Sobre Stripperella

Stripperella o de Como Las Grandes Tetas Todavia Pueden Ser Interesantes

por Campo Ricardo Burgos López

StripperellaStripperella es una serie recientemtne estranda por MTV. Se trata de una stripper -inspirada en Pamela Anderson- que de día se convierte en agente secreta. Aqui ofrecemos un análisis de esta serie creada por Stan Lee y por la misma Pamela Anderson.

No suelo ver MTV. La verdad me parece un canal donde sólo puedo encontrarme con interminables chorizos de videos de los superpredecibles grupos de rock contemporáneos (y recordemos que hoy ser rockero es ser parte del status quo), además de programas grotescos que sólo indagan en cuántos testículos crudos de topo puede tragarse algún concursante idiota o banalidades asquerosas de ese tipo. No obstante, debo reconocer que hace poco MTV me ha dado una sorpresa. Estaba saltando de canal en canal a ver si encontraba alguna cosa decente para ver y he aquí que de pronto, el control remoto me instaló en el citado canal donde en un programa de dibujos animados, dos tetas enormes que cubrían la pantalla atrajeron mi atención. Por alguna razón (supongo que algún oscuro deseo porno o algo así), me quedé unos segundos observando y un buen par de chistes me convencieron de continuar en el canal, a los cinco minutos frente a la pantalla supe que estaba viendo algo llamado "Stripperella", a los diez minutos me había reído mucho, y tras quince minutos, cuando el programa se terminó, extrañamente sentí hallarme ante algo ingenioso. Para mi fortuna de inmediato iniciaron otro programa de la misma Stripperella, me quedé sentado ante el televisor toda la media hora y –cosa rara en estos tiempos– al terminar el episodio pensé que no había perdido el tiempo y que hasta valía la pena escribir algo para QD. Pero veamos entonces qué diablos es Stripperella.

 

Unas pocas notas identificadoras

Según supe después, Stripperella es una serie de dibujos animados apenas estrenada hace poco y que ha sido desarrollada para televisión por ese fetiche sexual contemporáneo que es Pamela Anderson y ese otro fetiche comiquero que es Stan Lee (el gurú de Marvel Comics). En la serie se nos introduce en la vida de una stripper norteamericana que, como todas las mujeres que se dedican a este oficio, noche a noche se gana la vida mostrándose en un bar, tal como Dios la trajo al mundo. No obstante, Erótica, que así se llama nuestra chica en la versión hablada en español (y de paso aclaremos que no la he visto en inglés para conocer sus nombres originales en tal idioma), es una stripper muy particular, pues resulta que aparte de quitarse la ropita en un club nocturno para ganarse el pan cotidiano, es también (¡quién lo diría!) colega de la cofradía de Batman y Superman, es decir, es una superheroína. Tan pronto Erotica recibe una llamada que resuena en el piercing inserto en su apetitoso ombligo, Erotica deja de danzar en su club nocturno y se enfunda su traje respectivo (antifaz azul, un ceñidísimo top con escote pronunciadísimo que deja ver muchísimo sus dos senos cada uno del tamaño de una pelota de baloncesto, cintura al aire como es hoy usual entre las señoritas, tatuaje en la espalda justo arriba de las caderas como también parece ser hoy la norma, impresionante superminifalda, piernas larguísimas, y botas que serían el sueño de cualquier practicante de rituales sadomasoquistas). Ya lista en su uniforme ritual, Stripperella monta su atortolante motocicleta, llega a un cuartel general donde desempeña sus labores como agente secreta, recibe las instrucciones del jefe de turno como cualquier émula de James Bond que se respete, y entonces –lo mismo que Superman– sale a las calles a "luchar por la justicia". Según he sabido, su archienemiga es una villana llamada "Queen Clítoris" ( no la he visto pero por el nombre ya puedo imaginar sus villanías), combate también otros malvados de mayor y menor ridiculez, y en la versión inglesa, según averigué, la misma Pamela Anderson hace la voz de la heroína en cuestión. Ahora, ya sabiendo de qué hablamos, me gustaría relatar el capítulo que pude ver, y agregar algunos comentarios que ayuden a ilustrar donde podría radicar el encanto de la serie.

