La demora de Justicia - La rebelión de Lucifer – JJ Benítez

No replies
Anonimo

La demora de Justicia - La rebelión de Lucifer – JJ Benítez Vs. el Libro de Urantia (LU)

Por Ewy:

http://www.urantia.org/spanish/es_docs/doc054.html

Queridos amigos siguiendo con el tema anterior, aquí les acerco otra porción del documento en donde se explica una de las preguntas que mas ha alterado a la humanidad desde sus orígenes, espero que los disfruten.

Las criaturas volitivas y morales de los mundos evolucionarios siempre se han preocupado por la pregunta irreflexiva de por qué los Creadores omnisapientes permiten el mal y el pecado. No comprenden que ambos son inevitables si la criatura ha de ser verdaderamente libre. El libre albedrío del hombre en evolución o del ángel exquisito no es un mero concepto filosófico o un ideal simbólico. La habilidad del hombre para elegir el bien y el mal es una realidad del universo. Esta libertad de elegir por sí mismo es una dote de los Gobernantes Supremos, y ellos no permitirán que ningún ser o grupo de seres prive a una sola personalidad en el vasto universo de esta libertad de otorgamiento divino —ni siquiera para satisfacer a estos seres desviados e ignorantes en el disfrutar de esta mal llamada libertad personal.

Aunque la identificación consciente e incondicionada con el mal (pecado) es el equivalente de la no existencia (aniquilación), siempre debe intervenir entre el momento de dicha identificación personal con el pecado y la ejecución de la pena —el resultado automático de dicho abrazo volitivo del mal— un período de tiempo de suficiente longitud como para permitir que la adjudicación del estado universal de dicho individuo se compruebe enteramente satisfactoria para todas las personalidades universales relacionadas, y que sea tan justa y recta como para ganar la aprobación del pecador mismo.

Pero si este rebelde del universo contra la realidad de la verdad y la bondad se niega a aprobar el veredicto y si el culpable conoce en su corazón la justicia de su condena pero rehúsa confesarla, entonces la ejecución de la sentencia debe ser demorada de acuerdo con la discreción de los Ancianos de los Días. Y los Ancianos de los Días se niegan a aniquilar a un ser hasta que se hayan extinguido todos los valores morales y todas las realidades espirituales tanto en el pecador como en todos los soportadores relacionados y los posibles simpatizantes.

Otro problema un tanto difícil de explicar en la constelación de Norlatiadek pertenece a las razones que permitieron que Lucifer, Satanás y los príncipes caídos hicieran el mal por tanto tiempo antes de que se les arrestara, internara y juzgara.

Los padres, aquellos que han engendrado y criado a hijos, son capaces de comprender mejor por qué Micael (Jesús), un padre Creador, pueda ser lento en la condena y destrucción de sus propios Hijos. La historia del hijo pródigo que narrara Jesús ilustra muy bien de qué manera un padre amante puede esperar por mucho tiempo hasta que el hijo descarriado se arrepienta.

El hecho mismo de que una criatura que hace el mal pueda verdaderamente elegir hacer el error o sea cometer pecado se establece por la existencia del libre albedrío y justifica plenamente la demora de cualquier longitud en la ejecución de la justicia siempre y cuando la misericordia extendida pueda conducir al arrepentimiento y la rehabilitación.

La sabiduría de la Demora:

De las muchas razones que yo conozco del por qué antes no se internaron ni juzgaron a Lucifer y sus aliados, se me permite mencionar las siguientes:

1. La misericordia requiere que cada malhechor tenga suficiente tiempo para formular una actitud deliberada y plenamente elegida respecto de sus pensamientos malignos y de sus acciones pecaminosas.

2. El amor de un Padre domina la justicia suprema; por lo tanto la justicia nunca destruirá lo que la misericordia pueda salvar. El tiempo para aceptar la salvación es concedido a todo malhechor.

3. Ningún padre afectuoso se apresura jamás en castigar a un miembro de su familia que comete un error. La paciencia no puede funcionar independientemente del tiempo.

4. Aunque el error es siempre dañino para una familia, la sabiduría y el amor advierten a los niños rectos que tengan paciencia con un hermano que yerra durante el tiempo de demora otorgado por el padre afectuoso para que el pecador pueda ver el error de su acción y abrazar la salvación.

