La historia de la Hammer Films

La Historia de la Hammer, la casa del horror

por Darío Lavia

Peter Cushing Los origenes de la Hammer, la casa del horror británico.
Este artículo ofrece una recorrida por los títulos de una de las más importantes productoras de cine fantástico de la historia del séptimo arte. Publicado originalmente en Terror Universal.

Bela Lugosi, uno de los 
 Titanes del Terror
en uno de los primeros
 filmes de la Hammer
   GHOST SHIP 
(o THE MYSTERY OF 
THE MARY CELESTE)Si bien tenemos que ubicar cronológicamente la fundación de la Hammer Films Production Limited en 1947, se sabe que en 1934 el actor Will Hinds (quien como actor utilizaba el nombre de Will Hammer) fundó la Hammer Productions. Al año siguiente se unió a Enrique Carreras (1880-1950), dueño de una cadena de cines, para originar la Exclusive Films, una empresa dedicada a la distribución de filmes. Durante los años '30 la "primitiva" Hammer produjo algunas comedias y un filme de suspenso titulado THE MYSTERY OF THE MARY CELESTE, con Bela Lugosi, quien había interpretado en Hollywood el rol del Conde Drácula. En los años '40 los negocios fueron mal y la Hammer dejó de producir durante la Guerra. Sin embargo los hijos de los socios fundadores, Anthony Hinds (1922) y James Carreras (1909-1990), comenzaron a trabajar en la Exclusive, llegando a distribuir una cierta cantidad de películas de bajo presupuesto.

En 1945 James Carreras y su hijo Michael se quedaron con la distribuidora Exclusive. Dos años después, habiéndose decidido a encausar hacia el terreno de los filmes de bajo presupuesto, la Hammer se convirtió en la "Hammer Film Production Limited", con James y Enrique Carreras y Will y Anthony Hinds como directores. Su primera película fue RIVER PATROL (1948), un modestísimo filme de 46 minutos, destinado a convertirse en programa de complemento de un estreno importante. James Carreras adoptó una filosofía muy hollywoodense desde el principio: producir películas rentables al menor costo posible. Para llevarla a cabo fijó un techo para los presupuestos de sus películas de £ 20.000. Como no podía darse el lujo de contratar a estrellas importantes, la Hammer se dedicó en un principio a adaptar seriales radiofónicos y a hacer películas con títulos o temas populares que por si mismos atrajeran público. Así se produjeron tres películas de intriga de Dick Barton, dos comedias del Grupo PC 49 y dos películas de la familia Lyon (cuya celebridad ya se había manifestado en el cine de los años '20). Poco a poco Carreras se fue dando cuenta de que lo más rentable eran los filmes de suspenso e intriga, los "thrillers", uno de cuyos primeros ejemplos fue ROOM TO LET (1950), que también fue una adaptación de un éxito radiofónico (e incluía la figura de Jack el Destripador).

Durante los primeros años de trabajo, los ejecutivos de la Hammer descubrieron que los estudios que podían alquilar estaban siempre ocupados, por lo que Anthony Hinds alquiló una gran mansión en Cookham Green, Berkshire, que se convirtió pronto en el principal estudio cinematográfico. Sin embargo, a la tercera o cuarta película, todas se parecían entre sí. Entre 1948 y 1950 la Hammer mudó sus instalaciones en tres oportunidades, antes de establecerse definitivamente en Bray, Berkshire (donde se mantuvo hasta 1968). Durante estos primeros años el estudio se dedicó íntegramente al mercado inglés, hasta 1951, en que se produjo la primer película pensada en el mercado norteamericano. Se trató de CLOUDBURST (1951) de Francis Searle, filme para el que incluso se contrató a una figura yanqui como Robert Preston. Al mismo tiempo que la elevación de presupuestos había comenzado a matar a los filmes de clase B hollywoodenses (que eran producidos en serie, así que sería mejor denominarlos "serie B"), la Hammer comenzaba a surgir como una productora confiable y rentable en las boleterías.

En 1952 la Hammer exportó a Hollywood (a través de la RKO) el filme WHISPERING SMITH HITS LONDON" con Richard Carlson como un detective que investigaba y probaba que cierto suicidio fue en realidad un homicidio. Este filme fue retitulado (una típica costumbre de las distribuidoras norteamericanas) como WHISPERING SMITH VS. SCOTLAND YARD. Al año siguiente, cuando la RKO decidió revivir las aventuras cinematográficas de Simon Templar, el Santo, le encargó la tarea a la Hammer. El resultado fue THE SAINT'S RETURN (1953), de Seymour Friedman, con el actor que originalmente había interpretado el papel: Louis Hayward. Por supuesto el título se norteamericanizó como SAINT'S GIRL FRIDAY.

