Ciencia Ficción en la literatura argentina

Jornada Ciencia Ficción en la literatura argentina

El 20 de octubre de 2001 QuintaDimension.com organizó , en el Centro Cultural San Martin de Buenos Aires, una jornada sobre ciencia ficción en la literatura argentina.
Aqui, la transcripción de la charla.

Los objetivos básicos de la jornada fueron cumplidos: incentivar el debate en torno a la situación de la ciencia ficción y la literatura en Argentina y permitir un acercamiento entre autores, lectores y editores.

clic para ampliarPor la ausencia de las personas mencionadas, se decidió hacer una única mesa de debate juntando tanto a editores como a autores. Es así que terminaron en la misma mesa los escritores Carlos Gardini, Fernando Sorrentino y Marcelo Di Marco y los editores Luis Pestarini (Cuasar), Martín Valiente y Guillermo Barrantes (de ElAleph.com, quienes aprovecharon para lanzar el primer libro de su colección Abismo: El libro de la tribu de Carlos Gardini) además de la coordinación de Jorge Oscar Rossi (director de Liter Area Fantástica). Sin duda, este cambio enriqueció el debate en ciertos aspectos, pero (y así nos lo hicieron notar algunos de los asistentes) también quitó lugar para debatir otros temas.

Probablemente haya muchas cosas que mejorar, desde el temario del debate hasta algunas significativas omisiones entre los invitados, pero estamos seguros que esta jornada fue un punto de partida para combatir la apatía que actualmente reina entre los aficionados a la CF en este país.

A continuación se transcriben algunos de los tramos mas interesantes de la charla. Lamentablemente en la grabación no quedó registrado el rico debate que propusieron los asistentes. Para la próxima ocasión tendremos un micrófono extra para grabar las opiniones del público.

  • ¿Existe algo que se pueda llamar "ciencia ficción argentina"?

Luis Pestarini

: En realidad es muy difícil definir un estilo nacional de ciencia ficción por que inclusive las literaturas nacionales también es un debate. De todos modos por ahí de lo que podemos hablar es si ha existido ciencia ficción como corriente dentro de la literatura argentina, como genero . Yo creo que no, yo creo que se ha dado en determinados momentos algún auge circunstancial, y que si ha habido algunos autores que han recurrido con cierta frecuencia a la forma de ciencia ficción como Bioy Casares.

No creo que exista como género, salvo de alguna manera muy larvada en la Argentina. ¿Que significa como género? Que sea una corriente de escritores que publica en los mismos lugares, en los mismos medios y con los mismos códigos, eso por ahí va generando determinada caracterización particular que acá no se da. Acá creo que es la suma de ciertas obras, en algunos autores por ahí es una única novela, un único texto, en otros autores se da por ahí con mas frecuencia, después hay un gran grupo de producciones que ahora no es tan abundante, pero producciones que surgían de un mercado no profesional, en particular de los años 80.

Pero si uno tiene que caracterizar la ciencia ficción argentina sería algo muy intangible. Si se puede decir que si hay algo que puede llamarse ciencia ficción argentina básicamente carece de ciencia, no es que hay un elemento científico o un elemento tecnológico muy fuerte. Generalmente cuando se habla muy a grandes rasgos de ciencia ficción se habla de 2 corrientes: la soft y la hard. La hard seria la que tiene un elemento científico muy fuerte, al punto que cualquier elemento podría arruinar una novela. Hay un escritor muy conocido de esta corriente que se llama Larry Niven que decía que una novela que él tenia no servia para nada por que nadie le había avisado -y el no se había dado cuenta- que en determinado planeta hacia salir el sol por el lado contrario, o sea que no se correspondía con los elementos reales. El rigor científico que él aplica y que esta corriente aplica en la Argentina creo que es muy escaso o se ha visto muy pocas veces. Si hay por ahí cierta ciencia ficción que toma lugares casi clichés o lugares comunes, ciertos iconos de la ciencia ficción en general, pero como corriente creo que no esta conformada.

Carlos Gardini

: Creo que en parte Luis lo respondió bien, primero es muy difícil definir que es literatura de ciencia ficción , eso es general, eso no solo afecta a la literatura escrita en Argentina. Si vos ves antologías publicadas en EE.UU. actualmente, por ejemplo, vas a ver que si hay una antología de fantasía y terror y otra de ciencia ficción, vas a ver que los autores se intercambian. Acá ya no es que yo este imponiendo la definición que a mi me guste, en la practica se intercambian, o sea que es muy difícil que establezcas una línea.