5. Aparte de la actitud de Micael (Jesús) hacia Lucifer, a pesar de ser él el Padre Creador de Lucifer, no le incumbía a (Jesús) ejercer una jurisdicción sumaria sobre el apóstata Soberano del Sistema, porque no había por aquel entonces completado su carrera de auto donación, mediante la cual llegó a la soberanía incondicional de su Universo.

Nota: Sobre la Carrera de auto donación o autootorgamiento.

Antes de proseguir se hace necesario en este punto una pequeña aclaración. Si bien Micael (Jesús) es el Creador de todo lo creado y por crear e incluso el creador de toda criatura viviente de nuestro universo. Su justicia le impedía ejercer su derecho de gobernar de una forma arbitraria, basándose únicamente en su poder derivado del Padre Espíritu (La causa Primero y Centro de todas las cosas).

Por ello, puso el gobierno del mismo en manos de los Ancianos de los Días y estableció que asumiría legalmente ese poder, una vez que hubiera ganado ese derecho habiendo vivido una vida entera como cada una de sus criaturas (esto es lo que se conoce como autootorgamiento o auto donación). De esta forma (Jesús) fue Arcángel, Ángel y así sucesivamente siendo excelso en cada una de estas manifestaciones y un ejemplo para cada criatura por él creada.

Si bien nunca nadie fue informado de cada una de estas manifestaciones de nuestro Padre Universal, salvo los más allegados a él. Aun le faltaba vivir una vida como una de sus criaturas más humildes, le faltaba vivir como un ser mortal ascendente de los mundos materiales y finitos. Al tiempo de la rebelión de Lucifer, Jesús nuestro Padre había vivido una vida como seis de sus criaturas y le faltaba una, razón por la cual aun no había asumido de pleno derecho la autoridad de su reino.

6. Los Ancianos de los Días podían haber aniquilado inmediatamente a estos rebeldes, pero raramente ejecutan a los malhechores sin una audiencia plenaria. En este caso se negaron a invalidar las decisiones de Micael (Jesús).

7. Es evidente que Emanuel (Su Hermano Paradisiaco y mano derecha) aconsejó a Micael (Jesús) que se mantuviera al margen de los rebeldes y permitiera que la rebelión siguiese su curso natural. Y la sabiduría del Unión de los Días es el reflejo temporal de la sabiduría unida de la Trinidad del Paraíso.

8. El Fiel de los Días en Edentia aconsejó a los Padres de la Constelación permitir que los rebeldes siguieran un curso libre hasta el fin para que toda simpatía por estos malhechores fuera extirpada de los corazones de todos los ciudadanos, presentes y futuros, de Norlatiadek y de toda criatura mortal, morontial o espiritual.

9. En Jerusem el representante personal del Ejecutivo Supremo aconsejó a Gabriel fomentar toda oportunidad para que cada criatura viviente madurara su decisión deliberada respecto de estos asuntos que correspondían a la Declaración Luciferina de Libertad. Ya que se habían planteado los temas de la rebelión, el consejero de urgencia Paradisíaco para Gabriel declaró que, si no se ofrecía una oportunidad, plena y libre, a todas las criaturas de Norlatiadek, entonces la cuarentena proclamada por el Paraíso contra todas estas criaturas posiblemente inciertas y semisinceras debería ser extendida, en nombre de autoprotección, de toda la constelación. Para mantener abiertas las puertas de la ascensión al Paraíso a los seres de Norlatiadek, era necesario proveer el desarrollo pleno de la revolución y asegurar la determinación completa de la actitud por parte de todos los seres que tuvieran de alguna manera algo que ver con esto.

Nota:
Una de las consecuencias directas de la rebelión de Lucifer fue la cuarentena impuesta al sistema que él regia en donde por desgracia se encontraba nuestro mundo (La tierra). La cuarentena consistió en cortar todos los tipos de canales de comunicación tanto físicos como espirituales hacia el resto del universo. De esta manera se permitió que las consignas Luciferinas fueran discutidas y combatidas dentro de nuestras propias fronteras, impidiendo que la apostasía contaminara al resto de la creación.

Por esta razón y a pesar de que las matemáticas permiten asegurar que deberían existir mas de 100 millones de mundos habitados por seres inteligentes, hoy la ciencia no puede explicar las razones por las cuales no puede encontrar vestigios residuales de dichas civilizaciones en el universo.