No hay crimen sin castigo. En serio te lo juro.

El único capítulo que he visto de Stripperella es uno llamado "No hay crimen sin castigo. En serio te lo juro", que más o menos va así. Primero vemos a Tacañón, un villano que parece sacado de uno de los personajes de Alicia en el País de las Maravillas y que, como su nombre lo dice, es de una tacañería enfermiza, mientras comete con dos secuaces un robo entre cómico y absurdo a un supermercado (para salvarse, el vigilante del lugar interpone un bebé de una cliente, como escudo humano entre él mismo y un revólver que le apunta; los dos secuaces de Tacañón tienen una sola arma para cometer el delito, y por ello mientras uno apunta al dependiente del supermercado con el arma, el otro apunta con un dedo; cuando acabado el robo los secuaces se quejan a Tacañón de que no les compra otra arma para sus fechorías, Tacañón asegura que una es suficiente; los secuaces piden a Tacañón que al menos les compre balas nuevas para el revólver pero éste muestra el tambor y dice que sólo comprará balas cuando gasten las tres que faltan). Entre tanto, vemos que Stripperella se halla como invitada en un programa de televisión donde cuenta todos los avatares de ser una superheroína y se lamenta por que la vida de una guardiana de la ley es más bien solitaria, entra una llamada al estudio de televisión y una persona pregunta si puede revelar al aire su identidad secreta, pero Stripperella sonríe y responde que eso no es posible. En eso Tacañón encuentra a Stripperella en la TV, llama al estudio y frente a toda la audiencia la amenaza de muerte (entre otras cosas, cuando Stripperella se asombra de la amenaza pues se supone que Tacañón fue atrapado por ella y está en la cárcel, Tacañón se burla diciendo que debido a su buena conducta "el ridículo sistema judicial" norteamericano, le redujo su pena de veinte años a veinte días). Luego vamos al club nocturno donde Erotica trabaja y cumple su labor con ejemplar devoción. Allí otra vez contemplamos escenas graciosas y traídas de los cabellos (por ejemplo, a otra stripper compañera de Erotica que se llama Giselle, la visita su padre pidiéndole antes de su show "que se desnude muy bien y como Dios manda", y debido a que no lo hace a la perfección, el padre se molesta con su hija; otra stripper danza sensualmente Biblia en mano alrededor del tubo de la tarima, y al desnudarse aparece un aviso invitando a leer un fragmento del Libro de los Salmos). Volvemos con Tacañón, que ha decidido dar un golpe "espectacular": Robar el diamante cúbico de imitación más grande del mundo y avaluado en la "fantástica suma" de 300 dólares. Así mismo, en un "alarde de liberalidad", Tacañón asevera que avisará en el mundo del hampa que aquel que mate a Stripperella obtendrá la "jugosa recompensa" de 8 dólares (por desdicha hasta el mismo Tacañón se da cuenta de la pobreza del premio, y sacude la cabeza con tristeza reconociendo que él mismo deberá asesinar a su archienemiga). El episodio retorna a Erotica mientras danza en la pista ante un público de machos babeantes, en pleno baile resuena su piercing de ombligo (¿se llamará "piercingófono"?), Erotica deja el lugar, se cambia a su sensualísimo traje de batalla, corre el cuartel general, y se reporta como "La agente 69" (¡vaya número!). Allí se le ordena a Stripperella que detenga a Tacañón que en ese momento efectúa una serie de robos menores, recibe instrucciones de su jefe, y –escena clonada del célebre ícono de Ian Fleming– un grupo de científicos libidinosos que se relamen observando las curvas del cuerpo de Stripperella, le entregan una serie de artilugios útiles para su misión (por ejemplo, un lápiz labial con rayo láser y cosas así).

