esa planta alucinogena que te abre la mente y te responde a las interrogantes de tu vida.

No se quien tuvo la idea de irnos los mas profundo dentro del bosque que pudieramos, para evitar el bullicio.

Era un dia viernes, 9 pm. Hora de los espiritus en la Selva.

Luego de "icarar" al ayahuasca, bebimos la cuarta parte de un frasco de Gatorade de la pocima, solo habia una vela prendida en el medio de la cabaña en el medio de san puta madre dentro del bosque, las estampitas de santos, una foto de Jesus, y un poco de agua bendita.

Estabamos esperando que nos haga efecto, y esperando que no nos den ganas de arrojar, ya que si vomitas, no produce efecto.
Dice que es que la planta te rechaza y no te quiere mostrar nada.
Escuche un ruido afuera de la choza, y al asomarme por la ventana, vi a unas dies personas con dientes afilados, ojos malignos, atacando la choza, pero no podian ingresar por que no los habiamos invitado, asi que empezaron a manipualr mentalmente al grupo a ver a quien hipnotizaban para que les abra la puerta.

Puta madre muchachos!!!! Cojan cada uno un poco de agua bendita, y traten de armar cruces con pedazos de madera.

Hicmos mierda los muebles rusticos de la cabaña y afilamos unas estacas y armamos cruces, cruzando dos pedazos de madera.
Estabamos todos recostados en un sleeping bag tirado en el suelo, cuando en eso este se comenzo a levantar por partes, como si añlguien desde abajo lo levantar cpon el puño cerrado de parte en parte, como si alguien con su puño empuejra hacia arriba, y luego probara en otro lado, no se si para saber donde estabamos.

Estabamos mas nerviosos que un tartamudo apunta de cantar en publico!!!!!

(Continuara)

Capitan Beto.

Anonimo
OFF TOPICS

Que resulta de el cruce de un sabio con una prostituta?

?
?
?
?
?
?
Pues, un hijo de puta que se las sabe todas!!!!!

Saludos.
Capitan Beto.

Anonimo
OFF TOPICS

TERRIBLEE!!!!

jojojojo

NO PUEDE SER!!

las vueltas de la vida no?

Anonimo
OFF TOPICS

LAS VUELTAS DE LA VIDA...

Hace años me encontré con un amigo en la calle y lo primero que hizo fue recomendarme a una sobrina suya para ver si le conseguía puesto de cualquier cosa. Por aquel entonces yo tenía un pariente muy importante en el Gobierno y –ya ustedes saben cómo es Lima- los petitorios me llovían por docenas, creyendo la gente que, de verdad, yo tenía alguna influencia con el personaje de marras. Lo cierto es que del saludito no pasábamos porque nos caíamos como la patada, el uno al otro, con la particularidad, ítem más, de que el tipo era tan inservicial como un puente roto. Sin embargo, en el caso del amigo que comento me impactó de arranque la sinceridad con que se explayó sobre el currículo de su sobrina:

-Mira hermano, para qué te voy a engañar –me dijo- la pobre es una bestia como para figurar en el libro de Zoología... escribe a máquina con un solo dedo... llegó a quinto de Primaria porque su papá era el Director del colegio... del alfabeto hay cuatro o cinco letras que no conoce... si le preguntas dónde queda el Perú, la sientas... pero, eso si puedo asegurarte que Teodolisa... se llama Teodolisa, hermano, porque cuando la inscribieron, el de la Municipalidad estaba tan borracho que se le cruzó mi nombre, Teodoro, con el que le íbamos a poner a ella, Maria Luisa... y, total, resultó esta cosa horrible que ya no se puede cambiar sino con un expediente... como te decía, puedo asegurarte que Teodolisa no te dejará mal en ninguna parte, donde lo coloques, hermano...
-¿Cómo así –me desconcertó- si dices que...?
-Si, pues –corroboró- mal no te va a dejar porque todavía le falta experiencia... pero, peor si te deja de todas maneras, porque es muy empeñoso para prender y hasta ahora no aprende nada...
-Sí, claro –accedí- la buena voluntad es muy importante, viejo, pero ¿dónde puede trabajar tu sobrina, si me dices que es una...?
-¡Una bestia... dilo con toda confianza, hermano, porque estamos entre amigos. Pero, fíjate, en algún Ministerio de esos donde la gente va y cobra los quince sin ir nunca a la oficina... De estos puestos te hablo, pues hermanito...
Total, le tomé la dirección, el nombre de la chica sus datos personales... y le prometí hacer lo que fuera posible por ayudarla. Media hora después había olvidado el incidente cuando, en eso, me tropecé con el gringo Donovan, que venía desesperado con el contador de su oficina.
-¡Este maldito –me explicó el gringo- me hace la vida imposible, Sofo... quiere que lo bote de la empresa para cobrar tres sueldos más... para fregarme ha llevado los libros al revés y este año he pagado veinticinco multas a Contribuciones... no me saluda al entrar... raja de mí... me hace cachita con la nariz cuando paso junto a él...y, a este paso, en la empresa no me va a respetar ni el ascensor... ¿qué hago, Sofo, con este hombre...?
-¡Teodolisa...! –exclamé, con un grito de inspiración.
-No –meneó la cabeza- se llama Petroni...!
-¡Ah, Petroni, si lo conozco, claro... pero –aclaré- quiero decir que Teodolisa es la solución, gringo... Ven, vamos al café y te voy a explicar...
Le explique mi idea diabólica, consistente en nombrar a Teodolisa secretaria ejecutiva de la Contabilidad, directamente a órdenes del maldito Petroni, y esa misma tarde estaba llamando a Teodoro, el tío de la sobrina, para darle la noticia por teléfono. Me contestó la analfabeta en persona, según puede colegir por sus respuestas:
-Buenas noches, ¿hablo con la sobrina de Teodoro...?
-No, pero habla conmigo, que él es mi tío y da lo mismo...
-¡Ah, qué bien...! Y, dígame ¿a qué hora come Teodoro, para llamarlo...?
-¡Ah, si es por eso llámelo a cualquier hora, porque él come todo el día...!
-Bien, entonces, cuando llegue, le ruego decirle que lo ha llamado el ingeniero Sofocleto...
-¿Cómo... que ya están listas las fotos del ingeniero...?
-No, hijita... que lo llamó Sofocleto... Sofocleto... vea agarré una pluma...
-No tengo, porque no soy pájaro...
-¡Pluma de escribir, so pedazo de bestia! ¡Agarre un lapicero o lo que sea, que le voy a deletrear... ¿Me escucha...?
-Sí, a ver, deletreé nomás...
-Bien, “ese de Sofía, “o” de Octavio..., “f” de fósforo, “o” de Octavio, “c” de cama, “l” de luna, “e” de escoba, “t” de tierra y “o” de Octavio... ¿;Me entendió?
-Sí, que lo llamó Octavio... pero aquí lo tengo todo deletreado y si quiere se lo leo...
-¡Deletréelo –rugí, mordiendo el teléfono con las uñas.
-Ya... “ese” de Ezequiel, “o” de Horacio, “efe” de efervescente, “o” de horizonte, “c” de zeta, “ele” de elefante.
-¿Basta? .-grité enloquecido –bata, sino quiere que la estrangule ahora mismo, pedazo de mula estereotipada que acaba de arruinarme la ortografía para siempre...!
Corté. Luego ya repuesto, llamé a Teodoro, le di la noticia, arreglamos lo necesario y, al día siguiente. Teodolisa debutaba como secretaria ejecutiva de la Contabilidad. Tal como lo había calculado, a los quince días renunció Petroni al cargo y yo, por esas circunstancias de la vida, me fui al extranjero y durante largo tiempo no volví a saber una palabra del gringo Donovan. Hace una semana discutíamos la compra de un equipo electrónico cuyo dueño se negaba a venderlo por nada del mundo. Pregunté quien era y resultó ser Donovan. Lo llamé por teléfono y no me dejó hablar: “Basta, Sofo, el equipo es tuyo... pero, eso si vente a mi casa para tomarnos un trago juntos esta noche...” Bien, fui, llegué, me presentó a la señora, tomamos unos tragos y, de pronto por esas cosas que tiene la vida, ¿No?, le pregunté, riéndome a carcajadas: “Gringo ¿Y qué fue de la bestia esa que le encajamos de secretaria al italiano Petroni... se la llevó la Baja Policía o qué?!”.
-Teodolisa –dijo Donovan, sin quitarle los ojos de encima, a su mujer- trae un poco más de hielo, por favor...
¡No me vendió el equipo...!

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama

Anonimo
OFF TOPICS

Muy bueno.

Saludos.

EL PODER DE LA SUGESTIÓN

El otro día me encontré en la calle con el viejo profesor Strukell pero vi que se rascaba la nariz y –aunque han pasado muchos años del experimento- preferí borrarme de su camino para evitar el abrazo, el apretón de manos y, en fin, ese contacto personal que hay siempre cuando se encuentran dos antiguos conocidos. Desde luego, el profesor Strukell me lleva una punta de años pero, cuando nos conocimos, ambos pertenecíamos a una sociedad medio esotérica de aquel entonces, donde el tema de moda era la “auto-sugestión”, movilizada a través de los libros escritos por el francés Paul C. Jagot. Ahora bien, el Strukell –del que nunca se supo bien si era entomólogo, como él decía, o coronel de la Gestapo, como decían las malas lenguas- era un verdadero fanático de la auto-sugestión y –la verdad- quien tomaba nuestras reuniones con mayor entusiasmo y seriedad, como corresponde a los legítimos alemanes.

-A ver –decía- hoy haremos un experimento de auto-sugestión colectiva capaz de producirnos náuseas. Cada uno de nosotros debe concentrarse y pensar que está con náuseas, hasta que se le produzcan de manera evidente... todos listos... ya...!. Y arrancábamos en una especie de maratón enloquecida, hacia la náusea. En el grupo teníamos ejemplares humanos de toda clase, incluyendo caballeros jubilados, viudas que necesitaban un amante a gritos, solteronas que se aburrían en casa y estudiantes universitarios, amén de otras etcéteras entre las cuales me contaba yo. En mi caso, para la náusea, tenía un método infalible: Me acordaba de ciertos carnavales en los que vimos sobre la posta una gran masa de serpentinas coloradas. Bueno, cuando nos aproximamos descubrimos que no eran serpentinas sino un gato despanzurrado que mejor no lo describo porque terminamos todos en el devolutorio. Por lo tanto, para mí la prueba de la náusea era elemental y me aburría un poco porque el profesor Strukell la repetía dos veces por semana. Pero ocurrió que un día el profesor se presentó en nuestro local trayendo un perro lanudo bajo el brazo. Misteriosamente preguntó quiénes faltaban por llegar, entre los habitúes del círculo, y nos propuso la siguiente estrategia que, según él, se venía aplicando con mucho éxito en la universidad de Punk:
-A los últimos que vengan los haremos jugar con el perro. Y después les diremos que el perro tiene sarna. Con la autosugestión todos ellos comenzarán a rascarse como si, efectivamente, el pero tuviera sarna y los hubiese contagiado. Bien... entendieron todos... ¡Ya...!
Al rato llegaron dos rezagados, se les hizo la prueba y, para asombro de los presentes, al decirles el profesor que ese perro era sarnoso, comenzaron a rascarse –el uno al otro- desesperadamente, la concurrencia estalló en aplausos y el profesor muy felicitado, hasta por las propias víctimas del experimento. Sobre todo porque estaban felices de que la rasquinha sólo fuera producto de su imaginación. Acto seguido el profesor Strukell propuso que todos jugásemos un rato con el perro, para establecer la diferencia entre uno y otro estado emocional. Así lo hicieron mis compañeros de secta, pero como única excepción a la regla, yo me abstuve de tocar al mencionado can.
-Y usted –me preguntó el profesor Strukell –no le hace cariño al perro...
-No –contesté, espantando al animal con un periódico- porque yo lo conozco del barrio. Este es el perro de la bodega y está con sarna...
En esa época la sarna era terrible –como ahora- y, por lo tanto, mis declaraciones no sólo determinaron la liquidación del círculo esotérico y la dispersión definitiva del grupo, sino un zafarrancho de combate donde aquellos investigadores del espíritu humano sólo tenían como objetivo llegar a la puerta de calle, primero, y a la Asistencia Pública después. El inventario arrojó un saldo de treinta y siete sarnosos, incluidos el profesor Strukell y el perro, que eran los más comprometidos. En la Asistencia Pública los trataron con mercurio –creo- pero lo cierto fue que ninguno de ellos se curó jamás. De vez en cuando encuentro a uno que otro en la calle; siempre rascándose algo y siempre mirándome con la envidia irreductible que producen los invictos. En cuanto al profesor Strukell, sinceramente, me habría gustado saludarlo.
¡Pero es que se rascaba con veinte uñas y con tanto entusiasmo los fondillos del pantalón...!

