Harry Potter prohibido

(La Prensa) Los lectores de Rietheim, al sur de Alemania, no podrán leer más los libros de Harry Potter, el pequeño aprendiz de mago, ya que el consejo de la comunidad evangélica decidió, por mayoría, que las aventuras de la escritora británica Joanne K. Rowling son perjudiciales para los niños, por que pueden inducirlos a creer en la magia y los espíritus.
De nada sirvieron los consejos del pastor del pueblo, quien aseguró que nada tenia de malo las aventuras del mago y sus compañeros en la escuela Hogwarts de hechicería.

Facebook Comments Box

Etiquetas