A veces puede haber definiciones mas precisas por el lado que decía Luis, que se establezca cierta pauta de rigor científico que hace que algo sea mas ciencia ficción que otra cosa, pero también convengamos en que ahí el terreno también es difícil, por que cuando se establecen pautas de rigor de las ciencias tal como se las conoce ahora, si extrapolamos esas ciencias hacia el futuro, en realidad no sabemos hasta que punto es lícito no ser fantástico. Es decir, un autor que, por ejemplo, puede ser un científico que se gana la vida haciendo ciencia en la vida real cuando escribe, por ejemplo habla de una civilización que vivía en el fondo de un agujero negro. Por todo lo que nosotros sabemos de física en el fondo de un agujero negro te hacés bolsa. Y por supuesto que el sabe mas física que yo y también lo sabe, sin embargo se dice que esto es (me refiero a Gregory Benford) ciencia ficción dura, sin embargo es fantasía pura. Esa es la primera salvedad, después...¿Existe una corriente general? No, ahí estoy totalmente de acuerdo con Luis, no existe una corriente como no existen muchas otras cosas, por que en realidad tampoco es que la ciencia ficción sea estrictamente una corriente. Es lo que una serie de editores y distribuidores de libros tradicionalmente le han puesto ese mote, se ha distribuido así, se ha asociado con ciertos autores, ciertas revistas y ciertos tipos de temas. Pero en Argentina no existe eso, existen obras por separado.

Fernando Sorrentino

: Escuchame Carlos, el libro de cuentos de Lugones Las fuerzas extrañas ¿Eso es literatura fantástica o es una especie de ciencia ficción errónea? Digamos...

CG

: Y yo creo que hay una mezcla de las dos cosas es que además siempre...

FS

: Es que la ciencia ficción siempre tiene que ser errónea por que si fuera rigurosamente científica no seria ficción. O sea que los limites son difusos.

CG

: Totalmente, inclusive si vamos a tomar un clásico como Wells, al que Brian Aldiss llamaba el "Shakespeare de la ciencia ficción" por que prácticamente desplegó todos los temas, y vos ahí vas a tener algunos tópicos como: La maquina del tiempo, o sea el viaje en el tiempo es un tópico. Wells incluso explica como funciona su maquina del tiempo y lo seguimos usando, se sigue usando, lo van a ver continuamente el recurso del viaje en el tiempo. Pero por mas que se hable de taquiones que corren atrás en el tiempo, lo cierto es que en la corriente principal de la física el viaje en el tiempo no existe, es una fantasía, lo usamos como un recurso literario. El Hombre invisible, bueno... ¡Por favor! Sin embargo sigue siendo apasionante el hombre invisible; bueno en realidad es una revitalización explicada científicamente de la capa mágica, de los cuentos de hadas tradicionales. Los primeros hombres en la Luna es interesante por que ahí aparentemente se toca algo a lo que si se ha llegado. En realidad no tiene nada que ver por que los personajes de Wells usan caborita, y hacen una especie de una sustancia gravitatoria y es una especie de empresa privada. En realidad cuando se hizo el viaje a la Luna se hizo con recursos millonarios del estado de las empresas privadas, en medio de una competencia política internacional y cuando una vez que se hizo se abandonó el proyecto cosa que nadie previó jamas...

Yo la única respuesta que te puedo decir es que yo se que existe, por ejemplo, un autor como Stanislaw Lem que es muy importante, pero no se si existe un modo de escribir ciencia ficción polaca. Inclusive no se si -y esta es la respuesta clave- no se si existe un modo de escribir literatura argentina.

Luis Pestarini:

Lo que yo creo que en alguna medida detrás de todo esto lo que subyace es cierto fundamentalismo de tenemos que definir que es ciencia ficción ¿Hay acá ciencia ficción? ¿Importa eso? ¿Importa lo que leemos? Lo que publicamos... ¿Importa si es ciencia ficción o fantasía? ¿O lo fue en su momento o lo va a ser en el futuro o si predice o no predice? No, no importa.