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama
Alojado y Diseñado por Nett Peru Internet Solutions

Anonimo
OFF TOPICS

Gracias Cinde:

Siempre es bueno saber que a la gente le gusta lo que uno hace.

Saludos.

Capitan Beto.

Anonimo
OFF TOPICS

Voy leyendóte, esto está de muerte..... de risa¡¡¡¡

Cinde

Anonimo
OFF TOPICS

HORROS-COPO

ARIES: Hay una linda rubia en su futuro: Usted mismo, que se pintará el pelo porque sus hormonas se han declarado en huelga de hombre. Por ahora el mañana se le presenta más negro que un guindón pero sorpresivamente descubrirá que tiene una herencia irrenunciable, aunque no de plata sino de locura y principalmente en el cerebro, que es donde le aparecerán los gusanos ¡Ánimo que el 05 será peor!
TAURO: Al fin recibirá usted de la vida lo que merece, porque le harán justicia: Diez años en Lurigancho pero sin derecho a tener chaveta. No tenga miedo a la cárcel porque estará protegido por su mal aliento. Mientras tanto su señora no quedará en el desamparo y podrá mantener el hogar con su trabajo, su abnegación y un señor de Miraflores que la conoció en la Avenida Arequipa

GÉMINIS: Tendrá una larga vida, sobre todo si aprovecha bien estos últimos cuatro meses que le quedan como saldo. Lo enterrarán en privado porque lo suyo será catalepsia pero no se preocupe: Lo sacarán justo a tiempo, del cajón, para morirse de verdad, como todo el mundo. Pero ahora, albricias: La cigüeña ronda su hogar por tres motivos: Su hija menor, su hermana soltera y su señora, que vive un romance con el guachimán, ¡Que sean varoncitos!

CANCER: Hay alguien que lo está esperando con los brazos abiertos. El médico jefe de la morgue, que desde el barrio, soñaba con hacerlo picadillo cuando cayera en sus manos. Usted le dará gusto dentro de pocos días pero, en cambio, no pregunte como pero su señora conseguirá cobrar el seguro aunque lo tenía atrasado ocho meses. Después. Todo será felicidad: Para ella, naturalmente.

LEO: Un ser muy querido contraerá matrimonio por primera vez, en la familia: Su señorita mamá. Su situación económica lo hará tener algo muy sólido entre las manos. Cemento, cuando consiga trabajo en la construcción civil. Muy pronto realizará usted el sueño de la casita propia. Claro, de un solo dormitorio, ya que se trata de un nicho, pero con vista al mar porque lo enterrarán en un cementerio clandestino en La Herradura.

VIRGO: Ya no faltará pan en su casa, ahora que su hijo menor lo haga abuelo en estrecha colaboración con el italiano de la pastelería vecina, que ya es casado pero todos lo quieren en el barrio. Por otra parte, su señora hará crecer la familia trayendo a sus dos hermanos para que usted los mantenga porque están sin trabajo desde el Gobierno de Belaúnde. Pero casi todo saldrá bien después del años 2005. Espérelo sentado.

LIBRA: Su posición mejorará muchísimo ahora que le operen las hemorroides y pueda caminar erguido, sin chancárselas. ¿Usted quería un nieto? Pues lo tendrá, pero chinito, porque su hija lo fabricó a medias con el dueño de un chifa cuando no pudo pagar la cuenta. En cuanto a su señora. Enamoradísima del nuevo vecino, que la festeja pasándose por el techo cuando usted no está. Eso sí, malas noticias sobre la mamá de ella. Se va a recuperar del todo.

ESCORPIO: Pronto será usted nuevamente padre, pero evite que lo sepa su señora porque en la cocina hay hacha para cortar chanchos. Es posible que sufra usted un atentado, pero sin desgracias personales que lamentar porque usted será la única víctima. Mejorará muchísimo la situación económica de su médico, ahora que le saque el riñón donde tenía la billetera. Su hijo engreído bien. Seguirá prófugo algún tiempo, pero usted verá la vida de color rosado cuando le peguen un trompón en el ojo.

SAGITARIO: Si aprovecha la oportunidad puede sacarse una polla ahora que los vecinos viajen a Miami y dejen el gallinero libre. Lo espera un largo camino por delante, cuando se le descomponga el auto en Cieneguilla y tenga que venirse a pie hasta Miraflores. Sorpresivamente recibirá usted varios millones, pero no de soles sino de estafilococos, que le abrirán una cuenta corriente en el organismo. Con este motivo su esposa se recibirá de viuda el mes próximo

CAPRICORNIO: Una mujer cruzará intempestivamente en su camino, interfiriendo en la vida amorosa de usted. Su esposa, que lo venía pasteando hacía meses. Pero no se preocupe. Todo se arreglará con seis balazos, sólo tres de los cuales le darán en el cráneo. Espere estos meses que faltan a diciembre con entusiasmo, porque dice que habrá amnistía y podrá usted salir de ese incómodo ropero donde está escondido hace dos años. Y con su cuñado, que es lo peor.

ACUARIO: Veo un brusco descenso en su futuro, cuando caiga en un hueco abierto por la Telefónica para instalar postes y usarlo, también como trinchera contra el vecindario. Quedará usted muerto pero, felizmente, no de gravedad, por lo cual lo enterrarán sin dolor de nadie. Como está cambiando el clima, cuídese mucho porque al primer estornudo puede contraer un médico que en estos tiempos son peligrosísimos. Si le ofrecen un puesto de maestro no acepte, porque es un atentado. Lo quieren matar de hambre.

PISCIS: Ahora, al comienzo del mes, las cosas le irán mal, pero mañana lunes 6 le empezará a ir peor. Un hecho sorpresivo ocurrirá en su vida y su situación económica cambiará en forma radical. Lo botarán del puesto y la calle se le pondrá tan dura como la señora, que no hace el amor si no le ponen la quincena en su mesa de noche. No desespere. Llore como un hombre y tenga confianza porque pase lo que pase, su situación –de un día para otro- puede ponerse peor.

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama

Anonimo
OFF TOPICS

MENSAJE A MARTINEZ

Sinceramente, yo quisiera que estas líneas llegaran por cualquier conducto al conocimiento de Martínez.
Quisiera hacerle saber –con la mano sobre el corazón- que ayer, cuando nos encontramos en la calle, hice todo lo posiblemente por contenerme y que hasta me puse un pañuelo entre los dientes, para evitarlo.
Pero no pude. El recuerdo y esta condenada memoria que uno tiene fueron más poderosos que yo. A tal punto que, de sólo verlo, estallé en una carcajada nerviosa y tuve que agarrarme de un árbol para no caerme al suelo entre convulsiones de risa. ¡Es terrible un ataque de risa! Uno llora como ropa tendida, el pecho se le remece con cada espasmo, los ojos se le salen de entre las pestañas e, inevitablemente, después le viene un hipo que nunca se sabe cuándo va a terminar.
Quienes conozcan a Martínez y sepan cómo fue el trágico asunto de las sillas voladoras –cuando éramos muchachos- pensarán que solamente Drákula podría reírse de algo tan dramático y lamentable. Pero, créanmelo, no fue así. Yo a Martínez lo estimo y soy el primero en lamentar lo sucedido cuando la silla voladora en que él viajaba –estando la máquina al máximo de su poder y volando horizontalmente a setenta/ochenta kilómetros por hora- se desprendió sorpresivamente de su carril y Martínez (con silla y todo, mientras lanzaba unos alaridos espantosos) fue disparado como un proyectil contra la ventana de una casa ubicada a veinte metros, donde aquella bala humana penetró, hecha un bólido, en el comedor y no sólo se llevó de encuentro la vajilla entera, la comida servida, los vasos, las copas, las botellas, el mantel y la bisabuelita (cuyo monagésimo cumpleaños se festejaba) sino que, además, con la cadena de la silla voladora, flageló indiscriminadamente a los dieciocho invitados, rompiendo anteojos, desalojando dentaduras postizas, descuajando cabelleras, tumbando a personas respetables y fracturándole el cráneo al señor que, en estos momentos, se incorporaba para improvisar el discurso que había estado memorizando cuatro días ante el espejo.
Martínez no comprende que nosotros lo vimos todo desde afuera.
Por eso no puede interpretar nuestra reacción sicológica cuando (cualquiera de quienes estuvimos esa noche en el parque de atracciones) nos encontramos con él, frente a frente, y nos da tal ataque de risa que, en el caso de Meléndez, por ejemplo, le viene con currutela y todo porque le es imposible contenerse.
Y recuerdo el episodio como si estuviera viéndolo en este instante: la primera reacción de los agredidos fue de pánico. Y escaparon todos con dirección a la puerta, sin prestar los debidos auxilios a la dueña del santo, sobre la cual se había precipitado el reloj de pared (junto con Martínez, la silla y la cadena), convertida en una masa de maquinaria y astilla. Ahora ya se sabe. Lo que mató a la viejita fueron las pesas del reloj y no el impacto de Martínez, según creían sus familiares cuando precedieron a estrangularlo con la cadena de la silla voladora, todos al mismo tiempo. Martínez, que era el más sorprendido y que ni siquiera podía incorporarse porque continuaba con la silla voladora puesta, tenía once costillas rotas, catorce fracturas variadas, ocho piezas dentales desparramadas por el suelo y cuatro heridas que le cruzaban el rostro como si le hubieran estado jugando al “tres en raya” sobre la cara.
Yo quisiera preguntarle a Martínez: ¿Acaso no es cierto que, de haber continuado afuera (riéndonos como locos y abrazados unos con otros para aliviar el ataque de risa) a estas horas yacería estrangulado en algún nicho del cementerio?
Claro, Martínez admite que lo sacamos. Pero insiste en que pudimos haberlo hecho de otra manera y no –como ocurrió- arrastrándolo de la cadena, con silla voladora y todo, sin reparar en que, como venía boca abajo, iba limpiando con los cachetes astillas, platos rotos, vidrios múltiples y fragmentos de botella que, con los años y las cicatrices, le ganarían el mote de “Cara Enjaulada”. Bueno, así ocurrió y no es hora de lamentarse. Pero, ¿cómo no va a reírse uno cuando se encuentra con él por la calle y lo recuerda volando a setenta/ochenta kilómetros por hora, rumbo a la casa de la viejita Artochaga? ¡No, Martínez!... te lo digo abiertamente:
¡Tienes que ser humano y comprender...!.

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama

Anonimo
OFF TOPICS

EL CAMPEONATO DE AJEDREZ
Cablegramas recibidos por el camarada Boris Spassky, campeón Mundial de Ajedrez, a lo largo de las diez partidas jugadas hasta la fecha en reijkiavik, contra Robert Fischer.

PRIMERA PARTIDA.- “Glorioso camarada Spassky.- Reciba usted fraternal saludo pueblo soviético motivo concluyente victoria sobre representante asqueroso capitalismo norteamericano (Stop) Mandamos carnet vía Aérea (Stop) familia bien (Stop) Pueblo aguarda impaciente repetición victoria sobre decadente contrincante Fisher que sabemos agencia CIA., Pentágono, Polígono y Decálogo (Stop). Con saludos marxistas-leninistas (Stop) Mao es un chino de porquería (Stop) ¡Viva Spassky! (Stop) Bolinsky, Secretario.

SEGUNDA PARTIDA.- Alucinante camarada Spassky.- Comunícole noticia su digna victoria sobre antipático agente imperialista Fisher ha enloquecido pueblo soviético (Stop) Comité Central acordó enviarle dos pelotas tenis de regalo (Stop) Municipio acordó poner nombre “Boris Spassky” a importante calle esta ciudad (Stop) Recomendamos saludar Fisher fríamente, fin evitar familiaridades (Stop) Familia bien (Stop) Compre ropa americana y diga que es soviética, fin hacer propaganda industria nacional (Stop) ¡Maldita sea la abuela de Mao! (Stop) Bolinsky, Secretario.