Anthony Hinds y 

Michael CarrerasAdemás de estas coproducciones, la Hammer también tenía asegurado el estreno de sus películas propias en el mercado americano, a través de Robert Lippert, socio norteamericano de la empresa y cabeza de su propia productora, la Screen Guild Pictures. Así, filmes como THE LAST PAGE (1952) con George Brent como un bibliotecario que se veía inmerso en una intriga de chantaje y asesinato y STOLEN FACE (1952) con Paul Henreid como un médico un poco desquiciado que trataba de alterar el rostro de una mujer para hacerla parecer a aquella que siempre amó y nunca tuvo, tuvieron amplia distribución (y además significaron las dos primeras películas que dirigió Terence Fisher para el estudio). Estos "thrillers" también forzaron un alejamiento de la tradición cinematográfica británica (que en la década de los '40 se había distinguido por adaptaciones literarias de gran calidad), en favor de películas baratas y rápidas.

Fue en 1953 que la Hammer estrenó dos filmes pertenecientes al género fantástico. No fue otro que Terence Fisher el director pionero y sus títulos fueron FOUR SIDE TRIANGLE con James Hayter y Barbara Payton y SPACE-WAYS (coproducida con Lippert), con Howard Duff y Eva Bartok. Sin embargo ambas peliculas fueron melodramas con elementos de ciencia ficción. Al año siguiente no solo Norteamérica se resintió de la crisis del cine de bajo presupuesto, sino también Gran Bretaña. El consolidamiento de la TV llevó al público a exigir películas más espectaculares. 1954 fue sin duda un año difícil para la Hammer, una compañía pequeña que no podía realizar películas de gran presupuesto y que tampoco podía contratar a estrellas taquilleras para competir con los estudios grandes o con el avance de la televisión. Hubo que regresar a las fuentes: adaptar éxitos de la radio o del nuevo medio, la TV. Fue en 1955 cuando, por fin, el estudio comenzó a ver la luz: THE QUATERMASS EXPERIMENT, dirigida por Val Guest, tuvo el honor de iniciar el nuevo ciclo de películas fantásticas por el que hoy en día es recordada. La historia de Quatermass había sido tomada de una célebre serie televisiva de ciencia ficción. El éxito abrupto que cosechó hizo que la productora abandone todos los proyectos en pos de dos filmes titulados X THE UNKNOWN (1956) y QUATERMASS II (1957), el último de los cuales fue secuela del primer Quatermass.

Christopher Lee 

como el MonstruoSin embargo fue en 1957 cuando la Hammer dio en la tecla. Envalentonados por el éxito de Quatermass, los ejecutivos de la Hammer decidieron lanzar una versión de Frankenstein titulada CURSE OF FRANKENSTEIN (La Maldición de Frankenstein) que fue dirigida por Terence Fisher. ¿Tendría éxito una nueva versión de un personaje que ya había sido desgastado luego de veinte años de películas por parte de la Universal Pictures? Michael Carreras creyó que sí y Peter Cushing, un notable actor por entonces, fue elegido para interpretar el papel del Barón Frankenstein, en tanto que el hasta el momento segundón Christopher Lee encarnó al monstruo. Compraron los derechos a Universal, cuyos dirigentes no tuvieron ningún agrado por la venta y prohibieron la utilización del maquillaje original (que dibujaba la fisonomía clásica del monstruo que inmortalizó Jack Pierce en el rostro de Boris Karloff). La película generó tanto éxito, que la Columbia Pictures firmó un contrato con la Hammer para que produzca cinco filmes de terror durante los siguientes cinco años.