En realidad ¿Qué estamos buscando cuando leemos algo? Yo creo, como lector en este caso, que lo que de manera muy amplia, y muy difusa, me define como lector de ciencia ficción es que yo busco un material que sea intelectualmente provocativo ¿No? Que me muestre algunas cuestiones que estén vinculadas con el cambio, con el cambio que puede producir la tecnología o no. Que me presente determinadas cosas que no puedo ver en lo cotidiano. No me interesa mucho si yo lo puedo definir como ciencia ficción o no. No me interesa si Wells cuando escribió el viaje a la Luna no era ciencia ficción o cuando Lugones hacía Las fuerzas extrañas el magnetismo era una ciencia y después dejo de tener el rigor de categoría de ciencia, entonces ya dejaría de ser ciencia ficción. A mi me interesa definir algunas características muy generales por que es lo que a mi me gusta leer y lo que a mi me gusta editar, y creo que en el fondo todos estamos mas o menos dentro de esto, o sea nos gusta leer algo que... o nos gusta escribir algo que difusamente se conoce como ciencia ficción, pero no importa si en rigor es ciencia ficción ni que es en rigor ciencia ficción, creo que la cuestión básicamente es esa, por lo menos para mi.

Jorge Oscar Rossi

: Lo que yo noto es que muchos autores nuevos que mandan cosas para publicar, y que son argentinos, es un cierto pudor para ambientar y para situar sus cuentos en escenarios argentinos, cayendo a veces en una neutralidad geográfica que conspira con el cuento haciéndolo inverosímil o haciéndolo perder fuerza por que se lo narra en escenarios ni siquiera en otro lugar. No se quien habló de Humahuaca acá. Recibí un cuento de un jujeño que me narraba algo y que estaba ambientado en "una ciudad". Yo noto por lo menos de autores así que mandan cosas, hay pocos que se juegan en situarlos en escenarios argentinos o locales, si no... Y me ha pasado también casos de cuentos donde los protagonistas son todos sajones cuando el cuento no tiene ninguna necesidad de que el protagonista se llame Charles y Lucy etc., etc. Lo he encontrado en mayor medida en el caso de escritores argentinos son casos aislados por suerte me parece que es una tendencia que esta desapareciendo. Y también en autores uruguayos, como una suerte de pudor de que acá no puede pasar un hecho de ciencia ficción o acá no puede pasar una cosa fantástica, los vampiros tienen que estar en otra parte, acá no puede pasar esto...
  • Editoriales independientes, Cuasar y ElAleph.com

¿Como te metiste a editar en 1984 y por que seguís? ¿Se gana mucha plata?

Luis Pestarini:

En principio para los que no conocen de que se trata Causar, es una revista de ciencia ficción que nació como lo que habitualmente se conoce como un fanzine, una expresión de aficionados. Y después creo -por lo menos me gusta creer- que se consolidó con criterios mas profesionales. ¿Como me largué a hacer una cosa así? A mediados de los ´80 en Buenos Aires, a partir de la caída de la dictadura y el regreso de la democracia, el clima cultural estaba muy efervescente y había una serie de movimientos. Había un centro en particular, el Circulo Argentino de Ciencia Ficción y Fantasía que nucleaba a los aficionados a estos géneros. Dentro de ese ambiente había una enorme cantidad de escritores aficionados, algunos luego consolidados, y algún editor también dando vueltas por ahí en ese primer momento. Después fueron mas de una docena de publicaciones las que surgieron de ahí. Con una absoluta falta de modestia de mi parte en ese momento yo decía que no había ninguna revista que me gustara ni acá ni en España. Que no había ninguna publicación que sacara lo que a mi me gustaba, los cuentos que a mi me gustaban. Entonces –dije- vamos a hacer una revista como a mi me gustaría tener, como a mi me gustaría leer, yo quiero una revista que sea así.

En ese momento la revista que me hubiera gustado leer, que yo no encontraba , era una revista que publicara material muy reciente, de afuera, por que de acá por lo general cuando podíamos leer literatura de ciencia ficción traducida generalmente era un poco, incluso hasta rancia, por que generalmente no tenia menos de 10 años de publicado originalmente y yo quería leer y difundir lo que estaba se haciendo en ese momento y también quería publicar a los autores argentinos que estaban surgiendo en ese momento y todo esto con un respaldo fuerte en cuanto a elemento critico. Nosotros le habíamos dado mucha fuerza a todo lo que sería la critica literaria en la revista. No se si salió, pero yo creo que por lo menos perduró el esfuerzo un poco mas que nada de cabeza dura, por que haber superado todas las instancias en este país durante 17 años sin respaldo editorial.... Por que Causar sale del esfuerzo de un pequeño grupo de gente, no hay ninguna editorial detrás. Eso por un lado nos da una posibilidad muy grande en cuanto a la libertad de publicar lo que queremos y no estar pensando constantemente en si va a vender o no se va a vender.

