The Ultimates de Marvel Comics

Revisión: The Ultimates

por Sergio Amira

The Ultimates es una de las series mas interesantes de los últimos tiempos de la Marvel. Allí se retoman algunos de sus personajes clásicos –Capitán América, Iron Man, Hulk,... – recreando sus orígenes y actualizándolos. Aquí repasamos los primeros números guionizados por Mark Millar, dibujados por Bryan Hitch y entintados por Andrew Currie.

The Ultimates

#
1 / Superhuman

El cómic da inicio, tal y como aseveró Luis Saavedra en el Calabozo del Androide #11, con una escena perdida de Rescatando al Soldado Ryan. El año es 1945 y el Capitán América y las fuerzas aliadas han sido enviados a Islandia donde los Nazis están construyendo un misil nuclear que apunta directamente a Washington. Para penetrar en la base enemiga el Capi usa la misma táctica que los hombres de Osama Bin Laden, estrella el avión que pilotea contra el edificio. Curioso por decirlo menos es ver al epítome de los valores norteamericanos usando la misma sucia táctica que los terroristas del 11 de septiembre, pero aquí se justifica ya que el Capi está combatiendo a los malos, ¿no?

Una vez dentro, Bucky expresa su asombro ante la tecnología nazi: "¿Cómo pueden los alemanes llevarnos tanta delantera, Cap? Incluso si Oppenheimer obtiene algún resultado en Los Álamos el próximo mes no seremos capaces de igualar esto. ¿Dónde consiguieron esta tecnología propia de Flash Gordon?" El Capitán contesta: "No me creerías si te lo contara. Sólo digamos que hay más facciones enfrentadas en esta batalla de las que nadie sabrá jamás."

Los nazis al ver que los aliados llevan las de ganar, lanzan el misil. Sin pensarlo dos veces el Capitán América corre hacia el misil, se aferra a él y a miles de metros de altura consigue destruirlo haciendo explotar los jets de propulsión, pero cae al mar junto a los escombros del arma nazi. Las siguientes viñetas nos muestran al Capitán sumergiéndose cada vez más hondo en el océano mientras podemos leer fragmentos de la carta de despedida que había escrito a su amada en caso de morir.

Fastforward al Monte Everest, año 2002. Anthony Stark (dueño de la tercera compañía más grande de los EE.UU.) y sus ejecutivos están de excursión. En medio del gélido y solemne paraje Tony tiene una epifanía.

Un muy buen primer número donde la historia original del Capitán América apenas ha sido modificada. Este cómic rezuma "realismo", desde la cuidada y notable representación de uniformes y armamento de la Segunda Guerra Mundial hasta los alemanes hablando en alemán. La naturaleza y propósito del Capitán América es explotado inteligentemente mediante el diálogo entre Bucky (amigo personal de Steve Rogers) y un soldado algo más viejo y descreído, que sin embargo atesora el casco del capitán por años luego de su valeroso sacrificio. También se nos sugiere intervención de otras facciones en la Guerra, lo que unido a la avanzada tecnología alemana claramente sugiere alienígenas, viajeros en el tiempo, o algo por el estilo.

Finalmente, la última escena en tres páginas (dos de ellas correspondiendo a una sola viñeta) nos dice mucho de quien es y qué pretende Tony Stark.

The Ultimates

#
2 / Big

Nueva York. Nick Fury, el jefazo de S.H.I.E.L.D. almuerza con el Dr. Bruce Banner en un restauran con vista a muelle de Chelsea destruido por Hulk en su lucha contra Spider-Man (Hulk debutó en el Universo Ultimate en las páginas del arácnido). Fury le comunica a Banner que el presidente ha autorizado 50 billones de dólares para la creación de un nuevo Capitán América, además de invertir en una pequeña unidad de superhumanos para lidiar con superterroristas como Magneto cuya base de operaciones será el nuevo cuartel de S.H.I.E.L.D, el impresionante Triskelion, a diez millas en la costa de Manhattan.

Como en toda buena película hollywoodense, el brillante pero infravalorado científico acepta de buena a primeras ponerse al servicio de terceros que financien sus investigaciones (los personajes de Sam Neill y Jeff Goldblum en Jurassic Park y los de Alien vs. Predator se me vienen inmediatamente a la cabeza).

En los modestos laboratorios del programa de investigación del supersoldado (en el cual Banner ha trabajado los últimos ocho años) de Pittsburg nos encontramos con el matrimonio Pym, Hank y Janet. Hank está utilizando un nuevo invento para obligar a las hormigas a realizar la mudanza y a preparar café, un casco que es bastante familiar para quienes han seguido a los Vengadores. Nos enteramos que Banner es alguien que no agrada mucho a los Pym y vemos a Janet transformarse en su diminuta personalidad de la Avispa por ninguna razón aparente salvo demostrarnos que puede hacerlo. También nos enteramos que Tony Stark luego de encontrar la iluminación en la montaña ofreció los servicios de Iron Man a Nick Fury.