La Momia de 

Christopher Lee se
 cobra una víctima másLa Universal en tanto, encargó la realización de una versión de "Drácula", y puso a disposición de la Hammer todo su stock de monstruos. 1958 fue el año en que se estrenó HORROR OF DRACULA (dirigida también por Fisher y con la dupla Lee-Cushing al tope del reparto. El nuevo filme fue tan popular como el anterior y esta fue la verdadera largada de la época de mayor brillo del estudio, que fue hacia fines de los '50, cuando los balances de la compañía daban superavit (a diferencia de las demás productoras británicas). Durante los siguientes años la Hammer produjo remakes de casi todos los filmes de terror clásicos de la Universal. THE MUMMY (La Momia-1959) volvió a contar con la presencia de Cushing y Lee, THE CURSE OF THE WEREWOLF (Licántropo-1960) fue protagonizada por Oliver Reed y pretendía estar más fielmente basada en la novela de Guy Endore y THE PHANTOM OF THE OPERA (El Fantasma de la Opera-1962) tuvo como estrella a Herbert Lom. Todas estas fueron dirigidas por Terence Fisher. Además de estas tres, William Castle dirigió para la Hammer THE OLD DARK HOUSE (1963) en un momento en que además se podía dar el lujo de importar directores de éxito de los Estados Unidos.

Con ustedes 
  Mr. Peter CushingToda esta gama de filmes exitosos a nivel taquilla, fueron muy atacados por los críticos cinematográficos "serios", quienes no estaban de acuerdo en que el hilo de sangre que caía de las comisuras de los labios del Conde Drácula de Christopher Lee fuese más popular que el último drama de Laurence Olivier o alguna otra película "seria". A las acusaciones de sadismo, sensacionalismo y mal gusto, Michael Carreras dijo en una oportunidad: "La opinión de la crítica no nos preocupa en lo más mínimo. Juzgamos nuestras películas según su rendimiento en la taquilla. Somos una empresa puramente comercial, y producimos películas que para nosotros son como cuentos de hadas." Sin embargo en la época que fue lanzado, este "nuevo cine" de la Hammer el cine británico no poseía grandes vertientes o vanguardias, salvo por una llamada "nueva ola" que en realidad no era ni la mitad de subversiva que la francesa.

La Historia de la Hammer II: Los Años Dorados


Peter Cushing no le dice 
"adiós" sino 
"hasta luego" al 
Drácula de Chris
 LeeEl gran golpe que dio el estudio Hammer Films no llegó sino a mediados del segundo lustro de los años '50 a través de un género no muy explotado hasta entonces en las Islas: el fantástico. Antes en los años '30, la Universal dominaba el mercado, y Gran Bretaña eventualmente produjo filmes de terror con estrellas importadas como Boris Karloff (THE GHOUL, filmada en 1933) o Bela Lugosi (THE MISTERY OF THE MARY CELESTE-1935), o bien tuvo a su propio rey del terror en la figura de Tod Slaughter (aunque Tod haya tenido roles en filmes más bien policiales o tirados al thriller, al igual que Lon Chaney en la época muda). Sin embargo el proceso de evolución del cine fantástico estaba volcándose hacia platos voladores y monstruos gigantes, cuando en 1955 la Hammer dio un atisbo de lo que vendría con THE QUATERMASS EXPERIMENT, dirigida por Val Guest. Este no fue sino el prolegómeno de un renacimiento de los elementos clásicos en el cine fantástico, teniendo como punto de partida formal CURSE OF FRANKENSTEIN (La Maldición de Frankenstein-1957) con Peter Cushing y Christopher Lee. En el comienzo del boom de la Hammer como productora del cine de terror, Anthony Hinds recuerda:

"En 1956 fue sugerido realizar un remake de la historia de Frankenstein. Pero nuestros abogados nos avisaron que tendríamos problemas legales si poníamos cualquier elemento que sugiriera algún parecido con la película original de Universal Pictures. Entonces tuvimos que afrontar el desafío de crear una nueva historia sobre los personajes de Mary Shelley."


Peter Cushing las pasa 
de perras en REVENGE OF
 FRANKENSTEIN (1959)Los productores asignados al filme fueron Michael Carreras, Anthony Hinds y Anthony Nelson-Keys quienes eligieron al delgado y dinámico Peter Cushing para el papel del Barón Victor Frankenstein. Cushing venía actuando frente a cámaras desde fines de los años '30 y había estado en un filme fantástico titulado 1984 y basado en la obra de George Orwell. Y para el papel del monstruo fue escogido un actor que por su físico encajaba perfectamente para el papel: Christopher Lee, el cual a su vez, venía de estar diez años en el cine sin haberse podido destacar demasiado. Lee recordó acerca de esta época:

"Cuando me ofrecieron el papel del 'Monstruo', super que sería un gran desafío. Pensé, 'Bien, puedo hacer que la gente piense, y que se pregunte como luzco en realidad!' Desde entonces, luego de interpretar papeles en diferentes películas y en todas partes sin haber conseguido ninguna satisfacción personal o fama internacional, mi nombre comenzó a significar algo para el público."