De la misma manera seguimos adelante por que creo que establecimos una serie de mecánicas y procesos mas o menos estables y encontramos un buen respaldo de los lectores, a pesar de todo lo difícil que es leer y vender libros o revistas en la Argentina encontramos un buen respaldo de los lectores, por eso seguimos adelante. Tuvimos mucha suerte también por que tuvimos la oportunidad de publicar por primera vez en castellano autores que hoy están ocupando las primeras filas en Estados Unidos por ejemplo. Inclusive desde hace ya bastante tiempo el primer cuento de William Gibson salió en Causar, y así una serie de autores de primera línea que nosotros tuvimos la suerte de poder difundirlos. Y seguimos por que nos gusta, por eso básicamente, por que nos gusta, por que no se ha hecho tan cuesta arriba todo como para que nos impida sacar la revista. No nos gusta la periodicidad por ahí, que sale una vez cada 10 meses actualmente, una cuestión así... Pero bueno sale, en el medio cultural que nos estamos moviendo es casi un milagro , y va a seguir saliendo y gracias a las nuevas tecnologías permiten que editar sea mas barato, entonces hemos logrado mejorar la calidad de impresión, hemos logrado mejorar la presentación y a pesar de eso hemos abaratado los costos, entonces gracias a todo eso seguimos adelante, creo que básicamente ese es el motivo.

Jorge Oscar Rossi

: Vos decías profesional y no comercial, no entiendo ¿Por que no profesional y comercial?

LP

: Bueno es un poquito lo que decía recién, para largarse a un proyecto comercial se necesita tener un cierto respaldo, o sea, nosotros hacemos entre 300 y 500 ejemplares para largarlo comercialmente necesitaríamos superar los 1500 o 2000, y es un riesgo muy alto, por un lado creo que en este momento no es posible, no hay mercado en la Argentina para soportar ninguna, no solo de ciencia ficción, ninguna revista de literatura. Y por otro lado no tenemos un respaldo como para decir: Bueno, podemos bancar 3 números de esta manera y si fracasa volvemos a hacerla como la estamos haciendo ahora.

JOR

: Basado en lo que dice Luis, por que ustedes se animan ahora a lanzar una colección de literatura fantástica ¿Cual es el calculo que ustedes hacen? ¿Cual es el análisis?

Martín Valiente

: Primero, la forma en que se va a comercializar esta colección es muy particular. Y por eso de la forma. Gracias a la tecnología que hay hoy día (Internet y la posibilidad de imprimir libros por demanda) se pueden reducir los costos que implica la edición de un libro y todo el tema del stock, de tener ejemplares en algún almacén y la distribución. Todo eso, digamos, se elimina con la posibilidad de imprimir un e-book, o también la impresión de un libro por demanda (son 2 cosas diferentes). Lo que caracteriza al e-book es que es un libro cualquiera, pero tiene un soporte diferente, es decir en vez de papel el soporte de ese libro es un soporte digital. De esa forma al libro uno lo puede bajar directamente de Internet a su computadora, de esta forma uno reduce los costos que implica la impresión de un libro, además implica realizar una distribución mas eficiente, lógicamente la red permite que cualquier persona que lea en castellano sea un potencial comprador de ese libro y además tenemos también el tema de la posibilidad de la impresión por demanda, que si la persona quizás no quiere leer el libro en la pantalla de su computadora puede pedir el libro físico y nosotros se lo enviamos a su casa, pero ese libro se imprime a partir de que la persona lo pide, es decir no hay un stock de ejemplares sino que es a partir de que la persona lo pide. De esta forma una editorial tiene la posibilidad de jugarse con propuestas editoriales que antes no serian viables o por la situación económica que atraviesa el país no se arriesgaría tanto. Como se reducen los riesgos esta posibilidad que las nuevas tecnologías permitan que nuevos autores sean conocidos y que los consagrados también tengan la posibilidad de difusión que es magnifica. El tema especifico del e-book plantea una serie de interrogantes o, si se quiere, de reticencias por parte de los lectores. Ahí se pueden hacer muchas objeciones al tema del e-book, pero nosotros creemos que el sistema que estamos proponiendo es lo que hoy día ofrece las mejores garantías en cuanto a protección de derechos intelectuales y en cuanto a la transacción comercial y además permite la mayor satisfacción del lector.

