Habla Kyle Baker

Habla Kyle Baker

Kyle Baker, uno de los "personajes" mas interesantes del mundo del cómic en EE.UU. Habla sobre Rugrats, sobre su cómic censurado por DC y sobre los derechos de Superman.

Kyle Baker es uno de los "personajes" mas interesantes del mundo del cómic y el humor gráfico de EE.UU.
Alternando entre la producción independiente y los grandes monstruos del cómic y la animación (DC y Warner) Baker siempre se ha encargado de brindarnos una obra sumamente personal.
Sus trabajos han desfilado por las páginas de Esquire, The New Yorker, Spin, Rolling Stone y Mad entre otros medios gráficos.
Ha editado novelas gráficas como You Are Here, Why I Hate Saturn, The Cowboy Wally Show, y I Die At Midnight.
Ha animado videos musicales y actualmente esta dirigiendo el film animado Corey Q. Jeeters, I’m Telling On You.
Aquí reproducimos parte de la conferencia que KB brindó en Fantabaires el 12 de noviembre pasado. La traducción en el evento corrió por cuenta de Andrés Accorsi y es en definitiva la que transcribimos (con algunas modificaciones) en esta oportunidad.

 

Entre los trabajos que tuvo Kyle Baker es interesante su participación en la tira diaria Rugrats (no en la película). Aquí nos comenta una anécdota tan divertida como reveladora de la "trastienda" del mundo del "comic strip".

Tomé el trabajo por que estaba por tener un bebe y al trabajar en Rugrats se consigue mucho prestigio en el patio de juegos. ¡De verdad! Los otros padres me miraban de reojo y decían ¿quien es este tipo raro con estos pelos? Entonces yo decía: ¡Trabajo en Rugrats! Y decían: –¿En serio? ¡Puedes tocar a mi hijo!
En general en las tiras bajo licencia, como puede ser Lucas, Scubi Doo, Bugs Bunny, etc. te mandan una hoja modelo, un libraco con dibujos de todos los personajes, dibujados de frente y de perfil, para que todo el mundo dibuje de igual manera. Un problema muy común para todos los dibujantes es que hay una persona cuyo trabajo consiste en mirar tus dibujos y asegurarse que se parezcan mucho a la hoja del modelo. Ese no es un trabajo que quiera nadie que tenga algún talento, o que sirva para algo, o sea que es un trabajo que recae siempre en algún inexperto o inútil, no es buen trabajo.
Por ejemplo si en el guión se supone que Tommy tiene que estar asustado, busco en el libro y encuentro la cara apropiada, pero por ahí la cara de asustado esta mirando de frente y la necesito de perfil, entonces dibujo por las mías mirando para acá. Si hago eso me lo mandan de vuelta por que "no esta en libro".
Ya de entrada no me pagaban bien por ese trabajo, lo acepté por que estaba por tener una nena. Si me lo mandan de vuelta lo iba a dibujar dos veces, o sea que me estaban pagando la mitad, que ya de entrada no era mucho.
El primer supervisor, el tipo que me dio mi primer trabajo fue Robert Sipmson, un tipo que trabajo de coordinador en DC entre otros laburos, Robert decía que no tenia mucho sentido redibujar, iba a terminar sin ganar nada de dinero si todo el tiempo estaba redibujando. Robert también decía que por su experiencia de trabajo en otro lado sabía que lo que me estaban pagando era muy poco. Entonces cuando el supervisor lo apuraba para exigirle que haga cambios a los dibujos le decía –No, no se puede por que viene con mucho atraso la tira, esto es lo que tenemos ahora lo dejamos como está y la próxima corregimos los errores.
Hasta ahí todo bien, después Robert Simpson renunció o quizás no se lo aguantaba mas y vino otro que era un cobarde. Me mandaban los trabajos de vuelta y él me decía que lo arreglara, a veces incluso dos veces, al final terminé no ganando nada por el trabajo, pero todavía no quería renunciar por que tenía mucho prestigio en el patio de juegos, ¡Es cierto! Me la pasaba haciendo dibujitos para los chicos ¡Era el Rey del Barrio!
Kyle BakerNo, no quería renunciar entonces empecé a calcar el libro y se lo mandaba al imbécil cuyo trabajo era comparar mi trabajo con el dibujo del libro y.... me lo mandaba de vuelta. Yo le decía al nuevo coordinador: –¡Esto no puede estar mal, si yo lo calqué del libro, decícelo! Y él volvía y me decía –no, vos igual hacelo como el te dijo. Como lo de calcar no funcionó entonces agarré mi computadora y escanee todo el libro, arme las viñetas en la computadora y les pinté las cabecitas ya escaneadas, me aseguré (con el programa Ilustrator) que todo tuviera el tamaño correcto y que estuviera todo bien y después si la cabeza tenia que mirar para el lado contrario lo único que hacia era cambiarle los puntitos de los ojos para que mirara a donde los personajes tenían que mirar y si la expresión facial no era la absolutamente correcta, no importaba, por que "así estaba en el libro". Luego sacaba la impresión con la computadora, los cuatro cuadraditos, tipeados los letreados, las cabecitas todas flotando por ahí. Después le dibujaba los cuerpitos (nunca llegué al punto de escanear los cuerpos, pero era lo que estaba pensando para después). Al final dibujaba el cuerpito y les mandaba el trabajo y.... me lo volvían a mandar ¡es verdad! ¡Me lo mandaban de vuelta con un papel de calcar arriba donde algún tipo de la oficina le hacia las correcciones y los cambios! Llamé al supervisor y le dije –¡No puede ser, los escanee! Y el muy cobarde decía: –No importa lo haces igual. Entonces empecé a calcar el trabajo que el idiota que lo vio había hecho sobre el papel de calcar que me mandaban encima de mi trabajo. ¿Quién se atreve a adivinar que paso después?
Me lo mandaron de vuelta y renuncié.