El maquillador Phil Leakey, quien dejara a la Hammer luego de HORROR OF DRACULA (1958), creó un monstruo verdaderamente original, realmente cautivando al público. Nunca antes se habían mostrado detalles tan sangrientos en la pantalla y fue un verdadero golpe. Al respecto de su caracterización, Lee también dijo:

Lee con atavío egipcio"El maquillaje me tomaba media hora para aplicarlo. No tenía que mover mi cabeza, ni comer, ni hacer nada. Tenía todas esas cosas pegadas en mi rostro, con cera de enterrador, plásticos, todas esas cosas horribles. Fue lo más incómodo. Pero me traté de olvidar de mi cara y todo lo demás."

El éxito absoluto de este Frankenstein hizo que de inmediato Hammer pensara en realizar otro remake de un monstruo clásico. Y no podía ser otro que el Conde Drácula el elegido. Por supuesto el trío del director y ambos actores fueron los encargados del nuevo filme. Filmada a lo largo de seis semanas en los estudios de Bray, en 1958, el nuevo HORROR OF DRACULA (en realidad se tituló DRACULA a secas, pero los distribuidores norteamericanos son incorregibles a la hora de cambiarles los títulos a las películas) fue tan sangriento y gótico como el FRANKENSTEIN e igualmente contó con muchos elementos originales. Prodigiosamente las figuras de Van Helsing y el Conde estaban balanceadas (cosa que no ocurría en el NOSFERATU mudo o en el DRACULA de Lugosi). Ese mismo año se filmó una segunda parte de la saga negra del Barón Frankenstein con Peter Cushing y Michael Gwynn como el nuevo monstruo. Se tituló REVENGE OF FRANKENSTEIN (1958) y nuevamente fue dirigida por Terence Fisher.


Lee y Cushing dan vida 
a los personajes de 
Conan DoyleCon el grueso del material filmado por la Universal como fuentes, la Hammer se dedicó a realizar sus propias versiones libres con gran suceso comercial: THE MUMMY (La Momia-1959) mostró a Christopher Lee como el milenario egipcio vuelto a la vida y con Cushing como el arqueólogo que debe destruirla. Pero no solo de remakes de la Universal vive la Hammer y en THE HOUND OF THE BASKERVILLES (El Mastín de los Baskerville-1959) reviven el éxito de la Fox que había sido estelarizado originalmente por el gran Basil Rathbone. Para esta película nuevamente Cushing (como Sherlock Holmes) es emparejado con Lee (como Sir Henry Baskerville) y tras las cámaras es Terence Fisher quien da las órdenes. Antes de finalizar el año, el mismo director rueda un remake de un filme de la Paramount titulado THE MAN IN HALF MOON STREET (1934). En la versión inglesa se tituló THE MAN WHO COULD CHEAT DEATH (El Hombre que Desafió a la Muerte-1959) un oscuro filme de terror con una estrella atípica como Anton Diffring como un médico que halla una manera de derrotar el envejecimiento humano, pero debe asesinar a otras personas para poder prolongar su vida. Lee en este caso tuvo un papel bondadoso.


Barón Meinster 
no tiene ningún 
miedo al "que dirán" 
cuando se apresta a 
morder a 

Van Helsing 
en BRIDES OF 
DRACULA (1960)Sazonados con algunos filmes de guerra o policiales (usualmente dirigidos por Michael Carreras o por Val Guest, quien fue dejado por la Hammer como director de segunda fila), los filmes de terror continuaron. 1960 fue otro año antológico. El inefable Peter Cushing revivió el papel de Van Helsing para BRIDES OF DRACULA (Las Novias de Drácula-1960), que extrañamente mostró un vampiro (el Barón Meinster) que no fue encarnado por Lee sino por David Peel. También continuaron los remakes con THE TWO FACES OF DR. JEKYLL (Las Dos Caras del Dr. Jekyll), remake de los filmes de la Paramount de 1931 y de la MGM de 1941, con Paul Massie como el Dr. Jekyll y su demoníaco contraparte, Señor Hyde. Nuevamente aquí se le dio a Lee un papel secundario. Ese mismo año Fisher también dirigió dos filmes de aventuras exóticas que intentaron abrir aún más el mercado de la Hammer: THE STRANGLERS OF BOMBAY y SWORD OF SHERWOOD FOREST sobre una secta de asesinos hindúes y las aventuras de Robin Hood, respectivamente.