10. La Ministra Divina, emitió en su tercera proclamación independiente un mandato ordenando que no se debían tomar medidas para solucionar a medias, suprimir cobardemente, o de cualquier otra manera ocultar el rostro horrible de los rebeldes y de la rebelión. Se ordenó a las huestes angélicas que trabajaran hacia una divulgación total y una oportunidad ilimitada de expresión del pecado, afirmándose que ésta sería la técnica más rápida para lograr la curación perfecta y final de la peste del mal y del pecado.

11. En Jerusem se organizó un concilio de urgencia de ex-mortales que consistía en Mensajeros Poderosos, mortales glorificados que habían tenido experiencia personal en situaciones semejantes, juntamente con sus colegas. Aconsejaron a Gabriel que por lo menos tres veces el número de seres se perderían si se aplicaban métodos arbitrarios o sumarios de supresión. El entero cuerpo de consejeros de Uversa acordó aconsejar a Gabriel que dejase que la rebelión siguiera su curso pleno y natural, aunque se requiriesen un millón de años para poner fin a las consecuencias.

12. El tiempo, aun en un universo temporal, es relativo: si un mortal de la tierra de una vida de longitud promedio cometiese un crimen que precipitara un pandemonio mundial, y si se le arrestara, se le llevara ante los tribunales, se le juzgara y se le ejecutara a los dos o tres días de cometer el crimen, ¿os parecería a vosotros mucho tiempo? Y sin embargo eso se acercaría más, comparativamente, a la duración de la vida de Lucifer, aun si su juicio, ya iniciado, no se completara en cien mil años terrestres. El valor relativo del período de tiempo desde el punto de vista de Uversa, en donde la causa está pendiente, podría ilustrarse diciendo que el crimen de Lucifer fue llevado a tribunales dentro de dos segundos y medio de haberlo cometido. Mas desde el punto de vista del Paraíso, el juicio es simultáneo al acto.

Nota:
Para el que haya leído la Biblia podrá recordar que la misma cita “Un día del Señor, son 1000 años de la Tierra”.-

Sean cuales fueren las dificultades que los mortales evolucionarios puedan encontrar en sus esfuerzos por comprender la rebelión de Lucifer, debería resultar claro para todo pensador caviloso que la técnica de tratar a los rebeldes es una vindicación del amor divino. La misericordia amante extendida a los rebeldes parece haber precipitado a muchos seres inocentes en tribulaciones y vicisitudes, pero todas estas personalidades apenadas pueden confiar certeramente en Jueces omnisapientes que adjudicarán sus destinos en la misericordia así como también en la justicia.

En todos sus tratos con los seres inteligentes, tanto Jesús como su Padre en el Paraíso están dominados por el amor. Es imposible comprender muchas fases de la actitud de los gobernantes universales hacia rebeldes y rebeliones, pecado y pecadores, a menos que recordemos que Dios como Padre toma precedencia sobre todas las demás fases de la manifestación de la Deidad en todos los tratos de la divinidad con la humanidad. También debe recordarse que el Hijo Creador Paradisíaco está motivado por la misericordia.

Si un padre afectuoso de una familia grande elige mostrar misericordia a uno de sus hijos culpable de graves maldades, es muy posible que la extensión de la misericordia a este hijo que se porta mal pueda dar como resultado dificultades temporales para todos los demás hijos de buena conducta.

Estas contingencias son inevitables; este riesgo es inseparable de la situación real de tener un padre amante y de integrar un grupo familiar. Cada integrante de una familia se beneficia por la conducta recta de todos los demás miembros; del mismo modo, cada integrante ha de sufrir las consecuencias temporales inmediatas de la mala conducta de cualquier otro de los miembros. Las familias, como los grupos, como las naciones, como las razas, como los mundos, los sistemas, las constelaciones y los universos, son relaciones de asociación que poseen individualidad; y por lo tanto cada integrante de cada grupo grande o pequeño, cosecha los beneficios y sufre las consecuencias de la rectitud y de la maldad de cualquier otro de los miembros del grupo correspondiente.