  • Panorama Editorial en Argentina

Luis Pestarini: Yo creo acá en este momento en la Argentina el mercado editorial de cualquier tipo esta muy mal, por que esta mal todo. Una salida puede ser el e-book, o el libro impreso por pedido. Actualmente acá hay una sola colección que esta dedicada marginalmente a la ciencia ficción que es la colección Nave Madre de Colihue, que en realidad esta un poco a los tropezones, pero se esta largando, saco un libro de Dick, va a sacar una novela de Leiber. Pero acá no hay un mercado para la ciencia ficción por que no hay un mercado para los géneros. Por lo menos no se lo plantean desde las grandes editoriales, es muy difícil en la situación donde estamos parados hoy, donde no sabemos si llegamos a fin de año, que va a pasar, que moneda va a existir dentro de 30 días, no sabemos nada. Si algún proyecto editorial, de las editoriales grandes puede funcionar, si hablamos de genero de ciencia ficción. Yo soy un poco escéptico sobre eso, de todos modos tampoco hubo ningún esfuerzo de las editoriales de imponer la literatura de ciencia ficción, o siquiera los géneros en los últimos 20 años. Se asustan en seguida, las editoriales -yo siempre digo- las editoriales comerciales grandes, quieren dinero rápido, ellos quieren cualquier producto que se venda bien y rápido, no les interesa si es de calidad o no es de calidad. Y los géneros no se venden rápido, se pueden vender bien algunos autores, pero no se venden rápido. Así que el panorama, no quiero decir que es desolador, pero comparado con otros medios mas o menos afines al nuestro como es México, bueno estamos muy atrás, por que además no se apoya desde el estado ningún tipo de producción cultural. En México el estado esta metido en cada una de las etapas de la producción de la cultura, acá no. Y en España, como acá se menciono un poco, hay un movimiento en 2 niveles, hay bastante material, digamos a nivel no comercial (a mi no me gusta decir de aficionado por que suena hasta peyorativo) y también hay editoriales comerciales que sacan constantemente libros, yo creo que están saliendo 5 libros aproximadamente, 6 libros por mes de ciencia ficción o fantasía en España. Habrá que ver un poco cuando despeje esa situación en este país, como queda el campo arrasado. Habrá que plantearse en ese momento y ver si hay posibilidad de editar géneros, yo creo que no.

  • Los inicios como escritor de Fernando Sorrentino o el retroceso editorial en argentina

Fernando Sorrentino

: Yo voy a decir algo que en esta época parece increíble, sin embargo las cosas ocurrieron así... Aunque parezca extraño, hace muchísimos años, en el ´68 o ´69 yo era totalmente desconocido y sin embargo me resultaba mas fácil publicar que ahora que soy bastante mas conocido que entonces.

Digamos en el año 1968 yo publique mis 2 primeros cuentos en 2 revistas prácticamente insignificantes, pero para mi era importantísimo por que nunca había publicado nada. Publique un cuento fantástico en la revista Bibliograma, que es una revista que desapareció, pero creo yo que duro fácilmente no se como 20 años que dirigió Aristobulo Echegaray, se iban sucediendo los codirectores pero bueno Echegaray siempre quedaba. Año 68 publique un cuento ahí y por la misma época una revista que también desapareció -parece que donde yo intervenía las hacia desaparecer- que se llamaba Nuestros Hijos organizo un concurso de cuentos donde tenia que haber niños, y bueno yo presente un cuento ahí, que bueno en fin, estaba contado por un niño pero lo que menos tenia era la intención pedagógica ni de enseñar nada a nadie, era un cuento fantástico. Bueno en ese concurso yo gane una humildísima... digamos en la tabla de posiciones futbolística ocupe el quinto puesto, y el premio lo gano Alberto Manguel que después de publicar algunas cosas de ficción se retiro y se dedico a hacer ensayos de otro tipo de cosas.