 

Una historia muy particular que vivió Kyle fue la censura por parte de DC Cómics de su tira Superman´s Babysitter, en donde el Hombre de Acero (todavía niño) tenía a maltraer a su niñera.
Los directivos de DC decidieron destruir toda la tirada de la revista. Por suerte unos 2000 ejemplares se salvaron ya que habían sido embarcados hacia Gran Bretaña para ser distribuidos por
Diamond UK.
Este cómic (Escrito por Elizabeth Glass y Kyle Baker y dibujado por el mismo Baker) fue "autocensurado" por DC por contener supuestas escenas de
violencia imitable que podía afectar a algunos lectores (especialmente un cuadro donde el niño se introduce en el microondas).

No sé bien que esta pasando con Superbaby, sé que esta en la web pero no se como llegó. Cualquiera que haya leído la historia, sabe que es una historia totalmente inocente, no tiene nada si uno lo compara con otras cosas que publica DC.
El cómic promedio de DC consiste en dos tipos cagandose a palos durante 22 paginas y unas mujeres con el culo para afuera y en Superbaby no hay nada de eso, incluso al comité de calificaciones, la censura de los EE.UU., les pareció bien y le pusieron el sello.
Todos los que leyeron la historia en DC, a los coordinadores, a todo el mundo les pareció que estaba bien, les pareció maravillosa, nadie encontró nada malo, ni siquiera tenía "palabras sucias".
A la única persona que no le gusto esta historia fue a Paul Levits, el presidente de DC, a todos los demás les pareció magnifica, hay gente de DC que leyó la historia en Internet y cree que es magnifica, así que la van a dejar ahí. Yo no la puedo poner en mi website porque se me armaría un gran lío, pero puedo entregar copias en disquetes a mis amigos y si circula una copia de una copia de otra copia, y si de alguna manera esta entra en la web yo no tengo ni idea de lo que paso. ¡Por las dudas presten atención!