Pero debemos aclarar una cosa: si se te obliga a sufrir las consecuencias dañinas del pecado de un integrante de tu familia, un conciudadano o un semejante mortal, aun de la rebelión en el sistema o en otra parte (sea lo que fuere lo que te veas obligado a soportar debido a la maldad de tus asociados, semejantes o superiores) puedes estar seguro de la certidumbre eterna de que dichas tribulaciones son aflicciones transitorias. Ninguna de estas consecuencias relacionadas de la mala conducta en el grupo puede poner jamás en peligro tu futuro eterno, ni privarte en lo más mínimo de tu derecho divino a la ascensión al Paraíso y al logro de Dios.

Y existe una compensación para estas tribulaciones, demoras y desencantos que invariablemente acompañan al pecado de la rebelión. De las muchas repercusiones valiosas de la rebelión de Lucifer que podrían mencionarse, tan sólo llamaré la atención sobre las carreras enaltecidas de aquellos mortales ascendentes, los ciudadanos de Jerusem, que, por resistir a los sofismas del pecado, se colocaron en línea para volverse futuros Mensajeros Poderosos, semejantes a mi propia orden. Todo ser que pudo resistir ese episodio malvado inmediatamente avanzó su estado administrativo y elevó su valor espiritual.

Al principio, el sublevamiento de Lucifer pareció una calamidad sin mitigaciones para el sistema y para el universo. Gradualmente comenzaron a acumularse los beneficios. Con el paso de veinticinco mil años de tiempo del sistema (veinte mil años de tiempo de la Tierra - Urantia), los Melquisedek comenzaron a enseñar que la bondad resultante de la locura de Lucifer había comenzado a igualar el mal incurrido. La suma del mal se había vuelto en esa época casi estacionaria, continuando a aumentar sólo en ciertos mundos aislados, mientras que las repercusiones beneficiosas continuaban multiplicándose y extendiéndose a través del universo y del superuniverso, aun hasta Havona. Los Melquisedek enseñan ahora que lo bueno que resultó de la rebelión de Satania es más de mil veces la suma de todo lo malo.

Las mentes de los mortales de poca visión, atadas al tiempo, no deben lanzarse a criticar las demoras temporales de los administradores de gran visión y gran sabiduría de los asuntos del universo.

Un error del pensamiento humano respecto de estos problemas consiste en la idea de que todos los mortales evolucionarios en un planeta en evolución elegirían entrar a la carrera al Paraíso si el pecado no hubiese maldecido su mundo. La capacidad de rehusar la supervivencia no data de los tiempos de la rebelión de Lucifer. El hombre mortal ha poseído siempre la dote de la elección del libre albedrío en cuanto a la carrera al Paraíso.

Nota:
La supervivencia eterna de toda criatura siempre ha sido y será el resultado de una elección personal, sin importar las vicisitudes de la vida de experiencias que debemos pasar la pregunta es ¿Queremos o no queremos? vivir una vida eterna de servicio a la gran familia universal de Dios. Recuerden la palabras de Jesús en el nuevo Testamento “Yo no vine a ser servido, sino a Servir”, “Quien quiera seguirme, que tome su cruz y me siga”.

La experiencia trae aparejado necesariamente el error y su consecuencia es el caos, el dolor y muchas veces la amargura. Sin embargo de los malos momentos solemos salir fortificados, ¿Quiere nuestro espíritu seguir consiente y aprender por toda una eternidad el camino que implica una búsqueda constante de nuestro Padre Celestial?, ¿Deseamos verdaderamente servir en dicho camino a la familia universal? o simplemente queremos el sueño eterno y terminar allí nuestro camino. He aquí el gran dilema y la decisión que determinara nuestra supervivencia eterna.

¿Seremos capaces de servir a los demas toda una eternidad?, Si no somos capaces de servir a nuestros hermanos aqui en la tierra.

Nota Final:
En estas entregas he tratado de hacerles ver que existe otra realidad posible, el caos, la anarquía y la maldad que hay en nuestro mundo no es consecuencia del famoso pecado original, sino de la rebelión que los hijos encumbrados de Dios desataron y de la que somos mas bien los damnificados y no los culpables.

En lugar de enseñarnos sobre la naturaleza amante de nuestro Padre celestial, de la misericordia de Hijo (nuestro Jesús) y de la AMISTAD DE DIOS CON EL HOMBRE, se nos inculcaron sus ideas rebeldes y se nos mostró a un Dios colérico y Soberbio muy alejado de su naturaleza original.