Ahora viene lo increíble, en el año 68, 69, 70 no se si ustedes recuerdan que había una proliferación de editoriales, que todo el mundo fundaba editoriales y publicaba, bueno una de esas tantas editoriales emergentes o recién nacientes era Editores 2. El dueño de Editores 2 era un periodista llamado Alfredo Andrés, que a su vez era profesor de música del colegio donde yo acababa de debutar como profesor de lengua y literatura y este Andrés una vez me dijo una cosa extraña: "Como vos que sos profesor de lengua seguramente escribís" digo si y me dice "mira yo tengo una editorial, trae tus cuentos que yo si me gustan los voy a publicar". Yo por una mezcla de candidez por la falta de experiencia que tenia y de optimismo, le llevé lo que tenia, y aunque parezca increíble Andrés lo publicó. El libro se publico en el año 69, se llamo La regresión zoológica, es un libro que si yo hubiese tenido un poco mas de reflexión no lo hubiera publicado por que después que apareció y yo lo leí, esos cuentos me parecieron muy pobres , pero de cualquier manera lo que quiero decir es que no era en aquella época -hace treinta y pico de años- no era tan difícil publicar como ahora. Y después una segunda etapa fue una vez que salió La regresión zoológica, y que yo la leí y pense que bueno, que cada cual madura cuando puede ¿No es cierto? Unos maduran antes otros maduran después, digamos que yo madure tarde. Yo a los 26 o 27, cuando releí el primer libro que yo había publicado me di cuenta de que ese libro era totalmente incorrecto, no era un libro que valiera la pena haber sido publicado, pero al mismo tiempo me pareció que ese aprendizaje que yo hice a costa del lector daba sus frutos por que advertí que podía escribir de otra manera. No quiero decir que escribía bien, pero por lo menos me di cuenta de que errores debía evitar, entonces me forje un estilo, un estilo digamos razonable... Y entre pitos y flautas se juntaron los cuentos para otro libro. A ese libro lo lleve a 2 o 3 editoriales de medio pelo y fue rechazado, o por lo menos no mostraron mayor entusiasmo. Entonces yo apelé a una especie de superstición por que dije bueno, voy a mandar el libro a una editorial importante de España, es una especie de defensa psicológica, pense si ellos me lo rechazan siempre podré consolarme con el pretexto que la editorial es demasiado importante para publicarme a mi. Bueno, efectivamente mande el original a Seix Barral de Barcelona y eso habrá sido calculo yo noviembre diciembre de 1971 y exactamente el 19 de junio de 1972 -y te voy a decir por que recuerdo esa fecha, por que yo ese día me disponía a ir al colegio que daba clases, yo tenia a mi cargo organizar el acto por el día de la bandera- y en el momento en que estoy por salir para el colegio por debajo de la puerta oí el chasquido de un papel que entraba y ese papel era un sobre. Y el sobre tenia el membrete de Seix Barral y bueno lo abrí, naturalmente con mano trémula como corresponde, y ante mi sorpresa me decían que el libro les había gustado, que lo iban a publicar y hasta me ofrecían un anticipo de nada menos que de 300 dólares (300 dólares del año 72, por que ahora 300 dólares los tiene cualquiera) pero en aquella época 300 dólares parecía la isla del tesoro. Bueno digamos que hasta acá se puede considerar una historia feliz, pero luego me di cuenta que según avanzaban los años y el país se iba deteriorando, después de ese primer logro que a mi me parecía tan promisorio, empece a tropezar con dificultad. Digamos que si bien lograba publicar con cierta regularidad lo que iba escribiendo, a medida que nos acercábamos al día de hoy las cosas eran cada vez mas difíciles. Dicho de otro modo del año 1999, 2000, 2001 a mi particularmente me resulto mas difícil publicar que en el año 1969, o sea hace 32 años.

  • Publicación Electrónica

Jorge Oscar Rossi

: Carlos ¿Que frutos te dio publicar cuentos en Internet?