TERCERA PARTIDA.- Boris Spassky, Hemos fusilado cablegrafista Chekornikof por haberse atrevido transmitir noticia inaceptable derrota soviética frente a representante asqueroso imperialismo norteamericano (Stop) Pueblo mudo, porque al primero que hable ya sabe lo que le pasa (Stop) Comité Central acordó retirar carnet partido comunista a ex camarada Spassky mientras vemos cómo evoluciona Campeonato (Stop). Familia regular. Abuelito Spassky recluido en manicomio. Puede mejorar (Stop) Todo depende de usted (Stop) ¡Mao limpió a Lin-Piao! (Stop) Bolinsky en Siberia (Stop) Piense bien lo que hace (Stop) Drakuliev, Secretario.

CUARTA PARTIDA.- Camarada Spassky. Pueblo soviético ve entusiasmado pronta recuperación frente arrogante imperialista Fisher (Stop) Pero empate no suficiente (Stop) Comité Central necesita victoria aplastante, deje competidor hasta su pecho (stop) Familia mejorcita pero no mucho (Stop) Abuelito Spassky sigue en manicomio pero bien tratado (Stop) Por ahora (Stop) Esperamos confiadamente partida mañana reivindique ajedrez soviético frente petulante aspiración capitalista arrebatarnos título mundial (Stop) ¡Mao es un tramposo que nos e deja engañar! (Stop) Drakuliev, Secretario.

QUINTA PARTIDA.- ¡Maldito Spassky! Idioma soviético no tiene palabras capaces expresar indignación frente humillante derrota manos agente CIA Fisher (Stop) ¡Vendido! (Stop) Frente semejante mala noticia informamos usted muerte abuelito Spassky súbito ataque locura (Stop) Papá Spassky en observación médica (Stop) Una victoria sería excelente para su salud (Stop) Mamá tampoco se siente muy bien (Stop) Comité Central decidió expulsar ex-camarada Spassky de Partido y poner nombre “Boris Spassky” a nueva marca excusados estamos fabricando (Stop) ¡Abajo Mao y encima un camión de veinte toneladas! (Stop) ¡Spassky, prrrrrr! (Stop) Drakuliev, Secretario.

SEXTA PARTIDA.- ¡Bestia, agente del imperialismo, saboteador de la causa del pueblo! Lamentamos informarle nueva terrible derrota frente agente capitalista Fisher coincidió con fusilamiento primos Spassky por desviacionismo y desaparición papá Spassky forma misteriosa (Stop) No se preocupe resto familia (Stop) La tenemos bien segura (Stop) ¿Se da cuenta? (Stop) Comité Central decidió borrar palabra Spassky de guía telefónica y familia Spassky del mapa (Stop) ¡Mao es marihuanero! (Stop). ¡Spassky es un vendido, Spassky es un vendido, Spassky es un vendido! (Stop) Drakuliev, Secretario

SETIMA PARTIDA.- ¡Pobre y triste Spassky! Empate no es suficiente para limpiar mancha caída sobre ajedrez soviético, so pedazo de caballo (Stop) Pueblo llora en las calles y no hay vodka ni para los que estamos arriba (Stop) Comité Central acordó retirar nacionalidad, pasaporte, divisas, ropa limpia y pellejo a nuevo agente CIA Boris Spassky (Stop) infórmolo papá Spassky internado manicomio, loquísimo (Stop) Mamá Spassky delicadita. No damos muchas esperanzas (Stop) Resto familia, regulete para abajo (Stop) ¡Primero Mao que Spassky! (Stop) Drakuliev, Secretario.

OCTAVA PARTIDA.- ¡Futuro cadáver de Spassky! Comité Central considera nueva derrota como prueba entendimiento con imperialismo norteamericano (Stop) Viajan esa agente Servicio Secreto fin ayudarlo tranquilizar nervios (Stop) Comunícole descubiértose conspiración Grupo Spassky objetivo establecer monarquía (Stop) Todos ejecutados (Stop) Resto de familia bajo atención médica fin evitar cualquier intento suicidio (Stop) Drakuliev en Siberia por virar a Mao (Stop) Help, Secretario.

NOVENA PARTIDA.- Ex-passky. Hemos informado pueblo soviético Boris Spassky suicidóse al descubrir que imperialista Fisher habialo hipnotizado haciéndole perder partidas (Stop) Sírvase colaborar agente Servicio Secreto, fin confirmar dicha noticia (Stop) Mamá murió, tía Lebianka murió, primitos murieron, sólo queda gato vivo (Stop) También delicado salud (Stop) Help, Secretario.

DECIMA PARTIDA.- Fisher, Islandia. Ofrecemos nacionalidad soviética (Stop) Díganos condiciones fin informar pueblo Campeonato mundial sigue nuestro (Stop) Traiga familia (Stop) ¡Camión, baby! (stop) Help, Secretario
© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama

Anonimo
OFF TOPICS

MUJER DE MUNDO
Para mí, de las mujeres, las latinas. De las latinas, las italianas –las del sur- porque ponen pasión en todo y todo lo hacen a lo bestia, así se trate de gritar, meterte ocho tiros, hacerte un escándalo por gusto, intentar el suicidio (siempre fallan) o de arañarte como un gato a la hora del cuerpo a cuerpo, en el ring de las cuatro perillas.
De esos especimenes he conocido varios en la vida, pero tal vez el caso más interesante sea el que me ligó –en Londres- al destino circunstancial de Bruna, cuyos amigos la presentaban como “una mujer de mundo, que ha vivido mucho y que está de vuelta en todo”, según y conforme hablaba del sexo como del clima, fumaba cigarrillos negros, tomaba hasta kerosene, había recorrido el planeta de punta a punta, no creía en nada, excepto en una virgen de su pueblo (dicen que en Italia sólo hay vírgenes en los altares; lo cual me parece fantástico) y tenía una gran habilidad para resolver cualquier situación, excepto conseguir (como fue el caso que nos relacionó) alojamiento en cualquier hotelucho londinense.
Londres, en efecto, es algo indescriptible en materia de hoteles y pensiones. Siempre están llenos, siempre lo aceptan a uno por dos noches, máximo y siempre hay otro maldito turista empujándonos para quedarse con la habitación.
¿Refilar al mananger para que nos consiga un cuarto por lo bajo? Imposible.
Por supuesto, en Inglaterra la coima también hace caminar a un paralítico. Pero si te equivocas de parroquiano y le arrimas el billete al inglés que no era, se te arma tal escándalo que, efectivamente, consigues alojamiento por esa noche, sí, pero en la estación de policía, donde no te permiten echarte en las bancas sino dormir sentado, evento que aparte de ridículo te deja los riñones hechos puré.
Cuando conocí a Bruna no necesitó de intermediarios, porque fue ella misma quien hizo su presentación en términos casi comerciales:
-Mira, soy limpia, no ronco, duermo en el filo de la cama, puedo preparar el desayuno, no tengo mal aliento, yo pago la mitad del cuarto, pero se trata de compartir la cama y nada más... tú en tu lado, yo en el mío, sin tocarse... como los matrimonios con hijos grandes... ¿Bene?
Le aclaré que no me interesaba tirarme un lance con ella y que tampoco le recibiría un centavo por prestarle la mitad de mi cama. Un ligero forcejeo, aceptó, después de comer nos fuimos con todo el grupo a un teatro y, luego, Bruna y yo nos quedamos en el hotel de vigésima donde alguien me había conseguido alojamiento por dos semanas.
Subimos, recorrió la estancia, revisó el baño, practicó algunos hábitos higiénicos y regresó completamente desnuda, como si yo estuviera pintado en la pared. Era verano y yo dormía con un short pero, para no ser menos, también me lo quité.
-¿De noche tú te cubres con una sábana –me preguntó- o duermes encima, nomás, como yo?
-Duermo como tú, cara (que en italiano quiere decir “querida” y no “caracho”, por si acaso), pero antes leo un par de horas...
-Yo no leo –fue rotunda- y como estoy muerta de sueño, buenas noches...!
Dos minutos más tarde dormía como un sereno y, lógico, no pude menos que observarla atentamente, de los pies a la cabeza, tasándola, sin recuperarme todavía de la sorpresa. Pronto llegué a una conclusión:
¡Bruna estaba buenísima por donde se le mirase...!
A las siete de la mañana se despertó (yo me había pasado la noche, literalmente, en vela) y, desnuda como estaba, fue al kitchenette, preparó el desayuno frugal de los que no tienen plata (una taza de café con dos galletas), recogió el periódico por debajo de la puerta, comentó conmigo algunos titulares de primera página, se dejó ver absolutamente todo mientras conversaba, se baño, se vistió y salió, luego de recibir la llave duplicada que le di.
La cabeza me latía como un bombo de marcha militar alemana y tenía los pensamientos tan encontrados que, por poco, no me tejí una chompa de neuronas. Salí también, comí sin apetito, cumplí algunos compromisos y, cuando regresé, a las diez de la noche, encontré a Bruna, desnuda como una manzana pelada y durmiendo tranquilamente, bocarrriba, en su lado de la cama.
La miré un largo rato. Me desvestí mirándola y la mirada todavía, en el momento de acostarme, cuando vi que una rata –Londres siempre estuvo lleno de ratas, según lo dijo el propio Shakespeare- cruzaba la habitación como si estuviera paseando por Trafalgar Square. “¡Esta es la mía –pensé- porque las mujeres les tienen terror a las ratas” y, uniendo el pensamiento a la palabra, grité para que se refugiara entre mis brazos:
-¡Una rata... Una rata!
“¿Dónde”?, se incorporó Bruna, despertando. “¡Allí!”, señalé, dispuesto a protegerla. No a la rata, desde luego, sino a Bruna. Pero no fue necesario. Sin mover una pestaña, Bruna agarró el “Times”, lo dobló en cuatro, la mató de un periodicazo y se volvió a dormir.
¿Se dan cuenta?¡Y después a uno lo encarcelan cuando estrangulan a estas mujeres, indiferentes a las angustias de los demás...!

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama

Anonimo
OFF TOPICS

LA FALTA DE INMORALIDAD
(RELATO AUTENTICO)
Yo sabía que era una mala costumbre pero la verdad es que a mí me gustaba ir al centro. Y no lo hacía por masoquismo, como podrá pensarse, sino porque tanto el parque Universitario como la avenida Abancay, junto con sus calles transversales, me hacían recordar a Tánger, donde pase unos años fantásticos de mi juventud Tánger –como ustedes sabrán y junto con Calcuta, en la India- es una de las ciudades más sucias del mundo, pero tenía al mismo tiempo, dos barrios “europeos” formidables donde lo único que extrañaba de Europa era no estar ahí. Bueno, la cosa es que, hace pocos días, yo deambulaba por Carabaya cuando en eso, al mezclarse con la horda de nativos que esperaba el cambio de semáforo en la esquina sentí –nada menos ni nada más- que alguien me trajinaba olímpicamente el que te dije. Ahora bien, como yo no soy mujer, ni simpaticón ni tengo pinta de artista del peinado, dicha pasada de waipe (“wipe” se escribe en inglés) no me gustó ni medio y, por el contrario, me di una vuelta en redondo para saber quién tenía no sólo semejante insolencia sino tan mal gusto. Pero cuál no sería mi sorpresa al encontrarme con que el autor del poticidio era el zambo “Cucharita”, mi viejo “causa” de Lurigancho, primero, y de “San Camilo” después. Cucharita es carterista pero como lo único que yo tenía encima era un cartel de restaurante que decía “Hoy, Menú Económico: S/. 6.50”, le abrí los brazos con la evocación fraterna de los viejos tiempos:
-Cucharita, hermano... qué gusto de verte al aire libre, zambo...!
-Aquí, pues, Sofito, como sangre de viejo... circulando por donde se puede
-Bueno, Cucha, ¿y qué fue lo tuyo... amnistía, buena conducta, condicional o fugaza?
-¡No, pues, Sofo... cumplí la mía primero y me pusieron a la intemperie recién el miércoles, por los trámites... de manera que me puse a trabajar un poco en el centro, para nivelarme de moscatel porque ando misio...

-¡Y, Cucha, cómo vez la cosa...?

-¿Cuál de ellas? –precisó Cucharita- ¿La policía o los transeúntes? Porque de la política sólo viven los que fríen el huevo, hermano... y a mí lo que me interesa es juntar los papeles porque al darme de alta, como es de reglamento, me mordieron los tiburones de la puerta y salí huérfano de la canasta... Si a eso te refieres, la cosa anda peluda como el terciopelo...