Otros planes Divinos fueron alterados en nuestro mundo apostata por los rebeldes, como el Plan Adánico del que les comentare mas adelante. Sin embargo nuestro mundo tuvo su compensación Micael (Jesús) nuestro Creador en persona, decidio efectuar su ultima donación en uno de los mundos mas afectados por la rebelión y vino a enfrentar a los rebeldes a nuestro propio mundo cumpliendo con ello tres propósitos fundamentales.

1.) Tomar en forma definitiva el Poder y la Gloria de su Universo al cumplir su séptima donación como un ser mortal finito y ascendente.

2.) Mostrar al Padre en su verdadera naturaleza, corrigiendo y enmendando los desvíos de sus hijos (aquellos que tenían la misión de enseñarnos).

3.) Derrotar a los rebeldes en su propio campo, como enseñanza de su naturaleza amante ante todas las criaturas de su creación.

Se hace necesaria una aclaración más:

En el documento original encontraran que se habla en plural cuando se refieren a los Hijos Paradisíacos, esto es así pues en el LU si bien se reafirma indudablemente la Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo), también se explican algunos aspectos sorprendentes.

El Padre (Espíritu – La Causa primero y centro de todas las cosas) tiene la capacidad de dividirse en inagotables chispas pre – personales. Estas chispas son verdaderamente Divinos Instructores (ya que poseen su propia esencia y naturaleza) y son regaladas por Dios a cada criatura inteligente y dotada de voluntad propia, pues viene a morar en la mente del ser humano a la edad de 5 años, cuando este toma su primera decisión moral (Justa o Injusta).

Durante la juventud del ser humano esta chispa Divina es conocida con el nombre de Ajustador de Pensamiento, tira suavemente para dotarnos de las características que nos separan de lo meramente animal. La verdad, la belleza y la bondad que son los signos distintivos de la divinidad. El valor, el altruismo, la belleza son esencialmente regalos Divinos que Dios da a la criatura humana y que nos separan del reino animal.

Al cumplir la mayoría de edad, la chispa pre – personal se transforma en nuestro “Monitor de Conciencia” y por ese nombre es conocido. Debido justamente al libre albedrío, Dios se abstiene de interferir con nuestra voluntad sin embargo el incansable maestro tratara de mostrarnos el camino para que nuestra mente alcance los niveles necesarios de evolución y de esta forma que estemos mas preparados para elegir nuestra supervivencia eterna.

Por ultimo, si decidimos sobrevivir, la chispa pre – personal se hará uno con nosotros logrando la fusión esperada, ella tomara de nosotros nuestra personalidad con sus recuerdos, querencias y vivencias, mientras que nosotros tomaremos de el su esencia Divina y su inmortalidad.

De igual forma (La Causa segunda y centro de todas las cosas) – el Hijo tiene el poder de crear a su imagen Hijos denominados “Hijos Paradisíacos”. La creación según el (LU) esta formada por el Universo Central en donde se encuentra la isla estacionaria del Paraíso y siete Súper universos, cada uno de ellos formados a su ves por miles de universos locales.

De modo que cada universo local ha sido creado por un “Hijo Paradisíaco” que es imagen de la Causa Segunda y centro de todas la cosas y consustancial con el. Micael (nuestro Jesús) es el creador de nuestro universo local, imagen de la Causa segunda y centro que vive en el Paraíso central, el es nuestro regente, nuestro creador y de hecho nuestro Dios.

He desarrollado esta somera explicación para que pudieran entender el misterio de la pluralidad de los “Hijos Paradisíacos”, sin embargo les recomiendo la lectura de los documentos 107, 108 y 109 para conocer con mayor exactitud de que forma actúa y cual es el propósito y naturaleza de los “Ajustadores de Pensamiento”, el regalo mas sobervio que Dios nos dio.

Podrán encontrar los documentos en :

http://www.urantia.org/spanish/es_docs/doc107.html

---------------------------------------------------------O--------------------------------------------------
No hay Blancos o Negros únicamente, sino distintas tonalidades de Gris.
Me llaman el Hombre Gris del Sur – Un abrazo de Ewy.
Si les intereso háganmelo saber en el Foro y continuare con las entregas.

Etiquetas