Posteriormente Stripperella tiene un encuentro con Tacañón y es atrapada por él dentro de una botella de refresco gigante, que poco a poco se llena de monedas que terminarán por ahogarla; antes de abandonarla a su suerte, Tacañón le cuenta a Stripperella que robará el famoso diamante imitación de 300 dólares. Una vez sola, Stripperella emplea los artilugios que le han entregado los científicos para su defensa personal, incluido un "utilísimo desintegrador de centavos" que sirve para la disparatada labor de desintegrar en diez minutos una moneda que se introduzca en él, pero todos fracasan. Al final, Stripperella logra quebrar la botella gigante lanzando un casual teléfono de mesa que llevaba en su cinturón (y aquí uno recuerda las infinitas "baticosas" que Batman podía extraer de su inagotable cinturón). Así pues, Stripperella corre de nuevo al lugar donde exhiben el diamante imitación y allí sucede el combate final entre Tacañón y sus dos cómplices, y la superheroína. El sitio en cuestión es una extravagante exhibición de artículos como "Las bragas más grandes del mundo", "La cosedora más grande del mundo" o "El guión más grande del mundo". Tras una muestra de sus admirables capacidades para la lucha, Stripperella captura a los dos cómplices, pero Tacañón huye en su automóvil. Por desdicha –y obviamente– Tacañón no le ha puesto gasolina al auto pues en su concepto es muy cara, y así nuestra heroína logra detenerlo sin problema. En la escena postrera, Stripperella otra vez se halla bajo su identidad de Erótica en su lugar de trabajo y contemplando a su amiga Giselle que está realizando su strip tease en la pista. De pronto, mientras se halla de espaldas, Giselle siente que alguien ha deslizado un billete en su tanga, y al voltearse halla que es su amoroso padre quien le demuestra su afecto filial "de modo tan tierno". Giselle y su padre se reconcilian, y el episodio culmina cuando Giselle asevera que gastará el dinero que su padre le ha obsequiado, comprando una "banana vibradora".

Algunos comentarios

1) ¿Cómo podría definirse la propuesta del dueto Lee–Anderson en Stripperella? Como un cóctel donde se mezclan por lo menos cuatro ingredientes que provienen de distintas fuentes:

– La influencia del hentai (esa variedad erótica del manga y el animé), y los llamados "comix" (o cómic erótico que fue popular en ciertas revistas porno del pasado).

– El humor crudo y agresivo de creaciones ya clásicas del dibujo animado como The Simpsons o Futurama.

– Por supuesto la estructura del cómic de superhéroes pero en su versión mamagallista del Batman que la televisión popularizó en los años 60.

– Elementos de la serie "James Bond" aunque en clave de parodia tal como lo hizo Mel Brooks en su célebre serie de televisión del "Agente Maxwell Smart".

 

2) En Stripperella es absolutamente destacable el afán constante por tomar del pelo, por burlarse tanto del fetichismo pornográfico, como de las series de agentes secretos y superhéroes de toda laya. Casi no pasa un momento en que no aparezca algun chiste que vaya desde lo más vulgar a lo más sofisticado (desde las referencias a tetas, anos y clítoris, hasta ese Tacañón que lleva su revólver sólo con tres balas y que no está dispuesto a comprar proyectiles nuevos hasta que no esté requetecomprobado que sus secuaces ya gastaron toda la munición).

3) Por supuesto Stripperella se ríe del fetichismo porno, pero utiliza ese mismo fetichismo todo el tiempo. Si a toda hora Stripperella está tomando el pelo, también es cierto que nunca cesa de descargar más y más imágenes de culos, bragas, ligueros, minifaldas y vibradores, que de modo permanente están disparando la imaginación erótica del televidente.