-Sí, pues –asentí-, la gente usa ahora menos bolsillos, ¿No?

-No es por bolsillos, hermanito... porque siempre hay conservadores que siguen usando los ternos de antes...!¡Es la vida que está imposible, Sofo... francamente, en este país ya no se puede vivir en libertad...!

-¡No hay que ser tan pesimista, Cucharita –lo consolé- ten fe en Dios y verás que por ahí te liga un reloj de oro, una billetera... cualquier cosita... A ti lo que te falta es fe, zambo...!

-¡No, no es eso, hermanito... pero, imagínate... ahora, en la mañana, agarro y pesco un gilberto con pinta de gerente, mínimo... le hice un pase tropezón y ¿Sabes lo que tenía en la billetera...? ¡Un guachito, veinte soles en billetes, una tarjeta de recomendación para ser guardián de edificio, una estampita de San Martín (del cual también soy devoto) y el vencimiento de una letra por mil soles...! ¿Te parece justo que le hagan eso a uno...?

-¡Y, bueno, Cucharita... a lo mejor el punto es puro bombo... Pero búscate otro galleta firme en algún banco o en un ministerio que ahora están chapando buena carne al mes, porque dicen que pagan puntual... Fíjate, el otro día me encontré con “Galleta Mojada”... ¿Te acuerdas?... ese que te pulía los calzoncillos sin tocarte la bragatela... Bueno, fíjate que lo encontré boyante el sábado porque le pasó el rastrillo a un dirigente de la Confederación Nacional de no sé qué cosa y se abrochó con mil papeles grandes, todavía sin descoser... ¿Cómo la vez?

-La veo palta, Sofo... Yo creo que las autoridades debían hacer algo para mejorar la condición de los transeúntes, porque así no se puede seguir. El otro día –fíjate cómo estará uno de calato y desesperado- casi agarro una pega de empleada porque la calle está durísima para el trabajo manual... Antes era distinto... en la iglesia te alzabas una cartera de vieja y volteabas la semana... Pero, ahora, ¿Qué llevan? ¡Rosario de semillas, con las justas...?

-¿Y los días de cobro no has hecho la prueba...?

-¡Puro vale, hermano...! Ya me pasaron el yara para no perder mi tiempo, aunque me recomendaron el jirón donde, mal que bien y a pesar de los últimos cambios, nunca falta una mosca para la araña... Pero ya lo ves... aquí estoy desde las siete, sin desayuno... y entre subidas y bajadas de San Martín a los portales me confundieron con ambulante y un gallo de gorrita me acusó de estar vendiendo anticonceptivos, como si fuera, pues qué cosa, hermanito...

-Sí, Cucha, recojo tu llanto, pero lo importante es no perder la moral... Además hay días buenos... hay días malos... ¡Tampoco vas a encontrar el bollo así nomás, Cucharita! Tú ya sabes: “Quien no trabaja no la baraja... y el que la sigue la consigue...”

¿Y te parece poco tener ocho años caminando por el jirón y sus arterías sin haber hecho más de cuatro pacientes en todo el día...? ¿Y qué saco de todo mi esfuerzo? ¡Veinte soles al pintón, quince a una vieja, diez a un serrano y cincuenta a un trujillano que trabaja de cieguito junto a la Merced... ¿Te parece que con eso se puede vivir decentemente?

-¡No puede ser! –me sorprendí- ¿Nada más que eso has hecho en todo el día, Cucharita...? ¡No puede ser!

-¡Ah, no crees –dijo, metiéndose la mano en el bolsillo de atrás-. Mira, te voy a enseñar la barca para que no me creas toquero ni bocatán... a ver... a ver...! ¡¿Cómo... y la plata...?! ¡Pero si me la puse aquí, maldita sea... la plata... no puede ser...¡Sofo, hermano, me han robado! ¡Policía, pronto... dónde hay un policía... quiero decir, firmes... quiero decir...! ¿Te das cuenta –gimió- cómo es posible vivir en este país, hermanito...? ¡Ya ni en los transeúntes se puede confiar...!

Me impresionó cucharita, caray... Lloraba como un niño el pobre... Y es que también a pesar de todo, hay una falta de vigilancia...

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama

Anonimo
OFF TOPICS

MENTIRAS UNIVERSALES

“Dios premia a los buenos y castiga a los malos...”.

“Permiso... voy a lavarme las manos...”.

“...y es que todo ha subido... ¿Ustedes, por ejemplo, saben lo que cuesta un huevo de avestruz en el Polo Norte?”.

“Aunque ustedes no lo crean, todos van a salir ganando con el aumento...”.

“¿Esto...? Es bicarbonato, jefe...”.

“¡Hoy...? Imposible, negro... aunque quisiera...?.

“El Señor García... Un inquilino que tomé al fallecer mi esposo...”.

“¿Quién... Fernández...? ¡Ah, sí le tengo una gran estima”.

“... y aquí le presento al doctor Puhado, que no necesita presentación...”.

“Francamente, señor García... ¡no me explico porque ha apagado la luz del cuarto...!”.

“... y, pese a los esfuerzos de la Ciencia...”.

“¡Señor García, le ruego que no siga ahí, parado y desnudo, porque está hablando con una señorita...!”.

“Está prohibido pero, en fin, por tratarse de usted...”.

“¡Gracias, Gutiérrez... nunca olvidaré ese favor...”.

“Con numeroso y selecto acompañamiento...”.

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama

Anonimo
OFF TOPICS

ABSURDO
Hace pocos días tuve un problema de verdadera emergencia que me hacía indispensable conseguir un teléfono como cuestión de vida o muerte. Me paré en el cruce de dos avenidas, para ver si pasaba algún amigo con carro o un patrullero que me sacara del trance, pero ni medio. Caminé dos o tres cuadras en busca de un policía pero tampoco. De pronto al virar una esquina me di con veinte o treinta carros parados alrededor de una casa iluminada por todas partes. “Una fiesta”, pensé mientras me acercaba al teatro de los acontecimientos, dispuesto a conseguir un teléfono como fuera, pero no. Era un velorio y mi aparición coincidió con la de un señor cuya cara de circunstancias permitía suponer que era pariente cercano del fiambre. Bueno, eso de entrar a un velorio desconocido a pedir el teléfono resulta poco ortodoxo dentro de las prácticas sociales pero en mi urgencia era tal que no vacilé en cruzar la puerta y dirigirme al interfecto:
-Ejem... buenas noches...!

-¡Gracias, hermano! –me abrazo conmovido, dándome seis o siete golpes en el pulmón derecho-, yo sabía que tú lo estimabas sinceramente... ¡Porque tú eres su amigo, hermano... su amigo!

-Sí, sí por supuesto... claro, su amigo! Atiné a decir, mientras el tipo me abrazaba por segunda vez. Tosí- ¡Ejem... ¿y cómo está?

-Muerto, pues... desde el mediodía, cuando fue con los chicos al zoológico y lo pisó el camello Pitín.

-¿Cómo –ya me interesó el caso- murió de pisotón?

-Sí, pero no en el pie sino en la cara, porque antes se había resbalado en una cáscara de plátano... ven... ¿quieres verlo? Está igualito.

-¿Igualito? Pero, cómo... ¿no dices que lo pisó en la cara?

-Déjame terminar... igualito a una estampilla de tamaño natural... ven para que lo veas...

-Encantado compadre, pero antes quisiera hacer algo urgente, si me permites...

-¿El baño? Aquí lo tienes...

-No, no... sabes yo...

-Con toda confianza, hombre... si tú eres como de la familia... Ahora, si quieres puedes usar el baño de arriba... más íntimo, sabes...

-No, no palabra. Yo, más bien lo que quisiera pedirte es...

-¿Un trago? ¿Qué te gusta? Te prevengo que hay de todo

-Gracias, viejo, pero creo que por hoy ya hemos tomado bastante. Precisamente, estoy en el problema de ver cómo hago para...

-¿Un caldito de gallina? ¡Te advierto que está como para levantar a un muerto, perdonando lo presente, porque la verdad es que el camello lo planchó como servilleta de pensión...! Vamos, primero le echas una miradita al pobre y después que te sirvan tu caldo de pollo... ¡Y con buena presa porque tú eres como de la familia, hermano! ¡Ven, ven... por acá... míralo...! ¿Qué te parece?

Lo miré. Jamás en mi perra vida le había visto la cara al occiso, pero yo necesitaba un teléfono por encima de toda otra consideración. Lo miré unos segundo, como quien contempla un cuadro de museo, y expresé mi opinión, como se hace en todos los velorios después de verle la cara al cadáver:

-¡Increíble... parece que estuviera dormido!

-Sí hermano –estuvo de acuerdo el deudo- pero está muerto. ¡Quieres ver la partida de defunción?

-No, hombre... basta con que tú lo digas... no voy a dudar de tu palabra... Quise decir que sólo le faltaba hablar...

Bueno... y caminar, y andar y todas esas cosas que hacia a diario... pero, ¡¿qué quieres?!

-¡Un teléfono! –exclamé.

-No, digo ¿qué quieres?, así es la vida... Es una frase. Ahora vamos a buscarte un caldito de gallina... ¿o te animas por el trago? ¡Tenemos un pisco...!

-¡Mira, la verdad, no sé cómo decírtelo pero... yo vine a molestarlos porque...

-¿Qué cosa... molestarnos tú, a nosotros, cuando tú eres como de la familia? ¡Que ocurrencia, hombre...! no faltaba más...! ¡Ni me lo digas que me resiento... ven para que te vea la gente...ven!

-Ya, ya voy, pero antes quiero explicarte algo... por favor... Mira, la verdad es que yo no pensaba venir...

-Comprendo... siempre es doloroso ver a un amigo íntimo en estas circunstancias... porque tú eres como de la familia hermano. A propósito, ¿Qué ha sido de tu vida? Yo veo tu cara casi todos los días, no sé donde, pero no nos hemos vuelto a ver desde... desde....

-Desde la última vez que nos vimos...

-¡Exacto... exacto! Y ahora ¿a qué te dedicas?

-¿Yo? Bueno, escribo...

-¿Escribes? ¡Ah, claro... escribano, pues... y te vamos a necesitar, hermano, porque éste dejó las cosas medio revueltas, sabes... ¡Escribano.. ya decía yo...! ¿Un trago?

-No... mira viejo, yo lo que necesito es un teléfono... un teléfono... ¡urgente! ¿Hay...?

-¿Teléfono? ¡Claro, hombre... para ti hay todo... si tú eres como de la familia... Mira –me llevó a la puerta de calle-, sigues derecho, derecho tres cuadras... allí hay un teléfono público... ¿Quieres que te preste dos soles...?

Tuve que meterle una patada en la espinilla, porque sino reviento de bilis ¡Este idiota, con su muerto de porquería...!