El bestial licántropo de 
CURSE OF THE WEREWOLF
 (1961)1961 fue otro año estable, aunque no tan vigoroso en éxitos. El estudio se despachó con su versión del hombre lobo, titulada CURSE OF THE WEREWOLF (Licántropo-1961) de Terence Fisher, que fuera protagonizada por un joven Oliver Reed y pretendiera ser fiel a la novela original de Guy Endore (aunque esta transcurría en París y la película en España). Sin más filmes de horror durante ese año, el resto de su producción se redujo a thrillers (como THE FULL TREATMENT de Val Guest y SCREAM OF FEAR de Seth Holt) que iniciaron una verdaderamente original demostración que el poder de la Hammer no se reducía a los remakes de clásicos del terror. Para remontar el terreno perdido, al año siguiente los ejecutivos de la Hammer apostaron fuerte y decidieron importar al exitoso William Castle de los Estados Unidos para realizar un remake del filme de James Whale THE OLD DARK HOUSE (El Caserón de las Sombras-1932). El nuevo filme tuvo como estrellas a Robert Morley y Tom Poston. Además estrenaron el remake de THE PHANTOM OF THE OPERA (El Fantasma de la Opera) de Terence Fisher. Iba a ser protagonizado por Chris Lee, pero tuvo que rechazar el ofrecimiento a raíz de estar embarcado en otros compromisos. En su reemplazo estuvo el eficiente Herbert Lom, quien sin embargo no pudo sobreponerse a una historia demasiado ingenua. Este Fantasma con gran producción contrastó con un filme de clase B titulado CAPTAIN CLEGG (o NIGHT CREATURES si prefieren el sensacionalista título yanqui), con Peter Cushing y Oliver Reed en una agradable historia de aventuras y fantasmas.

La Medusa de THE GORGON (1962),
 el primer monstruo femenino
 de la HammerCon el pasar del tiempo la Hammer se fue diversificando aún más. A los filmes de aventuras (espadachín) se le agregó el drama fantástico del reputado Joseph Losey THE DAMNED (1963) protagonizado por el norteamericano Macdonald Carey. Y se especializó en el thriller extremo con dos filmes bizarros y truculentos: MANIAC (1963) dirigido por Michael Carreras y PARANOIAC (1963) de Freddie Francis, sobre asesinatos e intrigas criminales. Pronto las secuelas de los éxitos de la Hammer surgieron como alternativa de seguir explotando la veta: THE CURSE OF THE MUMMY'S TOMB (1964) dirigido por Michael Carreras, nada tuvo que ver con los personajes de la Momia de 1959, pero si tuvo mucha sangre (aunque no gran calidad). EVIL OF FRANKENSTEIN (La Maldad de Frankenstein-1964) siguió los pasos del Barón Frankenstein que se encontraba con el monstruo de la primera película (que no solo no era Chris Lee sino que tampoco tenía el mismo maquillaje, sino que tenía un aspecto más similar al monstruo de Boris Karloff). La película fue muy mediocre y no aportó nada nuevo al tema. Ese año solo el maestro Terence Fisher fue capaz de dar una obra de mediana calidad como lo fue THE GORGON (La Gorgona-1964), con Cushing y Lee y un monstruo original (no basado en ninguno anterior).

A mediados de los años '60 se consumó la mejor época de las crudas películas de suspenso de la Hammer, que Michael Carreras describió como "thrillers mini-Hitchcock" (es importante señalar que durante mucho tiempo se buscó que Hitchcock regresase a Inglaterra a dirigir alguna película de la Hammer, pero fue infructuoso). Otros ejemplos de este sub-género fueron FANATIC (o bien DIE, DIE MY DARLING!) (Muere, Muere Querida Mía-1965) de Silvio Narizzano, HYSTERIA (Histeria-1965) de Freddie Francis y THE NANNY (1965) de Seth Holt, esta última protagonizada por Bette Davis (una de las estrellas iniciales del llamado "Terror de Viejas" con los filmes de Robert Aldrich WHAT EVER HAPPENED TO BABY JANE y HUSH... HUSH SWEET CHARLOTTE). Ese mismo año la Hamer descubrió el filón del cine de aventuras exóticas que tanto venía buscando durante los cuatro o cinco años anteriores: SHE (La Hechicera-1965) dirigida por Robert Day y co-protagonizada por los omnipresentes Peter Cushing y Chris Lee, tuvo como acierto principal la inclusión de la bella Ursula Andress en el rol estelar del personaje imaginado por H. Rider Haggar. Al año siguiente los directivos de la Hammer no perdieron su tiempo y estrenaron ONE MILLON YEARS B.C. (Hace un Millón de Años-1966) con la boliviana Raquel Welch (tan o más sensual que Ursula). Prueba del buen gusto de la Hammer fue su acertada elección del responsable de efectos especiales que tuvo a su cargo las animaciones de animales prehistóricos: Ray Harryhausen.