Carlos Gardini

: La aparición de cuentos gratuitos en la web es una cuestión totalmente diferente por que responde a una necesidad de difusión y por decirlo de una manera un poco prosaica, la gente puede probar el producto a ver que es lo que tiene. Así que en ese sentido no me molesta haber publicado; de hecho los primeros textos que yo publique en Internet se publicaron en una pagina llamada literatura argentina contemporánea que organiza una serie de personas desde la universidad de Minesotta. Dedica una pagina a cada escritor y cada escritor presenta lo que quiere así que ahí van a encontrar una variedad de escritores argentinos que sirve como información, de hecho cuando esta pagina se organizo -para mérito de los organizadores- no existía nada similar y notablemente hoy tampoco en ninguna otra literatura de habla hispana; me atrevo a decir que por ahí en literatura de otras lenguas (salvo la inglesa) no existía un recurso similar, esto va a la pregunta de Jorge. Yo tuve la dicha de que hubo gente que me conoció a través de esa pagina y me escribió para pedirme autorización para traducir las cosas, o sea que fue absolutamente fructífera. Yo en todo caso admito que no tengo mayor temor de que alguien me copie la cosas por que en todo caso me haría un honor y evidentemente no existe mayor honor para un escritor que el plagio. Hubo un par de casos, que se yo, cuentos míos aparecidos en revistas de habla francesa o revistas italianas tanto en papel como en soporte electrónico que se publicaron simplemente gracias a este tipo de difusión, me pudieron conocer gracias a esto, la Internet hizo un trabajo que las editoriales no habían hecho. En contra todo lo que le digan no hay ninguna conspiración contra la Argentina y muchos lectores en mundos de otras lenguas están muy interesados en lo que se escribe en español.

Mi primera edición de El Libro de la Tierra Negra fue en soporte digital, e inclusive aquí hay gente que tuvo una estrecha asociación con la revista Axxón que fue una pionera en este tipo de publicaciones, y la primera forma de publicación que tuvo fue en soporte digital, que en ese momento era en disquette. El libro se publico en la revista Axxón, mucha gente lo leyó, hubo gente a la que le gustó, mas adelante se publico en una editorial, Letra Buena, que era una editorial "de papel", por así decirlo, con la cual tuve una pésima experiencia de distribución y ahora este año se ha vuelto a editar en Madrid, parece con mejor suerte.

Marcelo di Marco:

Quería agregar un dato que, en un estudio que hizo Guillermo Shavelson, conocido agente literario, en el año 2004 se calcula que el 25 % de los libros que se publiquen van a ser libros en e-book. Así que es una tendencia que cada vez se esta afirmando mas. Nosotros ahora vamos a publicar en marzo y en abril 2 libros nuevos -y digo nosotros por que estos libros nuevos lo sacamos en coautoría con mi esposa- en Sudamericana, son libros sobre taller literario, van a estar en la colección de juvenil son 2 guías parecidas al Taller de corte y corrección, pero cuando entramos en contacto con Diego Ruiz de El Aleph se nos ocurrió plantearles juntos a Sudamericana la posibilidad (que gracias a Dios se concreto) de publicar conjuntamente el libro en papel en Sudamericana (que todavía no sabemos cuantos miles de ejemplares van a ser, pero del Taller de corte y corrección se hicieron 2 ediciones de 3 mil cada uno). ¿Que pasa con esta nueva posibilidad que Sudamericana acepto? Vamos a sacar el libro en papel y también como libro electrónico. Este es un libro que creemos, como bien decía Gardini, un libro así no se va tanto imprimirlo, va a tener una palmtop para poder consultarlo a medida que van escribiendo por que es un libro que tiene que ver con una suerte de poética si se quiere. Lo bueno de todo eso es que esos 5 mil ejemplares que por ahí se venden todos (ojalá) o se venden 500 y tenemos 4.500 muertos de risa, no se sabe, pero esos 5 mil se van a potenciar gracias a la web en que concretamente cada persona que tenga una computadora y acceso a la Internet puede hacerse de este libro. El libro de Sabato por ejemplo, El libro de la resistencia que publico Aguilar fue lanzado primero gratis por e-book, pero eso fue una maniobra publicitaria por que muy poco tiempo después publicaron en papel, justamente la gente podía bajarlo, concretamente lo bajaban gratis pero después querían tenerlo en papel. A Stephen King, dicen que le fue pésimo con ese sistema, se llevo un palo y medio verde pero la verdad... a mi me gustaría fracasar así con este libro. Pero es una tendencia que se va afianzando cada vez mas y ya vemos como un autor de primerísima línea como Carlos Gardini publica en versión electrónica su novela. O sea que es una convocatoria lanzada a todo el mundo, la gente de Sudamericana la entendió, digamos este va a ser el primer libro que Sudamericana publica en versión e-book, La Breve guía para atreverse a escribir y el siguiente que es Breve guía para atreverse a corregir. Es la primera vez que Sudamericana lo hace como una especie de ensayo, sacar estos libros en estos 2 sistemas en papel y en versión electrónica.
  • Literatura interactiva

Jorge Oscar Rossi

: Recién se menciono a esos textos que por la informática puede tener hipervínculos, puede tener voz y yo me quede pensando ¿Eso es literatura? ¿Es otra cosa? Y les quería preguntar a los escritores ¿Les gustaría escribir algo así? ¿A vos te gustaría escribir algo en lo cual no tengas el control? Estilo elige tu propia aventura, pero mejor, es decir algo interactivo.

