Sobre el enamoramiento, y Los textos de Stevenson

No replies
Offline
Joined: 31/12/1969

Haber, esto es un ensayo que estos haciendo par mi clase de Literatura inglesa y lo quiero incluir aquí par que sea prudentemente descuartizado; en el texto me refiero a un ensayo sobre el enamoramiento Escrito por Stevenson, que no es mi escritor favoriot pero no me desagrada y ya que tenía que hacer una critica ahí va:Stevenson dice en su primera afirmación sobre el enamoramiento, que es un suceso que asombra y sobrecoge, y además afirma de manera acertada en mi parecer “ es asunto que ni la intuición ni el comportamiento acerca al filósofo a la verdad.” Y además que cualquier cosa que se escriba al respecto pertenece a la experiencia personal. En el avance del texto Stevenson intenta aproximarse al tema de una manera consecuente exponiendo muchas de las características del enamoramiento, de las cuales no podría estar en desacuerdo, ya que lo hace tratando cosas que a todos nos podrían ocurrir, como la timidez para aproximarse a la persona objeto de nuestros deseos ( víctima) sin que esto impida que nuestros pensamientos no desaten múltiples sueños y ensueños con respecto a esa persona, en mi parecer, al principio en el enamoramiento se hace insoportable el constante pensar en la otra persona por esto decide uno aproximarse de lo contrario, la tortura puede durar meses, y como en el texto de Stevenson lo dice , “ el amor debería salir a recibir al amor con los brazos abiertos” casi como la típica escena hombre y mujer en trajes ligeros corriendo por el campo con los brazos abiertos al encuentro de su amor, eso seria mas fácil para todos, claro esta si el punto de vista de uno se ve correspondido, porque de lo contrario correrá eternamente uno por la pradera sin encontrar los brazos de su amor.Es también para mi una realidad el hecho de que cuando uno siente algo por alguien y la otra persona también uno puede estar seguro de ello, pero no creerlo del todo y, por temor a la equivocación, no decir nada y quedarse haciendo caritas siempre e imaginando como seria hablarle. En general la conducta del enamoramiento tiene que ver más con un sentido meramente personal, es decir, una vanidad, una búsqueda de aceptación personal ante otra persona, ya que la otra persona físicamente y tal vez emocional e intelectualmente ya ha sido aceptada por nosotros y esperamos también así que nosotros lo seamos para ella; también la antitesis del enamoramiento tiene que ver con la intención vanidosa de no ser lastimados en nuestra individualidad, de alguna manera es más egoísta el no enamorarse que el enamorarse, ya que para enamorarse hay que entregarse en total, mientras que para no enamorarse hay que huir.Además Stevenson hace una crítica a la actitud de sublime y ridícula superstición como la nombra, al referirse a aquellas personas enamoradas dichosos con su enamoramiento que consideran de alguna manera hacen un bien para la humanidad o para el entorno en el que ellos se encuentren enamorados y al drama en general que representa la grandeza de sus sentimientos.En el final del texto afirma que los celos son una consecuencia del amor y en ese sentido hace una alusión a este sentimiento más como una referencia, de alguna manera este sentimiento tiene mucho que ver con el amor ya que el amor es tomado casi como una pertenencia, incluso cuando el amor se expresa en otros términos como de amistad o de familiaridad mucho más en el enamoramiento de pareja, nosotros tenemos familia, tenemos amigos, tenemos novio o novia y el hecho de tener indica una pertenencia, la cual es inexistente. ¿Quién no se ha sentido celoso cuando un amigo cambia de círculo de amigos? O más aún cuando nuestros padres o madres dejan entrever cierta preferencia por alguno de los hijos o ¿cuando ellos deciden volver a enamorarse de alguien diferente a quién nos engendró? Los celos son un sentimiento sano siempre que nuestra mente no se encargue de parcializarlos y exagerarlos. Por eso para ser feliz, como afirmaba Flaubert, es necesario ser estúpido, tener buena salud y ser egoísta.Respecto al texto de la vieja mortalidad encuentro un concepto similar al del ensayo anterior, en la parte de la página 411 donde dice: “pues el hombre que es todo él orgullo, vanidad y ambición personal anda a través del fuego sin defensas. En cualquier parte y en todo rincón de la vida no cuidar de si es ventaja; olvidarse de uno mismo es ser feliz.” Sin embargo Stevenson afirma no saber de ese arte, habla del arte de la muerte y de morir con cierto aire lúgubre, también de una situación personal con respecto a algún amigo al cual de cierta manera la muerte le vino mejor que la vida misma, aunque en su vida no le faltase nada, de la tristeza de la agonía de la muerte también de lo prestos que son los verdaderos amigos para estar con nosotros en esos difíciles momentos, de alguna manera haciéndonos sentir más la necesidad de permanecer, sin embargo de alguna manera condena la actitud de algunos hombres de aparentar compasión, amargura y arrepentimiento obligando a sus amigos a sentir lo mismo. El Critico

Etiquetas