Invaders From Mars - Tobe Hooper, 1986

Invasores de Marte
(Invaders From Mars, 1986)

por Eduardo Alberto Guzmán Novoa

INVASORES DE MARTE de Tobe Hooper, remake de la cinta homónima de 1953, de William Cameron Menzies se muestra como una típica película de monstruos invasores alinígenas. Sin embargo, puede (o debe) leerse de otra manera: Los invasores somos nosotros, los terrícolas.
Aquí un repaso de este pequeño clásico de los años ochenta.

A mediados de los ochentas se estrenó el film INVASORES DE MARTE (Invaders From Mars, 1986), remake de la cinta homónima de 1953, que fue dirigida en ese entonces por William Cameron Menzies. La nueva versión fue dirigida por Tobe Hooper.

El argumento es basicamente el mismo, incluido el final a lo «Twilight Zone». Pero, ya que no he tenido oportunidad de ver el film de 1953, solo me limitaré a comentar el de 1986. Atención, que vienen spoilers.

El planeta Marte está habitado por una civilización subterránea (que no pudo ser detectada por las sondas terrestres enviadas en 1964 y 1976). Sin embargo, la NASA planea enviar ahora una nueva sonda, la cual SI podría descubrir a la civilización marciana. Es por ello que del planeta rojo parte una misión, liderada por un ser llamado la Suprema Inteligencia Marciana, a sabotear el lanzamiento de la sonda que los pondría al descubierto.

Aquí hay que aclarar algo. Los marcianos en verdad tienen un aspecto horrendo, pero ahí queda todo: en el aspecto. Sus intenciones, en cambio, no tienen nada que ver con el título de la película. No vienen a invadir sino a DEFENDERSE de un posible contacto con los terrícolas.

Debido a su obvia diferencia con la especie humana, y ya que su misión implica el pasar inadvertidos, los marcianos se ven forzados a secuestrar a seres humanos y robotizarlos mediante un implante en sus cabezas. Así, estos humanos automatizados llevan a cabo la misión: la sonda con destino a Marte es destruida. Misión cumplida.

Con la destrucción del cohete espacial el Ejército americano recién reacciona. Y es entonces cuando, finalmente, las autoridades militares prestan atención al niño que durante toda la película ha estado clamando que sus padres fueron abducidos y robotizados por un OVNI que él vio aterrizar en un bosque cercano. Las Fuerzas Armadas se ponen en movimiento: nadie va a atacar a América (ni siquiera en legítima defensa) y va a quedar impune.

La misión de destruir la sonda espacial ya había sido cumplida. Tal vez ahora los marcianos desrobotizen a los terrícolas que secuestraron y los dejen en libertad, después de lo cual volverán a su planeta. Pero ya nunca sabremos si así iba a ocurrir. Siguiendo las indicaciones del niño, los marines han llegado al lugar donde el OVNI está estacionado y atacan con todo, en misión de "venganza".

La Suprema Inteligencia Marciana ordena resistir a los atacantes terrícolas. Se da entonces lo que tantas veces hemos visto en otro films de ciencia ficción: armas de fuego contra armas de rayos. La única diferencia es que, ahora, los atacantes son los terrícolas; los marcianos solos están DEFENDIÉNDOSE. Al final logran escapar, pero no antes que uno de los soldados haya colocado una bomba de tiempo en la nave.

Cuando el OVNI se elevaba hacia el espacio, rumbo a Marte y a la seguridad, el explosivo estalla y la nave vuela en mil pedazos, junto con sus ocupantes, mientras que nuestros "héroes" contemplan satisfechos. Al parecer nadie entendió (o le convino entender) de que lo que trajo a los marcianos a la Tierra y los empujó a actuar como lo hicieron fue el temor a los humanos fuéramos quienes, en el futuro, acabáramos invadiéndolos a ellos..

En el momento en que la nave estallaba (ante la satisfecha mirada de los humanos), yo pensaba: «Valerosos hijos del planeta rojo, su misión ha sido cumplida. Su mundo ya está a salvo (al menos momentaneamente) de una futura invasión terrícola».

Pero, ¿por qué los marcianos habrían querido, a toda costa, impedir un posible desembarco de naves terrestres en su mundo? En teoría, ésa podría ser una excelente oportunidad de contacto entre dos pueblos.

Al parecer los marcianos, quienes vieron la llegada de las previas sondas exploradoras terrestres (1964 y 1976), estudiaron a esa raza que había estado a punto de descubrirlos y decidieron (tras ver lo que nosotros habíamos hecho con nuestra civilización y nuestro planeta) que no era conveniente hacer contacto con los hostiles humanos, que son racistas hasta con miembros de su propia especie. Más aun lo serían con seres que para ellos no serían más que "monstruos" a los que hay que someter. Por último, tras ver lo sucedido en Roswell (aliens que acaban en la tenebrosa Area 51), ningun marciano en su sano juicio querría que su mundo sea INVADIDO por la peligrosa especie humana.

Como aclaré más arriba, me he limitado al film de 1986. Ignoro si se planteó el argumento de la misma manera en 1953, aunque es obvia la respuesta. Pero creo que, pese a las críticas negativas que este remake recibió a su estreno, Tobe Hooper hizo un buen trabajo con esta versión de INVASORES DE MARTE. Se refleja la violenta hostilidad humana, su incurable racismo, y el motivo por el cual, quizás, inteligencias de otros mundos aun no hacen contacto con nuestro pueblo. Desde cierto punto de vista, un mensaje que llama a la reflexión más o menos como lo hizo EL DIA QUE PARALIZARON LA TIERRA (The Day The Earth Stood Still, 1951).

Claro que quienes vieron la película y aceptan esta interpretación que le hago podrán criticar: «Qué tontería, los terrícolas del film (civiles y militares) no aprendieron nada». Pero yo les preguntaría a esos mismos espectadores: «¿Y ustedes, ¿aprendieron algo?»

ANÉCDOTA: Me acabo de enterar que en el remake hay dos homenajes al film original. Un policía es interpretado por Jimmy Hunt, quien en 1953 interpretó al niño testigo del aterrizaje marciano; en una escena se interna en el bosque donde está el OVNI comentando: «No venía aquí desde niño». El otro homenaje se da cuando el mismo policía, en el sótano de una escuela, enfoca con su linterna una figura de plastilina: se trata de un muñeco idéntico en aspecto a la Suprema inteligencia marciana como lucía en la cinta clásica.

Re: Invaders From Mars - Tobe Hooper, 1986

esta movie la recuerdo que la vi siendo chiquito, como a los 5 y me re chocaba la parte que la profesora del pibe se tragaba al sapo y se le veían las patas que agitaba, puaajj!! realmente asqueroso pero original estuvo en ese tiempo

Facebook Comments Box

Etiquetas