Fernando Sorrentino

: No lo he pensado, pero creo que no, yo trato de ser el dueño de lo que hago entonces si yo invento la historia yo quiero que el lector lea lo que yo escribí, no otra cosa. O sea como verán soy absolutamente democrático.

Marcelo Di Marco

Bueno, yo creo que el lenguaje literario esto lo viene haciendo desde que existe, independientemente de los planes que tenga uno, poder llevar las cosas en determinado rumbo, me refiero a que si yo pongo por ejemplo una explosión gracias a estos nuevos sistemas que se escuche va a ser la única explosión que haya en la cabeza, mejor dicho en los oídos del lector, en tanto que si yo describo o mínimamente pongo ese dato la explosión justamente la va a sentir uno. Fíjense que curioso uno se detiene a mirar las onomatopeyas que aparecen en los cuadritos de historieta y recién ahí se entera que hay una onomatopeya, por que uno entra como subliminalmente; justamente el lenguaje literario propone esa polivalencia, al margen de la historia esté, como bien dice Fernando Sorrentino que yo soy el dueño de mis palabras, soy el dueño de mi historia que es conducida con una mano firme, que es eso lo que uno pretende cuando uno trata de escribir, que la cosa no se bandee por ninguna parte. Hay siempre desde el vamos, por algo es literatura, hay algo que siempre esta apelando a la sensibilidad y al sentido poético de cada lector y esos son justamente los pliegues en donde uno trata de meterse, a veces es mucho mas sugestivo decir "Ella comenzó a gemir" que "Ella comenzó a gemir apasionadamente", por ahí esta el adverbio molestando al lector, que cada uno se imagine por que gime esta muchacha, hay muchas posibilidades.

Pablo Sapere y Gabriel Schipani presentando el eventoCarlos Gardini

: Voy a decir una respuesta muy obvia, los libros están hechos de palabras y van a seguir hechos de palabras. Las palabras se disponen de determinada manera. También de cierta forma los libros siempre fueron multimedios ¿Por que? Por que hay una serie de mecanismos verbales con los cuales sacudimos a todos los sentidos, pero eso se hace desde hace 3 mil años, desde que exista la palabra escrita.

Entonces digamos que el pasaje no es igual que el que puede haber, digamos que hay artes que están muy comprometidas con la evolución tecnológica, un caso que vamos a ver es el del cine, la adquisición de ciertas tecnologías cambia totalmente una película realizada hace casi 100 años de una película que podemos hacer hoy, al margen de la calidad artística. Pero en el caso de la literatura yo lo veo distinto, inclusive me parece que hay que tratar de separar dos cosas, por que acá hablamos de libros en un momento indiscriminadamente, y creo que hay una diferencia entre ciertos tipos de libros y los libros de ficción y de poesía. O sea no me cabe la menor duda que todo libro, toda obra de consulta, llámese enciclopedia, diccionario, etc. se va a enriquecer con los recursos multimedios, si uno quiere escuchar un discurso de Winston Churchill y tiene la voz de Churchill se enriquece. Ahora si en una novela alguien me cita un discurso de Churchill y puedo cliquear y me aparece la voz de Churchill me parece ridículo, en ese sentido tanto el material multimedio como los hipervínculos y demás son una ayuda para manejarse menos linealmente, pero en otro sentido, yo creo que las novelas no son lineales, aunque se lean de manera lineal, por un problema a que nos obliga nuestra percepción, una vez leída hay algo que no es lineal, hay algo que esta sucediendo siempre en cierto modo. Es decir, el Peacock siempre esta persiguiendo a la ballena blanca, eso sucede en forma continua, solo cuando lo leemos se desarrolla en forma lineal, pero el relieve que adquieren los personajes y las imágenes, eso esta en la palabra de Melville, no va a haber medio que cambie la palabra de Melville. Y mas aun, insisto siempre en este tema: no hay civilización que se cree en base a multimedios, si se crea en base a palabras. Por otro lado las historias interactivas que he tenido la oportunidad de ver me parecieron tremendamente triviales, casi tan trivial como el jueguito de Cortázar en Rayuela.

Facebook Comments Box

Etiquetas

Search