Para sacar todas las dudas aquí está en su versión completa el cómic censurado por DC.

Kyle Baker desentraño la extraña relación que existe entre la creación artística y el pago del Alquiler

You Are Here era una historia en la que venia trabajando en mis ratos libres, yo estaba trabajando en una tira semanal para la revista New York Magazine y todas las semanas me llegaba un cheque bien jugoso y era un trabajo que me tomaba un solo día a la semana.
Es decir que después a la noche o los otros días dibujaba otra cosa, trabajaba en mi propia historia. El gran problema es que a mí me resulta muy difícil trabajar cuando tengo pago el alquiler. Sentado empezaba a trabajar, si llegaba a algún lugar difícil donde me trababa o ya no sabia bien que escribir me decía: - ¡ Si ya tengo pago el alquiler! Y me iba al bar.
Estuve 3 años haciendo eso; trabajando de a puchitos y finalmente después de 3 años vino un nuevo coordinador y se canceló la tira en New York Magazine y entonces me puse las pilas y dije - Tendría que ponerme ya a terminar esta historia y tratar de venderla y ganar algo de plata.

Entonces durante un mes me senté frente a la computadora y le di, le di y le di hasta escribir bien redonda esta historia en la que venia trabajando de a pedacitos desde hacia tres años, se la di a mi representante, la mande a mi abogado y se la mande a alguien con quien estaba trabajando en Paramount (el estudio de cine) y a nadie le gustó.
Yo supongo que pasó por que cuando uno trabaja en una historia de la cual no depende poder pagar un alquiler, hace cosas que le gustan nada mas que a uno; Si alguien te dice - pinta un cuadro, no hace falta venderlo, no te preocupes si se vende o no, vos pintas lo que quieras. Por ahí pintaría un cuadro de mi mamá, y nadie me compraría un cuadro de mi mamá. -yo la quiero mucho a mi mamá, pero ¿quien va a comprar un cuadro de mi mamá?
Hice historias que escribí con el corazón, pero no era el tipo de historias que alguien quisiese comprar. Pero debía vender esa historia que nadie quería (¡y rápido!), entonces mas o menos en una semana le agregué un villano, mujeres desnudas y armas y ahí la vendí.

Tarde casi un año en dibujarla y hay algo gracioso en todo esto. Cuando uno trabaja como profesional tiene varias responsabilidades. Si te pones a pintar y haces arte para vos, para tu alma, podes pintar a tu mamá; Pero cuando pintas profesionalmente, por que vivís de eso, ahí tu responsabilidad es otra. Tienen que venderlo, alguien te paga por hacer una historieta, suponiendo que esa plata la va a recuperar y además va a ganar. O sea que tenés que hacer una entrega que te guste y que venda, que es muy importante pero hay mucha gente que fracasa en este punto, vos tenés que entregar cuando vos decís que lo vas a entregar. Sabemos que muchísimos historietistas no cumplen con el trabajo y esto crea muchísimos problemas. Entonces muchas veces pasa que vos miras el trabajo que estas por entregar y decís - este es un buen Comic, estoy seguro que se va a vender, pero si lo pudiera trabajar un poquito mas por ahí esta cosa quedaría más linda, pero te fijas y es viernes y tenés que entregar- decís - bueno basta, no lo toco mas, lo entrego así. Así es como se trabaja profesionalmente.
Esta vez dije: -Por única vez en mi vida lo voy a hacer perfecto; y lo que hice es no decirle a nadie cuando iba a salir, por que si vos prometes que lo entregas en diciembre tiene que estar entregado en diciembre. Pero lo que hice es no tratar de vendérselo a nadie hasta no tenerlo terminado. No quería entregar ni una sola página hasta que no este perfecto. Hice cosas que no había hecho nunca, salir a sacar fotos, redibujar un montón de cosas (yo nunca redibujo). Pero por una sola vez quería hacer un libro que saliera exactamente como yo quería y por primera vez no iba a entregar una sola copia hasta que no estén a punto de cortarme alguno de los servicios de mi casa. Trabajé, trabajé y trabajé y en el medio me llegó una factura por correo y me dicen - Te vamos a cortar el gas, y entonces dije - ¡Estas paginas no están mal!