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama

Anonimo
OFF TOPICS

EL FANTASMA DE LA PENSIÓN DANESA

-Me quedo -Afirmó el hombre, después de examinar el departamento- Haré que traigan las maletas en la tarde.
-Muy bien, señor –repuso la empleada- Ya sabe las condiciones: Doscientos soles diarios, todo incluido. Aquí tiene la llave... su cuarto es el número 18... ¡ah, me olvidaba...! ¿El señor desea que le incluyamos el servicio de fantasma?
El pasajero la miró sorprendido
-¿Fantasma? ¡Pero es que hay fantasmas aquí?. -Sí, señor. Un fantasma. Esta es la única pensión de Lima con fantasma propio... es decir, al servicio de los clientes. Juanito, se llama Juanito, es un botones de confianza. Dice la hora, despierta a los huéspedes, hace sonar el timbre del comedor, prende las luces cuando alguien llega tarde... ¡Es utilísimo!.
El hombre la miró en los ojos. Temía ser víctima de una broma o encontrase frente a una desequilibrada
-Yo comprendo que al señor le choque un poco la cosa, pero no debe preocuparse. Juanito es un alma de Dios. Claro que, como todo el mundo, tiene sus pasiones, sus odios... y sus simpatías... Hace un año, por ejemplo, vino un alemán, justamente al número 18, pero no aguantó tres días, porque Juanito no lo dejaba en paz...
¿Y por qué?
-Bueno... parece que el alemán decía muchas lisuras y eso no le gustó a Juanito... es muy severo en cuestiones de moral, sabe...
El huésped meditó unos segundos. En sus cálculos no entraba una cosa como esa. Un fantasma está fuera de los proyectos de todo el mundo. Y un fantasma moralista estaba, especialmente, fuera de sus propios planes... pero, con no decir lisuras y no metiéndose con él...
-Me quedo –confirmó- Ya me arreglaré con... este... Juanito. ¿Hay algún recargo por sus servicios?
-¿Quince soles diarios, señor... Más barato, solamente en el cementerio...
-¿Quince soles por un fantasma? ¡Pero si son puro aire...!
-Es un fantasma educado, señor. Con título de contador público...
-Pero, ¿Para qué quiere plata un fantasma? ¡No me explico!
-Bueno, le voy a explicar... Cuando murió Juanito quedó debiendo un año de pensión, de manera que ha hecho un arreglo con doña Evangelina, la dueña, para cancelar su deuda trabajando de botones. Ha entrado en planilla hace dos semanas, de manera que debe trabajar con nosotros hasta 1960... Casualmente ayer le aumentaron el sueldo, de acuerdo con el último decreto... También se ayuda con las propinas...
-¿Las propinas? ¡El hombre abrió los ojos del tamaño de una sandía- ¿También recibe propinas?
-Los clientes le dejan en la Administración lo que quieren... eso también amortiza... ¿Entonces, señor... le incluimos el servicio de Juanito? ¡Muy bien! Cuando quiera llamarlo, ya sabe, piense en él y aparecerá. Haré que le suban las maletas...
Al quedarse solo, el hombre pensó en la convivencia de tomar una ducha.
Ni bien había decidido hacerlo cuando sintió un ruido de agua en el baño. Su sorpresa fue enorme al encontrar todo dispuesto: El jabón, la toalla, la esponja, todo... ¡verdaderamente, Juanito era un valet ejemplar!
El hombre tomó su baño y luego, agradecido, colocó una moneda de cincuenta centavos sobre el velador. Luego, un alegre tintinear de huesos le dijo el agradecimiento del gaseoso doméstico.
Así pasaron los días y, tal como lo predijera la empleada de la pensión, él y Juanito se hicieron grandes amigos. A las siete en punto, un aire helado le hacía despertarse. En la noche, Juanito le apagaba la luz y le retiraba el libro de las manos cuando el sueño lo vencía en plena lectura. Una noche, aprovechando el número reducido de pensionistas, lo acompañó a la vermouth. Todavía hay gente que recuerda la carcajada espantosa que remeció el local hasta los cimientos cuando Juanito ratificó su admiración por Bob Hope. No hay caso, Juanito tenía un sentido agudísimo del humor.
Así las cosas, cierto día el inquilino del cuarto 18 se despertó sorprendido. Consultó la hora y descubrió horrorizado que eran las nueve de la mañana. ¡Juanito se había quedado dormido! O, para hablar en términos adecuados, a Juanito se le había pegado la sábana...
El hombre se visitó apresuradamente y bajó al comedor en busca del desayuno. Luego se dirigió a la Administración, curioso por saber si Juanito estaba enfermo.
-¡Ah, señor –le dijo la empleada- es que ha ocurrido algo terrible para la pensión. Juanito no volverá a trabajar en el establecimiento...
-¡Pero... yo lo creía un fantasma correcto... ¿Cómo puede irse sin cancelar su deuda? ¡No me explico...!
-Es muy sencillo, señor... Juanito jugó una polla a medias con el cocinero y se ha ganado cien mil soles. Naturalmente, ha cancelado su deuda con la pensión y nos ha dejado para siempre... creo que se fue a Inglaterra...
-¿A Inglaterra?
-Sí, señor... su ilusión más grande era vivir en un castillo inglés...
El hombre, ante lo inevitable, hizo una mueca de disgusto.
-¡Caramba... que pena... lo siento de veras, porque yo lo estimaba mucho... –hizo una pausa- ¡De manera que nos quedamos sin fantasma...!
No, señor. La Pensión Danesa –exclamó la empleada con orgullo- seguirá ofreciendo sus servicios de fantasma privado. Juanito ofreció la mitad de su polla al ayudante de cocinero y éste rechazó la oferta. De manera que al salir premiado el boleto, Carlitos, así se llamaba el ayudante, se quedó muerto en el acto, debiendo dos mil soles a la Pensión. Ya hemos hecho los cálculos... trabajará con nosotros hasta 2010...
© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama

Anonimo
OFF TOPICS

MONOLOGO DE SAN MARTÍN

Justo ahora cuando las grabaciones están de moda y, según me dicen, alguien habría contratado a Julio Iglesias para venir a Lima y expresar libremente sus ideas políticas SIN problemas de ninguna clase, ayer me abordó un desconocido (cuyo nombre no puedo revelar) ofreciéndome un cassette con la siguiente grabación ultramoderna donde –gracias a los adelantos de la ciencia y la paciencia- un grupo de científicos criollos ha conseguido registrar no las palabras sino el pensamiento del popular libertador José (Pepe). San Martín, captado ayer, sobre las siete de la noche, y emitido desde el tradicional caballo que hasta hoy no ha podido bajarse del monumento que lleva su nombre. No el del caballo sino el de don Pepe.
Dada la ignorancia ambiental es posible que una gran mayoría de quienes viven o transitan por el centro de Lima desconozcan la asombrosa facultad del ídolo en cuestión para observar y sacar conclusiones de cuanto sucede en torno a él durante las llamadas “Fiestas Patrias”. O sea, cuando la gratificación es obligatoria y el paredón reglamentario. Es como si volviera a la vida pero con uniforme de bronce y afirman los noctámbulos de estas fechas que lo han visto mirar hacia atrás, a los costados, en lontananza y al cielo (muy molesto) cuando los pajaritos y gallinazos hacen de las suyas o cuando, recién caída la tarde, los postes y los faroles inundan el ambiente con sus chorros de luz. Con ustedes, queridos lectores don Pepe, a quien ruego perdonar esta violación de su intimidad.
“Mi madre... me he quedado ciego... no puede ver... será el colmo... quedarme ciego justo en estos cinco días de mis vacaciones en ultratumba... no, no es eso... es que estoy encandilado... ¿Qué pasa... me están iluminando los ojos con una linterna...? ¡Basta de bromas, chapetones, que el rayo parte en mil pedazos...! ¿No se acostumbran a la Independencia ni a la derrota, no...? ¡Pues yo les digo a ustedes que se vayan a la... pero... ¿Qué es esto?
Mis ojos se acostumbran a esta luz, que no es la del día, no... ni la del rayo... empiezo a ver... veo más y más claramente... al cará... diría “¡Dios mío!” De no haber sido masón, pero estoy viendo cosas... casas... fachadas... gentes... luces... todo limpio...¡Al cará... mil veces al cará... ¿Qué han hecho conmigo, miserables...? esto es Lima... no, no es Lima... que yo la conozco... ¡Que han hecho conmigo, joder... las calles se parecen... los portales... eso... pero esto no es Lima...! ¿Será que me han traído a Paría estos miserables...? Porque esto no es, no puede ser Lima.. las calles limpias... brillantes... los mármoles relucientes.... los postes pintados... no hay más el río de ambulantes... los jardines verdes... y esas flores que nadie pisotea... Y, reconchales, que veo... señoras caminando solas... familias que pasean sin temor... ¡Cuidado, señoras... las pirañas...! Pero... no hay pirañas en el horizonte... no puede ser... si tenían sindicato. ¡A la recontra...! ¿Me habré vuelto loco...? ¿Y esos policías... bien vestidos... bien puestos... atentos, cordiales con la gente como un florecimiento de las semillas que sembró Nonone...? Clonone, diría yo, porque se han multiplicado en número y efectividad... me pregunto ¿habrán entendido, por fin, que los transeúntes y los pilotos no son sus enemigos...? Y digo “pilotos” y pienso... ¡No puede ser... no hay atoros de tránsito, no hay micros... no hay colectiveros... por lo tanto claro, tampoco hay solución ni bocinazos, ni gritos ni desorden... lo pienso mejor y vuelvo a pensar que estoy en París, debo estar alucinando!... ¿Un milagro, tal vez...? ¡No imposible...! El único milagro del Perú es que siga subsistiendo... pero miro ese horizonte de luz que recorre la Colmena y reconozco sí, ¡El Bolivar!, Pintado y restaurado... libre de cambistas y de las gitanas multicolores que leían la mano aunque no sabían leer... el teatro que lleva mi nombre, pintado también... y ya no veo colas para las películas pornográficas... y otra vez el Bolivar imponente... y pienso en el pobre Simón mi compadre espiritual, que también le dio la libertad al Perú pero que ahora está encadenado y enjaulado tras las rejas del Congrasa, digo del Congreso... y su caballo sucio, con telarañas en las inglés... ¡Pobre Simón... él ya se temía algo de esto cuando conversamos en Guayaquil y cuando lo dijo, al irse para siempre. A mí, felizmente, me han salvado... me acaban de salvar... no se quién pero debe ser ese nuevo santo criollo; San Drade, que uno lo querrán canonizado y otros canonizado. Y aquí estoy como cabalgando sobre un río de luces que se pierde allá, al fondo, en la ahora ex encadenada plaza Dos de Mayo... a mis espaldas, el Parque Universitario, con su traje de luces, parece estar de día y la otra Colmena que –también son sus luces—luce como hace tres cuartos de siglo cuando la inauguraron, luces, luces, luces... parece haber llegado el día de la noche y como se respira el aire puro de las madrugadas... miro en torno al monumento y mi caballo... los tres estamos limpios, como bañados en anís... asumo mi realidad y veo que ya no soy la letrina de los murciélagos y gallinazos que antes nos tenían como urinario cagatorio y domicilio... de vez en cuando, claro, un pajarillo travieso me achuntan en el ojo con sus disparos digestivos... pero, ¡No es nada lo del ojo...! Lo importante es que vivimos ahora en un mundo diáfano los tres mi caballo, mi monumento y yo... ¡Ha quedado atrás todo lo atroz!... y acompañado de mi memoria me echo a caminar sobre estos horrendos últimos años... yo que he visto casi todos los potos nacionales haciendo pila y otras cosas a la vista y paciencia de mis jardines y a partir de señoras inmigrantes a la capital... yo he visto los más indescriptibles calzones policromos, de telas alucinantes... yo que he visto hacer el amor “a la brutanté” junto a los reflectores apagados de mi monumento, yo que he visto todo cuanto puede vérsele a una ciudad desnuda, siento como si el ayer de carca, mugre y malolencia hubiera muerto, ahogado entre la luz y si no derramo unas lágrimas de bronce es porque le pueden caer a un transeúnte en la cabeza... pero serían lágrimas de alegría... no traídas del pasado sino del propio presente, que ahora mismo, a gran velocidad, se viene convirtiendo en futuro... sobre esta parte del jirón que desde aquí se divisa... veo cómo San Drade viene cambiando las resquebrajadas veredas por adoquines tradicionales... quiera... bueno, transemos, quiera Dios aunque yo sea masón, que podamos llenar toda la Lima de adoquines... materia prima no habrá de faltarnos... ¡Hay tantos adoquines sueltos en el país...!”
Y esto es lo que decía en la grabación.