4) Además hay incluso instantes que a muchas personas podrían parecerles blasfemos y de una fuerte agresividad (recordemos por ejemplo la stripper que se desviste en el escenario Biblia en mano y dejando ver referencias a los Salmos sobre su piel desnuda, o algún instante en que se muestra una manifestación en las calles donde los manifestantes exigen el "Fin de la No-crueldad con los animales" y la vuelta a los abrigos naturales de piel de animal ).

5) Capítulo aparte es que Stripperella se une a esa tendencia de los últimos años tanto en cómics como en "cartoons" de hacer chacota con la mitología tradicional de los superhéroes tipo Batman. Es más, otro modo de definir Stripperella es decir que ella es como si Batman no tuviera la identidad secreta del millonario Bruce Wayne, sino que trabajara como stripper masculino en un club nocturno de Gotham. De hecho, tras los primeros diez minutos de Stripperella pensé que en el futuro bien podría llamarse "Superputa" (e imagino una superheroína a lo Batgirl que es puta en un burdel durante el día, y comedida superheroína cívica durante la noche).

6) Por otra parte, Stripperella es una serie que de modo consciente y a todo momento está buscando el ridículo: La heroína es deliberadamente ridícula, los ayudantes de Stripperella son ridículos, el villano y sus secuaces son ridículos, y el ambiente que rodea la historia a propósito es ridículo. Viendo Stripperella uno recuerda mucho a Matei Calinescu, un teórico de la posmodernidad, que anota que en las obras posmodernas (cuyo papito gracias a Dios es Borges) se busca de modo consciente y permanente la payasada. Según Calinescu, la obra posmoderna se regodea en mezclar sin dubitaciones elementos del pasado sin importar que sean de buen o mal gusto. Asimismo, trata de mostrarse en todo momento como un puro juego a propósito torpe y bufonesco. Como veremos, si ésta es la definición de la obra de arte posmoderna, Stripperella llena tales requisitos de un modo ejemplar.

7) ¿Y entonces qué podría decir para finalizar? Que Stripperella es una serie de dibujos animados ingeniosa, aguda, un experimento que vale la pena ver, y que a veces, incluso, logra "No ser políticamente correcta". Es cierto que la historia del episodio que narré es común y corriente (un villano que comete un delito y que es atrapado por la superheroína), pero el modo en que se ha narrado, y los constantes guiños juguetones que se le hacen al televidente, son de verdad notables. En Stan Lee, de cierto modo, uno está acostumbrado a reconocer aciertos desde la época de Spiderman y Hulk, pero –y nunca pensé llegar a escribir esto– Stripperella es un acierto de esa Pamela Anderson que sólo pensé que tenía grandes tetas.

Bogotá, Abril de 2005.

Re: Sobre Stripperella

quiero que vuelva a la television stripperella es seca y sus crandes tetas y potos

Re: Sobre Stripperella

no hace mucho descubri este comic en mtv y me hice fanatico hasta realice un dibujo en un muralito de ella

Re: Sobre Stripperella

Estriperella es lo maximo.Ella es:
Muy linda.
Esta buena.
Tiene un pecho irresistible...
Tiene unas piernas hermosas.
Tiene '' tronco '' de cuerpo.
La cara es bonita.

Re: Sobre Stripperella

todo su cuerpo es fenomenal

Re: Sobre Stripperella

me parese una chica sexi

hola, alguien me podría decir..

disculpen mi ignorancia, pero alguien podría decirme como enviar notas a quinta dimención.

Re: hola, alguien me podría decir..

Se mandan por e-mail a correo (arroba) quintadimension.com

Re: Sobre Stripperella

Muy buena la nota. La verdad es que yo tb me sorprendí mucho que Stan Lee pudiera a estas alturas sacar algo que valiese la pena ver. Sobretodo después de ese fiasco de stanleemedia y los super-Backstreet boys.

pd: Lo que es yo, me quede pegado tambien viendo un capitulo de un pibe que se vuelve fantasma en Jetix creo, había un personaje calcado a Johnny Blaze alias Ghost Rider.

Facebook Comments Box

Etiquetas

Search