Mande justo las paginas que tenia que mandar para conseguir la guita y pagar la factura y así es como trabaje durante meses. Y después es cuando llega Elizabeth y me dice - Estoy embarazada y le contesté - No hay problema, casémonos. -Pero si no podes ni pagar la factura del gas como te vas a casar?
Y así es como termine el libro rapidamente.

Kyle se encargo de pasarle algunos trucos a los dibujantes presentes en la convención. En primer lugar la forma de lograr Comics "efectivos", y en segundo lugar la "técnica" para hacer los diálogos.

Una cosa que siempre me pasa es que cuando se acerca la fecha de entrega más rápido hago el trabajo, esto se nota mucho habitualmente en los cómics y otros dibujantes en que el principio es realmente grosso pero el final, como lo tienen que sacar rápido, esta hecho así nomás. Pero lo que hago yo, por que sé que esto siempre termina sucediendo y en definitiva es la parte más importante, hace primero el final. El final tiene que ser grosso, tiene que haber una pelea, siempre tiene que ser muy grosso por que no quieres que la gente deje de ver el libro; si el principio esta bueno y el final esta bueno la gente esta satisfecha. Entonces si miras con cuidado mis libros ves que el principio y el final están bárbaros y que el medio... esta hecho a las apuradas.

 

Es muy aburrido dibujar gente hablando y así es como lo hago yo:
Primero el plano de un tipo, después el plano del otro, luego los dos hablando juntos, mostras la casita donde están hablando, los mostras hablando desde el otro ángulo, mostras a uno de los tipos en sombra hablando, mostrás al otro tipo en sombras hablando, mostras a los dos tipos en sombra hablando, los vas mezclando; Claro que no quieres una pagina donde sea todo sombras, entonces lo mejor es mostrar la ventana, mostrás de que están hablando también y entonces eso es lo que le permite, algo muy importante una vez que se te acabaron todas las tomas, haces los ojitos, pones los ojitos, los ojos de él, los ojos de ella. Y otra muy buena: la persona que escucha o la persona que habla y una de los dos con un enorme dedo desde un primer plano que les apunta.

 

También Kyle Baker dio su opinión sobre el controvertido asunto de los derechos de Superman. Ya que é, trabajó con el personaje, al menos cuando Superman era niño.

Es una historia muy interesante desde mi punto de vista. Muchos de los libros en los que trabajé no son de mi propiedad. Pero, en ese caso, ceder los derechos a la editorial es mi decisión y ahora no hay que ponerse a llorar, yo me abrí por cierta cantidad de plata y eso esta bien.
Siegel y Schuster firmaron un contrato y le vendieron a DC Superman por 130 dólares, eso fue estupidez. En general la gente opina que lo ideal hubiera sido darle unos mangos como compensación pero la editorial no tenía ninguna obligación legal de pagarles más. Es decir que ellos cometieron el error.
Por otro lado me parece bárbaro que la viuda de Siegel les logre sacar un par de millones de dólares –sin dudas DC puede pagar esa plata– y además es así como esta armado todo legalmente.
Pero no olvidemos esto, si yo le vendiera un chiste a él (señala a alguien del público), y él lo hace una historieta y resulta que es el chiste más gracioso de todos los tiempos y vende millones y millones de ejemplares, y yo había firmado un contrato que decía que él es el propietario, tal vez me tiraría un dinero extra sólo por que quiere que le invente mas chistes, pero no tiene la obligación de darme mas plata, si lo hace es porque simplemente le parecen buenos mis chistes. Por ejemplo cuando mi ayudante hace bien las cosas le doy mas dinero, pero no tengo por que hacerlo.

 

Facebook Comments Box

Etiquetas

Search