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama
Alojado y Diseñado por Nett Peru Internet Solutions

Anonimo
OFF TOPICS

DESFILE ESCOLAR:

Cuando yo tenía doce años la gente se moría por la tifoidea. Pero no se moría en el sentido de “Pitín se muere, por la flaca Adela”, por ejemplo, sino que se moría nomás, con entierro y todo. O sea, de cada diez enfermos se morían nueve por la vía rápida y pese a “los esfuerzos de la Ciencia”, como se dice. Simplemente ocurría que las armas de los médicos contra los síntomas de la enfermedad no eran suficientes para curar al enfermo y el tratamiento se reducía a términos tan elementales como gritarle a uno (porque, en caso de la tifoidea, los hijos de esculapio atendían a sus pacientes de lejos, para no contagiarse) desde la puerta del cuarto:

¿Tienes frío muchacho...?
¡Sí, octor..!
A ver, que le pongan dos frazadas más, señora –le decía a mi progenitora que, madre al fin, permanecía sentada a los pies de mi cama y no se contagiaba nunca, como mi bisabuela que, en tiempos de la fiebre amarilla, cuidaba a los enfermos de la hacienda y contagió a siete (R.I.P) pero ella vivió hasta los 85 años. Y proseguía el galeno-. ¿Se te ha movido el estómago, muchacho...?
Como ocho veces, doctor, pero sólo me sale agua...
¡Muy bien, porque eso quiere decir que tienes la barriga limpia! Señora, que le den agua hervida con azúcar quemada, para que no se deshidrate... si pasado mañana me siento bien paso a verlo... buenas tardes...
Generalmente –en épocas de epidemias- el médico se moría en el intervalo, cosa que estaba bien, pero la vida del enfermo era un infierno porque no tomaba sino líquidos hervidos, lo hacían sudar como pato al horno, lo tenían encerrado en su cuarto sin más compañía que una enfermera o una parienta y bajaba de peso en tal forma que el pecho se le iba convirtiendo en una marimba. En mi caso, a falta de enfermera se ofreció de voluntaria una prima de veinte años, con cuerpo de terremoto y alma samaritana, que fue quien realmente me salvó la vida porque en las noches, cuando ya estábamos a solas y bajo llave, me preguntaba suavemente si tenía frío. Mi respuesta era afirmativa y recuerdo la suya, hasta ahora, palabra por palabra:
¿No quieres pasarte a mi cama...?
Fue un tratamiento mágico. En quince días me curé del frío, casi me desapareció la fiebre, pasé al caldo de pollo con arroz y se detuvo mi pérdida de peso con un déficit de diez kilos. Pero comprendí que si sanaba se me acababa la prima y sin pensarlo dos veces, salí del cuarto, pasé a la despensa y me comí con las manos medio kilo de queso de cabra. Dos horas más tarde estaba con fiebre malta y recaída de tifoidea. En el hospital llamaron primero al cura que al médico pero, aunque ustedes no lo crean, sobreviví en junio y me reincorporé al colegio al día siguiente de mi alta. Pesaba 60 kilos y había crecido 20 centímetros, hasta el metro noventa y dos. Estaba tan flaco que se me veía el apéndice a contraluz, pero eso no impidió que el propio lunes se presentara el director del colegio en mi clase para comunicarme oficialmente que:
Como hay desfile escolar por 28 y como eres el más alto del colegio se ha dispuesto que tú lleves la bandera...
Sentí que la boca del estómago se me subía al paladar, calculando que no podría cargar ni el asta y mucho menos, lucirme con semejante esqueleto a cuestas. Así lo manifesté en la junta matinal de profesores y de ello resultó que, como me dijeron:
No importa. Desfilarás. Te pondrás cinco o siete chompas del colegio, tres pantalones, tres pares de medias y en la bandera pondremos un asta de aluminio. Puedes retirarte.
A los pocos días me “probaron” la bandera y le añadieron dos correas de cuero entornadas a la cintura y los hombros. Pero como que perdía el equilibrio, problema que resolvió el instructor militar disponiendo que a la hora del desfile me tomara tres litros de agua para hacer peso y dos plátanos encima, para hacer tapón. Acto seguido me enseñaron toda la matraca de ser abanderado y -¡así es el destino de miércoles!- la noche anterior al desfile vino el médico a revisarme, me examinó la orina al ojo, la encontró cargada y me prescribió unas pastillas que debía tomar después de los alimentos. Mi mamá las mandó comprar. Me acosté y al día siguiente, a las nueve de la mañana, estaban probándome la bandera en el colegio. Me pusieron las chompas, los pantalones y las medias, me ajustaron las correas. Al instructor militar tres litros le parecieron poco y me agregó un litro más. Me hicieron engullir los plátanos casi enteros, me pusieron al frente del colegio –después de la banda- y arrancamos con dirección al Campo de Marte. La verdad, al comienzo todo marchó bien. Me tomé la pastilla y a los cinco minutos pedí que me trajeran un urinario king size a gritos.
Recién supe que el médico me había recetado un diurético bestial. “¡Marcha como puedas, que ya estamos cerca de la tribuna oficial!”, gritó el instructor. Comencé, entonces, a marchar en puntas de pie, como las bailarinas. La vejiga se me salía por el ombligo y entonces corrieron, al hilo, tres catástrofes grabadas con fuego en mi memoria: Primero: me rendí, como los mártires romanos y los cuatro litros salieron disparados buscando una salida por entre mis pantalones, mientras yo hacía lo imposible para seguir marchando en puntitas, Segundo: un viento infernal asoló el Campo de Marte, justo cuando desfilábamos frente a la tribuna oficial y cuando yo había perdido el lastre que me mantenía pegado al suelo; Tercero: un tifón enloquecido me envolvió de pies a cabeza, me caramboleó por los aires, con bandera y todo y me disparó contra la barriga del Ministro de Educación, mientras la gente salía disparado en todas direcciones, creyendo que era un atentado. Fue terrible. El Ministro quería meterme preso, el director del colegio me quería estrangular y el instructor militar no sacó su revólver porque lo tenía empeñado.
En cuanto a mí, el daño ha sido –para siempre- irreversible. Porque basta que yo vea una multitud, un desfile o una manifestación para que se arme un terremoto en los riñones y empiece a caminar en puntas de pies.

Domingo, 18 Febrero 2007

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama

[ Este mensaje fue editado por: capitanbeto on 12-10-2007 05:10 ]

Anonimo
OFF TOPICS

Fancamente é una maina que utele hablen lo cateano le una manela lifelente a lo chino, po má que nosotro lo ponunciamo pefeto y mucho mejol que lo neglo, pol ejemplo; y que lo cholo y que lo glingo. Pol eso, si uno lice “aló con fijoles”, pe, y no abé equivocáu, como lo otro lía que etábamo con mi plimo Guillemo en uno letolán matante balato que etá pol la lamandelía le su mujel y miene e mozo pala lecomandáu uno chancho flequito que lecién llegáu a lo etamlecimiento. Meno, chancho é pa lo chino como chulaco é pala lo lemá, así que Guillemo y yo olenamo lo chuleta le chancho, una pala cala uno. Y en eso miene e guadia Fenánde que é uno leglaciáu y que siempe etá moletando po cualquié cosa. Así, que yo pensáu “Mila Flasico, con lo policía mejó e sé amigo que nemigo. Poque, amigo, sólo te sacáu plata. Pelo, nemigo, te sacáu la mieda”. Así que saludé a lo guadia Fenánde y anque tolavía no taban lo plato selvido e na mesa lo invité liciendo: “Mi etimado gualia, ¿Po qué no come un poco le chuleta...?” así, nocentemente.¡Y lo mimo le siempe!: ¡Chino conchetumale, chuleta ma a comé la que te palió y ahola mimo lo ló a la comisalia po atevimiento con la utililá o ti llevo a palo ene taselo, calajo!”. Yo, po supueto, pelí habláu con lo comisalio, no taba; con lo tenente, no taba; con lo afele, no taba. “¿Quién etau, etonce?” Plegunto. “¡Yo, chino e miela!”, lice Fenánde, y no metió ene calabozo ata la ocho, cuando le entegamo teinta kilo “pala lavá su honó” ¿Te lá cuenta, oye?
© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama
Alojado y Diseñado por Nett Peru Internet Solutions

Anonimo
OFF TOPICS

BRASIL- URUGUAY
Salen los brasileros y el estadio se oscurece. Traen a Didí en una jaula, amarrado con cadenas y un domador provisto de silla y látigo. Francamente, me parece que los brasileros exageran. Lo que quieren es impresionar. Claro que Didi es como para ponerle los pelos de punta a cualquiera, pero la espuma que arroja me hace sospechar que es jabón. Salen los uruguayos con su típico listón celeste. Ambrois está regio con el pelo recogido atrás, formando moño. El público confía en la garra uruguaya cuando el único que tiene garra de verdad es el ecuatoriano. Se inician las acciones. Evaristo pasa a Zizinho, éste a Pepe, y Pepe a Ambrois porque están sobrados. Gol de Ambrois. Los brasileros se ríen como negras coquetas, porque están sobrados. Gol de Campero. Los brasileros se carcajean como locos porque están sobrados. Gol de Carranza. Los brasileros se ríen como hienas y se lanzan al ataque porque están reventados.
-¡Sueltan ao Didí – ordena el entrenador.
Abren la jaula y sale la fiera echando vapor por las motas. Es un bello ejemplar de quinientas arrobas. Negro, cornilargo y barbilindo. Ambrois hace un juego de capa y la fiera embiste, ensartando a Campero con cinco libras. Pippo se refugia en la barrera y Roque distrae al astado con unas verónicas completamente Lake. Hay cambio de tercio. También hay cambio de camiseta por Didí ha empezado a soltar azufre encendido. Tres a cero el score y los uruguayos se ríen porque se sienten sobrados. Gol de Evaristo. Los uruguayos se las empiezan a ver negras y se lanzan al ataque, decididos como buenos orientales a prestigiar el Celeste Imperio. Aplauden los chinos y atacan los negros. Didí se ha vuelto loco y quiere meter un gol en su propia valla. Gilmar se siente la mar de gil y protesta, pero lo empitonan en la cabeza y Didí le hace una raya del pelo que le llega hasta la cintura. Ingresa la policía al campo, pero es imposible contener a Didí. Viene la ambulancia. Hay despliegue de médicos vestidos de blanco para atender a Didí, que está vestido de negro. Avanza Didí. Los brasileros piden garantías. Los uruguayos piden un patrullero. Didí arrolla como una conga. Hay muertos, heridos y licitaciones oficiales. Didí llega al área peligrosa y los uruguayos se refugian en Preferencia Alta. Patea Didí y Taibo se luce en una estupenda atajada que lo mete en el arco con bola y todo. Tres a dos el score. Uruguay gana a Didí por la mínima diferencia. Ingresa el Ejército. Después de tres horas de lucha reducen a Didí. Le ponen una camisa de fuerza, y después de encadenarlo, lo conducen al Museo Antropológico de la Magdalena, donde a partir de mañana lo pueden ver todos ustedes, por la módica suma de un sol. Los estudiantes entran gratis, con sólo presentar su carnet.
© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama
Alojado y Diseñado por Nett Peru Internet Solutions

Anonimo
OFF TOPICS

CURACIÓN FANTÁSTICA
Ayer me encontré con un amigo que, perdonando la palabra, está lleno de hemorroides, de los pies a la cabeza y al que le dicen “cura confesor” porque sólo se sienta de costado para aliviar la impertinente sensación de que dichas várices lo estuvieran quemando vivo. Nos abrazamos, le pregunté por la mamá, la señora, el resto de la familia y, por último, respecto a la situación del Potosí. ¡Para qué le toqué el tema! Una lágrima asomó en cada uno de sus ojos y, luego de abrazarme nuevamente, me describió su dolor con tan vivas palabras de angustia que no pude menos de abrazarlo por tercera vez, conmovido hasta la última fibra de mis entrañas y felicitándome al mismo tiempo -¡Así somos los seres humanos!- por no militar entre quienes padecen de tan alucinante problema. Pese a ello tuve la serenidad suficiente para alentarlo con una información recogida ayer mismo, de los diarios locales, donde un titular a dos columnas proclamable al mundo que “¡Sin derramamiento de sangre y en diez minutos intervienen almorranas”.
-Zambo –le dije- estás salvado... y te aseguro que si pones el clavel en manos de los especialistas correspondientes, de aquí al lunes no sólo podrás sentarte sin la llantita y derecho sino que te podrías ir al estadio sin que te saquen en camilla... mira lo que dice aquí... Fíjate –lo animé- dice que hay dos métodos para sacarte la vaina esa... uno que se llama “Del Estrangulador Faures”...
-Pero, hermano –gimió- no seas tan bestia... ¿Cómo me van a estrangular nada si lo que yo padezco no sale del pescuezo sino todo lo contrario...?
Tuve que abrazarlo otra vez... para evitarle un colapso nervioso y poniéndole una mano en el hombro, pasé a los detalles del asunto:
-Zambo... si me escuchas te curas... pero si continúas con esas demostraciones de histerismo no hemos dicho nada y se acabó. Porque sólo de pensar en tus hemorroides ya me empiezan a doler las amígdalas, maldita sea... Mira, lee aquí, en el periódico dice que el Método del Estrangulador Faures consiste en que te aplican un tuvo de succión.
-¿Dónde? –palideció mi interlocutor
-¡Dónde va a ser, pues, hombre... –me impacienté!
-¡Entonces no sigas, que me quedo muerto ahora mismo... justamente ando en mis días fatales y basta referirse a ellas para que entren en combustión y me conviertan la vida en un infierno...!
-¡Pero escucha, estúpido, que es tu salvación... ¿No comprendes?! Lo dicen las autoridades en las materia y, además, el método sólo consiste en aplicarte el tubo de succión y...!
-¡Ay, Dios mío... ayayayay...! –se quejó, inútilmente, porque yo no pensaba detenerme... el tubo de succión funciona al vacío... pegan una jalada al émbolo... te hacen el vacío y te aspiran “todo el paquete”, como dice aquí...! Espera, zambo, no te desmayes y aguanta... di cualquier cosa... cualquier cosita, pero di algo, hasta leerte el otro sistema
-¿La succión... la succión –repito penosamente- es con anestesia?!
-Bueno, aquí no hablan de anestesia, pero supongo que sí... porque, imagínate, que te agarren, te echen en la mesa de operaciones, te apliquen el tubo, te hagan el vacío y ¡Kraajjj!, te saquen el “paquete así, en frío, como quien desgarra una... Ay, Dios mío, me muero... basta, basta... un poco de alcohol que me privo...!
-Vamos –me indigné- sé hombre y no te portes como una criatura... el cuarenta por ciento de la población mundial, mayor de treinta años, padece lo tuyo y no se queja... vamos, arriba con todo... eso es... respira hondo o quieres sentarte aquí, en este mundo de cemento...
-¡No –chilló con un bramido que le salía del alma- Nooo... prefiero que me leas el otro sistema...! ¿Cómo dices que se llama el otro?
-Bueno, se llama “Método de la Pistola Kayser” y consiste en...
No seguí... para qué, si el zambo había perdido el conocimiento...! Y después se quejan de que la ciencia no los cure, digo yo!