No, no es un hippie 
ni un Grateful Dead: 
es Chris Lee como el 
monje de RASPUTIN: 
THE MAD 

MONK (1966)Pero 1966 no fue únicamente recordado por el éxito de su primer filme prehistórico. Ese año la Hammer estrenó DRACULA- PRINCE OF DARKNESS (Drácula: Príncipe de las Tinieblas-1966), con dirección de Terence Fisher y protagónico a cargo de Chris Lee (que regresaba a su personaje en la Hammer luego de ocho años; quizás como castigo el guionista John Sansom no le concedió diálogos). Pero Lee si tuvo diálogos en su siguiente filme del mismo año, RASPUTIN, THE MAD MONK (Rasputin-1966), el que resultara el papel favorito de Lee a lo largo de sus años en la Hammer. RASPUTIN... fue filmada a continuación de DRACULA... y utilizó los mismos escenarios para ahorrar presupuestos. Algo similar ocurrió con dos filmes de John Gilling, PLAGUE OF THE ZOMBIES (Plaga de Zombies-1966) y THE REPTILE (El Reptil-1966). La primera fue una especia de versión Hammer de WHITE ZOMBIE (1932) el clásico de Bela Lugosi. La segunda, sobre tema original (aunque trillado) mostró un monstruo femenino (el segundo de la Hammer, luego de la Medusa de THE GORGON). Es interesante conocer el aspecto que DRACULA... se estrenó con PLAGUE OF THE ZOMBIES como doble programa y RASPUTIN... se dio con THE REPTILE, para que los espectadores no se dieran cuenta tan rápido que ¡había dos pares de películas filmadas en los mismos sets!

La Historia de la Hammer III: El Declive

En el anterior capítulo de esta historia habíamos llegado hasta el año 1966. A mi juicio este fue el año que marcó el comienzo del declive, un declive que no fue abrupto sino que duró casi una década. Las razones de la decadencia habría que buscarlas en la historia de la Universal. Así como en 1931 un primer plano de los ojos de Bela Lugosi alcanzaban para poner nerviosa a una platea, en 1945 ni siquiera la reunión de los tres monstruos de Universal alcanzaba para asegurar ni siquiera un mísero susto. En 1957 las películas de la Hammer, en vigorosos colores y con elementos como colmillos, suspenso, ojos inyectados en sangre, oscuridad y estacas, lograron una especie de revolución en el panorama del horror. Al igual que le aconteció a la Universal, la Hammer siguió fiel a estas estructuras, y la aparición de una nueva visión del terror, apoyada principalmente en filmes como ROSEMARY'S BABY (El Bebé de Rosemary / La Semilla del Diablo-1968) y la taquillera THE EXORCIST (El Exorcista-1973) logró que las películas de la Hammer quedaran anticuadas.

Risas en el plató de FRANKENSTEIN CREATED WOMAN. Susan Denberg, Peter Cushing, Terence Fisher y Thorley 