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama
Alojado y Diseñado por Nett Peru Internet Solutions

Anonimo
OFF TOPICS

EL NEGRO Y SUS CIRCUNSTANCIAS

Quien se casa con una viuda no es un marido sino un sucesor.
Anoche estuve donde el negro López, para despedirlo, porque resulta que se murió de calor (en un incendio) y era indispensable enterrarlo ya que, cada cinco minutos tocaban el timbre preguntando a cómo estaba el kilo de chicharrones. Francamente, nunca pensé que el negro me abriera el apetito después de muerto. Pero la verdad es que no fui el único porque a eso de la madrugada se nos hacia agua la boca en tal forma que nos fuimos como dieciocho del velorio a tomar desayuno. El olor era igualito al del negro López y yo me comí tres panes porque lo estimaba muchísimo. No negaré que algo de antropología había en todo esto y que el difunto merecía ser recordado con un perfume más distinguido, a la hora del “Requiescat”, pero si el incendio convirtió a los adobes en ladrillos, es fácil imaginar en qué convertiría al negro, cuya alegría al calor lo obligaba a dormir calato y con una bolsa de hielo en la cabeza. ¡Como quedaría el pobre que toda la familia Tizón, vino a dejar tarjeta!
-¡Fíjate que ni su padre lo reconoció...!
-Bueno, pero era que su viejo era rubio y siempre dijo que se lo quería encajar...
Ahora, como no hay mal que por bien no venga, resulta que la viuda del crolo nunca estuvo tan guapa como anoche, cuando le vino “el negro” al cuerpo porque se le fue el negro a la urbanización de la carcancha. Es decir, le queda tan bien el luto que, sin duda, esta mujer nació para que se le muriera el marido. Para mí este es un caso legítimo de vocación. Nadie atendía al “roast-beef” en que se había convertido el negro López y todo el mundo estaba en la cola del “abrazo” para darle su último ajustón a la superviviente. A la tercera vuelta ya éramos todos amigos y especulábamos sobre la mala suerte del finado, que era el único sin chance para inscribirse en el vergel. De alma sensible, como soy, no pude contenerme y exclamé: ¡”Qué dura...!”, al condolerla con un tercer y suculento pésame. Pero como la cosa fue con suspiro, el viudón entró por la variante del “pavo” y se le encendieron los cachetes:
-¿Cómo fue que dijiste...?
-¡Qué dura es la vida!... ¿Por qué?
Desde luego, me refería a la “vidita” de López, pero no me pareció oportuno precisar conceptos ni seguir en el acoplado del clinch. Por lo tanto, me fui a la sala donde, aparte del occiso, había un grupo muy divertido (como en todos los velorios tradicionales) metiéndole al pisco y contando unos chistes para morirse (uno de risa y otros de asco, porque los he leído en todos los almanaques). Por su alegría destacaba el suegro, que nunca sintonizó al negro en la frecuencia de hijo político y que estuvo graciosísimo calculando que le ocurriría al cadáver (tan delicado del estómago como era) si lo mandaban al purgatorio y lo tenían “todo el día con el alma en un silo”. Fue entonces cuando entró la viuda, a ver cómo seguía el muerto y cerró una ventana para que no se le enfriara de golpe. Al salir nos dejó su perfume y el tema de las mujeres que todavía tienen varios rollos cuando al marido ya se le acabó la película. Es decir, de las viudas, llegándose por unanimidad a las siguientes conclusiones.
1.- Ningún hombre sobrevive a su viuda;
2.-Las viudas de enano tienen que ponerse medio luto;
3.-El matrimonio de dos viudos es una semifinal de campeonato;
4.-Los maridos se mueren para toda la viuda;
5.-Cuando la viuda dice que lleva el luto en el alma, es porque la tiene negra;
6.-El soltero que se muere es un viudo de sí mismo
7.-Cuando la mujer es guapa, el marido no pasa a mejor viuda;
8.-Las viudas son tan descuidadas que pierden hasta el marido;
9.-Nadie lamenta tanto la muerte el primer marido como el segundo;
10.-A los maridos graves lo más importante en salvarles la viuda;
11.-Las viudas lloran al marido desde que se les muere hasta que se ponen el luto;
12.-Viuda es esa cosa tibia y negra que nos queda cuando “el” ya se ha ido;
13.-En todo matrimonio el marido comienza a estudiar para muerto;
14.-Cuando un hombre muere, su alma va al cielo y su viuda a la modista;
15.-Hay maridos que se mueren de puro vivos;
16.-Las solteras son viudas sin usar;
17.-La viudez es el divorcio de la Medicina;
18.-Los negros son un anuncio de negro;
19.-Si la viuda es fea, vista de negro. Si la viuda es guapa, ¡Bisté de negro!
20.-La viuda es una persona que siempre se muere después
Y así, por el estilo, hasta que las primeras horas del alba y el olor a López nos llevaron en busca de su buen café con leche y su pan con chicharrón. Fue un velorio realmente muy simpático, aunque no pudimos quedarnos hasta el momento de la mudanza porque el colorado Arenas (que manejaba) era zurdo y la empalmó a la izquierda. O sea que cuando andaban en los responsos nosotros recién estábamos regresando de Chincha. Ya no valía la pena venir tan tarde, así que la rematamos en Pucusana (con la viuda, que también venía en el carro, con medias negras y las rodillas en posición de abrir fuego. ¡Algo francamente inolvidable...!
-¡Pobre negro López... se murió para siempre, compadre...!
-¡Tienes razón, hermano... Así es la viuda...!

Domingo, 11 Febrero 2007
E-mail: lfangell@sofocleto.com
© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama

Anonimo
OFF TOPICS

LOS CONSEJOS DE MAMA

“... Y ya sabes, hija... el primer granito que le veas, mejor pregúntale o que lo examine el médico... porque ahora no es como antes, que te salía un granito y te lo rascabas, nomás... Ahora, en cambio, te sale un granazo y apareces en los periódicos... tu padre una vez se llevó tal susto que estuvo dos años sin tomarme, el idiota... como si una fuera de fierro o de qué... de todas maneras, recuerda... mejor es la abstinencia que la emergencia...”.

• “Recuerda. En los matrimonios jóvenes, el primer mandamiento es muy simple: Anticonceptivos en la mesa de noche.... fuera de ahí, en el terno, por ejemplo, le haces un escandalazo y si quieres te vienes a la casa, nomás...!.

• “Mira bien, para neutralizar al marido se le dice que estás en tus días fatales, que te ha venido la cistitis, que te duele el riñón o que tienes cita con el ginecólogo. Ahora, si llega con tragos, olvídate... porque éstos, con tragos, no tienen barreras, hija...”.

• “Siempre huélelo bien cuando venga, se empiyame y se acueste rapidito, porque de alguna sinvergüencería venga... si huele a lo de costumbre... en fin... pero cualquier olor raro lo despiertas y le pides explicaciones...”.

• “Como experimento, nomás... cuando esté bien dormido grita ¡Mi marido, mi marido...! Si salta como un resorte, ya tienes ganado tu viaje a Miami, para remover tu ropero”.

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama
Alojado y Diseñado por Nett Peru Internet Solutions
[ Este mensaje fue editado por: capitanbeto on 10-02-2007 10:35 ]

Anonimo
OFF TOPICS

HERODES
Herodes odiaba tanto a los niños que, antes de cumplir cinco años, intento suicidarse.
Nació en el año 50 A. C. y murió en el 10 D. C. O sea, que nos quedó debiendo cuarenta años. (Como ciertos lectores tienen una gran falta de ignorancia, debo aclarar, que, en este caso, A. C. significa “A. C. dos mil años” y que el D. C. Es una contracción de “de-ce-so”, palabra que leyéndola de corrido significa muerte y es también una contracción, pero del vivo al inaugurar su cadáver. Se pone solamente D. C. Y el “so” va por el minuto de silencio. Por eso, como Jorge Washington nació después de pascua, o sea al lado de acá, siempre se le pone Washington D. C. Para avisar que ya murió)
Por los tiempos del señor Herodes era muy difícil diferenciar a los hombres de las mujeres porque todos usaban toga, una sábana que servía al mismo tiempo de terno, mantel, servilleta, pañuelo, atado de ropa, camiseta y sombrero. Cuando se ponía mugrienta la usaban por el otro lado. Por esto, antes de los cuarenta años nunca se sabía si una persona era niño o niña. Y a veces, después de esa edad seguía la duda.
Pero ello no era problema para Herodes, porque él no tenía preferencia. Odiaba a los niños de uno y otro sexo. En cuanto se le cruzaba un romanito por la calle se quedaba tieso de indignación, especialmente si el romanito era bizco, pecoso o estudiaba la lira. Se le agarrotaban los músculos y esto hace pensar que Herodes tenía parálisis infantil.
Por razones misteriosas, durante mucho tiempo Herodes estuvo gestionando la Dirección de Puericultorio Central de Roma, pero no la consiguió, pese a insistir en que tenía grandes proyectos de reforma. Luego pretendió la Superintendencia de los Jardines de la Infancia, pidió licencia para abrir un kindergaftum, intentó organizar un Club de Niños, quiso fundar un Nido..., pero le rechazaron todo porque decían que para cuidar criaturas tenía un espíritu demasiado infantil. Herodes esperó.
Hasta que le llegó esa oportunidad que todos sabemos y lo hizo tan bien que inmortalizó su nombre. Es un personaje muy discutido. Muchos no lo comprenden y denigran su memoria, pero otros (padres de familia, profesores, amas, vecinos, tíos, padrinos y personas que llegan de visita) veneran su figura y lo consideran un precursor.
Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama
Alojado y Diseñado por Nett Peru Internet Solutions

Anonimo
OFF TOPICS

LOS PROBLEMAS DEL ZOOLÓGICO:
El Perú debía tener un zoológico fantástico por que esta lleno de animales.
Y conste que no lo digo con retintín ni con indirectas de cualquier clase sino porque, en realidad, tenemos una de las más variadas faunas del mundo y un inventario de especimenes que va desde la pulga de catre hasta la vaca marina, pasando por el chupajeringas, el caballito de siete colores, la teta del sapo (digo, el sapo con tetas), el perro biringo, la mula de Pisco, el patillo volador, la culebra con bigote y el famoso lagarto que sirve para poner contra. Es decir, podríamos tener uno de los más fantásticos zoológicos del mundo y canjear las figuritas duplicadas con países cuyos animales fueran diferentes de los nuestros. Además, podríamos llenar un montón de jaulas con el inmenso número de lobas, panteras, camellos, pulpos, choros y conchudos (ostras, almejas, tortugas y demás relacionados) que proliferan en la administración pública.

-¡Pero usted, mezcla animales racionales con los otros! –dirá alguno.
-Todos son racionales cuando reciben su ración...! –sería mi respuesta.
Al mismo tiempo se nos conoce como un pueblo de gran imaginación para suplir nuestras necesidades con un poco de ingenio. Por ejemplo, si no hay cebra, se pinta un burro a rayitas y listo. Si no hay tigre, agarramos un gato grandote, “king size”, y le enchufamos su buen pijama alistas. Si no hay cocodrilo, chapamos una lagartija y la inflamos en un grifo. Si no hay gorila, agarramos un... ¡Ejem!... bueno, gorila, gorila, podríamos importar uno legítimo, para evitar problemas con las autoridades del zoo quienes, desde ya hace varios años, vienen sosteniendo su zoologiquito haciendo toda clase de milagros, con un esfuerzo que parte el alma y con un número tan escaso de inquilinos que por cada uno de ellos, adentro, hay cuatro vendedores de barquillos, habas y maní, afuera. Yo que el director los zamparía a todos en una jaula familiar, para que dejaran a la gente en paz.
-¿Y recuerda al mono que se escapó, lo encontramos...?
-Sí, parece que estaba en la puerta, vestido con mandil y vendiendo melcocha... Hace pocos días y en nombre del Comité de Inquilinos, el papagayo ‘Lengüetrapo” hizo graves denuncias en rueda de prensa a la que tuve oportunidad de asistir, quejándose, en especial de la pésima alimentación que allí reciben los internos. Con las plumas erizadas de emoción partidaria y parado en el dedo índice de su guardián, don ‘Lengüetrapo’ quien ya frisa en los catorce años, manifestó cómo en vez del tradicional choclito les venían dando mote y que los plátanos venían tan duros que ni el propio pájaro carpintero había podido con ellos. “Yo lamento –dijo- que mis compañeros de zoológico no puedan hablar, porque así se enterarán ustedes de muchas cosas. Pero vayan y pregúntenles a ellos mismos qué es lo que reciben de comida”. Nos pareció una idea acertada y así lo hicimos, con los siguientes resultados.
Elefante:- Desayuno, una taza de café con leche y dos panes con mortadela. Almuerzo, su sopa con garbanzos, guiso de caigua con arroz, frijoles colados y té. Comida. Dos huevos fritos, arrimado de coles, camotillo, pan, té o café;
Pingüino:- Desayuno, un plato de quáker y dos toletes con mantequilla. Almuerzo, bisté apanado con papas fritas y arroz, ensalada de frutas y hierba Luisa. Comida, mondonguito a la italiana, tacu-tacu montado, natillas y un vaso de leche tibia;
León:- Desayuno, media naranja, jugo de papaya o galletas. Almuerzo, spaguettis en salsa verde, pastel de berenjenas a la piurana, nueces al natural (con cáscara) leche asada y café. Comida, ravioles a la parmesana, picante de cau cau, leche asada y una taza de manzanilla
Conejo:- Desayuno, una taza de chocolate caliente, ham and eggs y dos panes franceses. Almuerzo, bisté a la chorrillana con arroz graneado, polenta con tuco, picarones y té. Comida, guiso de conejo con papas, minestrone a la criolla, dulce de membrillo y un pocillo de café;
Hiena:- Petit dejeuné, chocolat tres chaude, avec de biscutis, croissants et beurre importée. Dejeuné, consomé aux fines herbes, garní avec pomme de terre, champignons, petit pois et riz. Dinner, petiti boef aux Chateaubriand, Chopín de mariques, vin du Ghin (1989), cognac;
Canario:- Desayuno, lomo con dos huevos fritos, papas doradas y plátano frito, una taza de café con leche y dos panes de yema con queso. Almuerzo, sopa de verduras, estofado de ternera con arroz, mazamorra morada y café express. Comida, parihuela concentrada, corvina encebollada con guarnición, dulce de camote y ponche;
Hipopótamo:- Desayuno, una tacita de café con leche, naranja al natural con dos galletas. Almuerzo, caldo de pollo, tacita de arroz chaufa, un suspiro y leche. Comida, anticucho e corazón, roast beef con espárragos y boldo;
Chancho:- Desayuno, café negro, huevos con tocino y dos panes con chicharrón. Almuerzo, salchichas con puré, patitas con arroz, manjar blanco y anís. Comida, patitas saltadas, butifarras a la criolla, buñuelos y bicarbonato.
Francamente, no veo por qué se quejan.

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama

Anonimo
OFF TOPICS

De nadaa! Seguí así ..!!!! FELICITACIONES

Anonimo
OFF TOPICS

Muchas gracias Clarita!!!

Esta semana subo mas articulos.

Saludos.

Capt. Beto.

Anonimo
OFF TOPICS

Muy bueno el diccionario! Jajaja, bastante interesante tu foro Cool

Anonimo
OFF TOPICS

trescientascincuetaiun visitas en 14 dias!!!!!

Anonimo
OFF TOPICS

OYE ENIGMATICO, DONDE ESTAS? MANDAME UN EMAIL PARA SABER DONDE ANDAS?

SALUDOS.
CAPT.BETO.

Anonimo
OFF TOPICS

Lo peor de un intelectual no está en ser inédito sino inaudito.

El verbo Amar nunca tuvo futuro perfecto.

“¡Ali Bajá...! ruego de la mujer argentina cuando el marido está dale que dale...

Para drama el de las bolas, que no tienen principio ni fin.

Lo malo del entusiasmo es que siempre se diluye en la realidad.

Nunca sabré por qué se llaman “pezón” si no pesa casi nada.

El péndulo se pasea mortificado porque no tiene forma de saber la hora.

Nadie tiene mejor memoria que quien bebe para olvidar.

Lo malo de los senos es que uno llega a ellos cuando ya se acabó el desayuno.

El muslo es la parte de la mujer donde empiezan los problemas.

Si el deseo tuviera voz, ¿Qué gritería habría en el mundo...?.

Clamor: Grito del amor desesperado.

Lo malo del espiral es que no se decide a irse...

¡Me da pena el ajo... tan inocente entre las verduras y tan agresivo en la sociedad...!.

Nada tan inolvidable como esos rostros que dejan rastros...

El nudismo y el amor son el otoño de la ropa.

El tenor mediocre no es un tenor... es un temor...

Nadie vive tanto como aquellos que debieran morirse en el acto.

La virtud, me imagino, debe ser el más terrible de todos los vicios.

El nudista es un sujeto que no se puede desvestir.

El Perú es un mendigo sentado sobre un Banco de la Reserva.

Cuando una mujer hermosa duerme es porque “la suerte está echada”.

¿Y por qué se mueren algunos médicos si ellos viven de la vida ajena...?.

La literatura del adulterio es el comienzo de la menopausia...

La Luna debe estar habitada porque tiene cuatro cuartos...

El otoño es la estación del año en que nos sentamos a recordar.

¡Sí, habiendo tantas pecadoras en el infierno, el diablo no duerme con una de ellas es un pobre diablo...!.

El Perú necesita que regrese Jesús porque el país está sin un Cristo.

El padre de cinco hijas casaderas es una máquina de calcular.

No creo que las conchas sean tan descaradas como dicen.

La Luna morirá algún día de tuberculosis. ¡Tanto salir de noche...!.

Parece que todo ha cambiado últimamente: Después de la pubertad vienen la libertad, la maternidad y averiguar quién fue el papá...

Las mulatas sensuales están condenadas a cadera perpetua.

No debe ser muy valiente el mango, porque siempre se chupa.

Lo más insoportable de los seres vacíos consiste en que, además, flotan.

Generalmente el borrachín sale de la taberna con tumbo desconocido.

Lo más natural del mundo es que cuando baile un carpintero le saque viruta al piso.

En la granja el gallo también anda con las patas pero sólo pisa a las gallinas.

El papel higiénico sólo se llama así mientras no lo usen.

La maternidad es el efecto del afecto.

Lo más perfecto del amor es el hecho. El hecho de amarse.

El prostíbulo es un patíbulo donde el hombre paga para perder la cabeza.

Lo más típico del Perú es la comida china.

No es muy democrática la Inteligencia porque jamás asiste a las asambleas.

Lo más triste de las solteronas es que mueren inéditas.

Lo más triste de los abstemios es que tienen cara de borracho.

Me gusta ver, en las madrugadas, cuando la mañana se despierta poco a poco.

Lo más triste de los cabizbajos ocurre cuando su problema no es la melancolía sino la tortícolis.

Lo más triste de los imitadores está en que son inimitables.

El pecado del Paraíso no fue “original” parece que ya lo cometían los ángeles entre ellos...

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama

Anonimo
OFF TOPICS

DONCELLO: Sospechoso adulto joven que defiende su virginidad.

MECÁGONO: Exclamación angustiosa de quien duda entre aguantarse o hacerlo ahí, nomás.

PUTIFARRA: Fiesta libertina con mujeres liberales.

BUQUET: Barco cargado de flores para la mujer amada.

VAN PIRO: Científico holandés que descubrió las ventajas de la sangre fresca.

TRISTURÍ: Instrumento quirúrgico empleado únicamente para hacer autopsias.

INDIOMA: Dícese de la lengua o lenguas que se habla en la selva.

FRUSTÁN: Ropa íntima que su dueña no se quiso quitar.

ANTIHEPÁTICO: Sujeto cuya sola presencia nos hincha el hígado.

RODILLAZO: Forma salvaje de preparar un omelette.

TAURINA: Dícese de la dama que no respeta al marido porque lo ha mandado al cuerno.

OÑO: Letra macho de la Eñe.

DON JUAN: Especie de cornudo que se pasó la vida jugando al vivo.

ACUESTRE: Hora en que los caballos de pura raza se echan a dormir.

REFLOJO: Sujeto ocioso que en vez de mirarse en el espejo prefiere hacerlo en una foto suya.

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama

Anonimo
OFF TOPICS

MENTIRAS

“Claro que estoy trabajando en una erección, mamá... si yo misma te lo dije... pero en la erección de un monumento y no de nada malo... ¿Cómo se te ocurre...?”.

“Si, me emociona oír la música clásica. Esta Tocata y Fuga, sobre todo, me hace llorar... porque lo que me hizo Pepe fue tan rápido... y después, él tan inubicable y yo con Pepito hace cinco años... pero yo no quiero conocer el paradero de su hijo, doctor... sólo la dirección, para escribirle... nomás”.

“Esta noche imposible, Pirulo... será por el cambio de clima pero estoy con la cintura que estornudo y se me sale todo... ¿Comprendes... todo...!”.

“Nunca, jamás en la vida, me olvidaré de este favor, mi estimado amigo... y conmigo podrá contar incondicionalmente, para siempre...!”.

“¡En Alemania claro que estuvimos con mi finado Arturo... Alemania, tan linda con su canguros, sus hipopótamos... muy linda Alemania, hija, muy linda...!”.

“La señora se está bañando...”.

“... y la patria cruje de dolor frente a la muerte de este ilustre ciudadano...”.

“Sí, nosotros somos rubios pero Johnny es morenito porque nació en África”.

“¿Quién, yo... vender mi honor?¡Ni por quinient... digo, ni por mil dólares, doctor Martínez...!”.

“Por favor... me permite el baño para lavarme las manos...”.

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama

Anonimo
OFF TOPICS

DICCIONARIO

INTROVERTIDO: Personaje traumatizado por los mil equívocos a que da origen su modo de ser.

SECRETARIA PRIVADA: Ejecutiva que trabaja con el miembro más importante de la empresa.

CUESCO: Pepa de la aceituna pero también lo que todos sabemos.

MANSO: Ciudadano que ya ha cumplido 25 años de casado.

DESCALZO: Fraile especializado en pisar puchos encendidos.

GAS: Fluido aeriforme cuya propiedad nadie se atreve a reclamar.

ALMOHADA: Especie de colchoncito que, una vez cumplida su función, también sirve para dormir.

MUSLO: Yacimiento de sensualidad cuyas radiaciones producen tartamudez.

MICRO: Transporte al paso donde la mujer es levantada en peso.

CUERPO: Parte de la mujer indispensable para cocinar al más crudo invierno.

© Copyright 2003 - 2007 Todos los derechos reservados por Luis Felipe Angell de Lama

Etiquetas

Search