Walters.Como decíamos, en 1967 fue cuando el estudio siguió empeñado en relanzar sus principales personajes y tratar de seguir en la vanguardia del género terrorífico. Para ello estrenó FRANKENSTEIN CREATED WOMAN (Frankenstein Creó a la Mujer-1967) dirigida por el eficiente Terence Fisher, con Peter Cushing en el papel del Barón Frankenstein. Extraña mezcla de varios elementos macabros, fue probablemente una de las menos populares piezas de la saga de Frankenstein. Otras secuelas que ese año produjo la Hammer fueron THE MUMMY'S SHROUD (1967), de John Gilling, sobre temas ya explotados en el filme original sobre la Momia y QUATERMASS AND THE PIT (¿Qué Sucedió Entonces? - 5 Millones de Años de la Tierra-1967), de Roy Ward Baker, basado en el serial de la BBC. La Hammer también siguió con la saga de mujeres prehistóricas, con el filme precisamente titulado PREHISTORIC WOMEN (Mujeres Prehistóricas-1967), dirigido por el propio Michael Carreras. El género del terror de viejas continuó con la eterna Bette Davis como la madre tuerta que llama a toda su familia a festejar el décimo aniversario del fallecimiento de su marido en la comedia negra de Roy Ward Baker THE ANNIVERSARY (1968).

Charles Gray, un villano antológico en THE DEVIL RIDES OUT (1968)El '68 fue otro año de secuelas, con THE VENGEANCE OF SHE de Cliff Owen, una mediocre secuela de SHE y DRACULA HAS RISEN FROM THE GRAVE (Drácula Vuelve de la Tumba-1968), de Freddie Francis, con un Drácula interpretado por Christopher Lee bajo protestas (no estaba de acuerdo con la partipación del personaje en la trama de la película). El actor tuvo un mejor papel en la adaptación de la novela de Dennis Wheatley, THE DEVIL RIDES OUT (La Novia del Diablo / La Batalla de Satán -1968), que debe mucho a la mano maestra de Terence Fisher. Michael Carreras (que como director ya había demostrado ser un mediocre) regresó con un filme de aventuras fantásticas llamado THE LOST CONTINENT (El Continente Perdido-1968), que a pesar de todo fue entretenido.

En 1969, James Carreras vendió los estudios Bray, ya que las empresas EMI y Rank sus estudios de Elstree y Pinewood. Todavía la Hammer sacaría más secuelas (de las secuelas comerían sus empleados durante más de un lustro): FRANKENSTEIN MUST BE DESTROYED (Frankenstein Debe Morir-1969) con climas y toques macabro de Terence Fisher, TASTE THE BLOOD OF DRACULA (1970) de Peter Sasdy, un éxito taquillero con Christopher Lee, HORROR OF FRANKENSTEIN (El Horror de Frankenstein-1970), un nuevo eslabón en la saga del monstruo, esta vez sin Peter Cushing (y sin mucha imaginación), SCARS OF DRACULA (Las Cicatrices de Drácula-1970), nueva incursión de Christopher Lee, carente de interés. La carencia de nuevas ideas, la falta de imaginación y la aparición de cotidianeidad en los filmes de la Hammer provocó una crisis, que solo pudo ser sobrellevada con la aparición de un filme de Roy Ward Baker, Peter Cushing ilustra el cartel de FRANKENSTEIN MUST BE DESTROYED (1968)bastante más atrevido que todos las películas de terror anteriores: me refiero a VAMPIRE LOVERS (Las Amantes Vampiros-1971), con Ingrid Pitt y Peter Cushing. El filme fue el primer paso en un camino sin retorno para la Hammer: el del cine "explotaition", en este caso sobre el tema del lesbianismo. Con dosis de violencia, sangre y escenas comprometidas entre las actrices principales, el filme inició no solo una nueva saga de filmes sino también un movimiento internacional del cual cineastas como Jesús Franco o Jean Rollin (es justo señalar que Rollin ya había filmado vampiresas lesbianas en 1968, pero fue a partir de la explosión comercial del tema que le vio una salida mercantil a sus filmes).

Haciendo énfasis directamente en elementos sangrientos y eróticos, filmes como BLOOD FROM THE MUMMY'S TOMB (Sangre en la Tumba de la Momia-1971), que se basaba en un cuento poco conocido de Bram Stoker, COUNTESS DRACULA (La Condesa Drácula-1971) con Ingrid Pitt y LUST FOR A VAMPIRE (Lujuria Para un Vampiro-1971) intentaron mostrar más directamente las escenas que los modernos jóvenes de ese entonces querían ver. La última de las nombradas fue también secuela de VAMPIRE LOVERS, cuya serie (basada en "Carmilla" de Sheridan Le Fanu) se completó con TWINS OF EVIL (Las Mellizas del Diablo-1971), que, al igual que la mayoría de estos títulos, aportó muy poco cinematográficamente hablando. En enero de 1971 Michael Carreras (que ya se había marchado en 1962 para fundar su propia productora) regresó como jefe de producción, para comprarle a su padre a mediados de 1972 las acciones necesarias que le permitían controlar totalmente la compañía.

La Hammer también siguió explotando el filón de la prehistoria, con un presupuesto cada vez menor y actores cada vez más pétreos. WHEN THE DINOSAURS RULED THE EARTH (Cuando los Dinosaurios Dominaban la Tierra-1970) de Val Guest, fue una aventura ingenua con efectos especiales imitación de los de Ray Harryhausen y CREATURES THE WORLD FORGOT (Criaturas Olvidadas del Mundo-1970) de Don Chaffey, marcó el final de todo intento de la Hammer de ambientar una aventura en la Prehistoria.

Escena erótica en THE VAMPIRE LOVERSComo intento de diversificar el mercado de villanos (y también buscando alguna figura taquillera como la de las vampireas lesbianas de la saga de Carmilla Karstein), la Hammer estrenó también DR. JEKYLL AND SISTER HYDE (1970), con una deformación del tema de Robert L. Stevenson, mutando al sr. Hyde en una mujer, y HANDS OF THE RIPPER (1970) de Peter Sasdy, sobre tema libre basado en el mito de Jack el Destripador. Ninguno de estos personajes prendió en el público y la Hammer recurrió al imaginativo creador de la exitosa serie THE AVENGERS, Brian Clemens, para un filme de aventuras y vampiros titulado CAPTAIN KRONOS, VAMPIRE HUNTER (1972).

Luego del regreso de Michael Carreras, la Hammer se fue desligando paulatinamente del cine de terror, para volcarse a la serie de television ON THE BUSES (1971), una comedia propiamente inglesa. La Hammer siguió produjendo filmes de terror, aunque se negó a seguir buscando sucesos comerciales o algún aporte de imaginación. Solo DEMONS OF THE MIND (1972) de Peter Sykes, sobre un padre que confina a su hija en un manicomio por capricho, intentó escapar un poco al encasillamiento de los temas comunes del estudio. El resto fueron los cantos de cisne de las más importantes sagas de la Hammers. DRACULA A.D. 1972 (1972) de Alan Gibson, mostró a Chris Lee y Peter Cushing (en su regreso al papel de Van Helsing) manteniendo un enfrentamiento en la En LUST FOR A VAMPIRE el actor Mike Raven intentó ser una copia de Christopher LeeLondres contemporánea. FRANKENSTEIN AND THE MONSTER FROM HELL (1973) del maestro Terence Fisher, cerró la saga del monstruo y fue el último filme Hammer para Fisher y para el guionista y productor Anthony Hinds. En tanto que para los puristas, THE SATANIC RITES OF DRACULA (1973) de Alan Gibson, marcó el final de la saga del vampiro, otros menos ortodoxos creen que este honor se le debe asignar a THE LEGEND OF THE SEVEN GOLDEN VAMPIRES (1974), de Roy Ward Baker, con un avejentado Peter Cushing enfrentándose a un Drácula chino. Este último fue además una cruza bizarra entre el cine de terror inglés y el de acción de Hong Kong, debido a la popularidad de los filmes de artes marciales por entonces.

La última película de terror del estudio fue TO THE DEVIL... A DAUGHTER (1976) de Peter Sykes, con Christopher Lee y Richard Widmark, sobre una novela de Dennis Wheatley y un tema de moda gracias a THE OMEN (La Profecía-1976), es decir el del retoño de Satán en la Tierra. La nueva orientación de la Hammer fue la TV, dedicándose a series como LOVE THY NEIGHBOUR, NEAREST THE DEAREST y MAN AT THE TOP. Luego de THE LADY VANISHES (La Dama Desaparece-1978) el remake de la película de Hitchcock, la Hammer se ha guardado en cuarteles de invierno. Durante muchos años se ha rumoreado que saldrían nuevamente a producir filmes, pero todo quedó en la nada. Una versión del comic Vampirella, un nuevo Drácula, ... la Hammer sigue viva, latente, como el monstruo de Frankenstein, esperando el momento propicio para resucitar.

Fuentes de este artículo:

Bibiografía: Historia Universal del Cine de Planeta
Fuentes filmográficas: Hammer House of Horrors
Fuentes fotográficas: Monstermania, Vampiras (en castellano) y Hammer Films (en castellano)

Sitios consultados: http://www.britmovie.co.uk

Facebook Comments Box

Etiquetas

Search