A continuación nos trasladamos nuevamente a Manhattan donde Tony está probando su armadura ante la atónita mirada de las bellas oficinistas y secretarias del sector. Apenas sale de su armadura (acción que requiere la asistencia de varios técnicos) Tony pide a su mayordomo Jarvis los dos vodka naranja que pidió para brindar junto a Fury. "¿Vodka naranja a las diez de la mañana, Tony?", pregunta Nick Fury, "No en Moscú", replica el billonario. La charla continúa camino a la gigantesca oficina de Tony quien expresa su preocupación por tener que trabajar con Banner a lo que Fury contesta que la presencia del científico es incuestionable al ser la mejor opción de recrear la formula del supersoldado, el jefe de S.H.I.E.L.D también expresa que no se arriesgará pendiendo mutantes en la primera alineación del grupo.

Banner arriba al Triskelion justo para presenciar la prueba en que Hank Pym aumenta de tamaño. Ante el éxito de su colega vemos los primeros indicios de la furia de Hulk pronta a ser despertada. Este número concluye con el hallazgo del cuerpo congelado del Capitán América.

The Ultimates

#2 establece muy bien que nadie fuera de Fury quiere a Banner, ni siquiera su novia Betty, a cargo de las relaciones públicas del superequipo quien le ha solicitado un "descanso" de seis meses. Este rechazo unido a la presión por recrear la formula del supersoldado y la envidia ante el éxito de los Pym hace de Banner una bomba de tiempo a punto de estallar. También es interesante el tratamiento pseudocientífico otorgado a la multiplicación de tamaño de Hank Pym y su barrera de los sesenta pies, luego de lo cual supuestamente la estructura del esqueleto humano es incapaz de soportar su propio peso. El personaje de Tony Stark, por otra parte, queda muy bien delineado en este número. Sigue siendo un galán y Millar ha conservado su alcoholismo. Se hace mención a Thor, su cruzada anti-corporativa y su falta de interés por contestar las llamadas de Fury.

The Ultimates

#
3 / 21st Century Boy

Tal y como menciona Luis en el Calabozo del Androide #1,1este número da inicio con un splashpage de Giant Man que homenajea a una de la portadas de Marvels de Alex Ross. Hank y Janet están en la playa disfrutando de un picnic. Los Pym parecen un matrimonio perfecto y están sumamente entusiasmado con el asunto de los Ultimates. En eso reciben el mensaje sobre el hallazgo del Capitán América. En el Triskelion Fury y Stark observan como Banner y su equipo "reviven" a Rogers. "Es como algo salido de un libro de Joseph Campbell", comenta Tony quien probablemente está pensado en The Hero with the Thousand Faces, mencionado en reiteradas ocasiones en el Calabozo del Androide y prácticamente todos los ensayos y libros que tratan el tema del superhéroe.

El Capitán despierta y Stark, Banner y Fury se turnan para informarle de lo ocurrido tras su última misión. Rogers cree que todo es una trampa de los nazis y tras quebrarle la nariz a Fury y reducir al personal armado que lo vigilaba escapa por una ventana para ser detenido por la gigantesca mano de Hank Pym que lo aplasta contra un jeep.

En la siguiente página el Capitán América y Fury esperan en el exterior de la casa de Bucky, quien se casó con Gail, la novia de Rogers junto a la cual tuvo cuatro hijos y siete nietos. Fury le aconseja al Capitán que no sea muy duro con su amigo ya que está enfermo de cáncer. Lo que sigue es una emotiva escena donde el anciano Bucky abraza a Steve y le pide disculpas. Gail, sin embargo, se niega a bajar las escaleras ya que no quiere que su antiguo novio la vea como la anciana de cabello cano que es ahora.

Tras una visita al cementerio después y la constatación que todos sus seres queridos están muertos, el Capitán América que "todo lo que amaba se ha ido". "No todo, Capitán", responde Fury y le señala la ondeante bandera de los listones rojos y estrellas en un momento que si yo fuese norteamericano de seguro me habría emocionado hasta el tuétano de mi patriotera humanidad. Pero este solemne momento es inmediatamente situado en real perspectiva con el comentario de Fury en la fiesta de lanzamiento de los Ultimates: "¿realmente le estamos pagando quinientos dólares a estos tipos para que ondeen una bandera?" Fury se refiere a los modelos que ha contratado Betty Ross para que hagan del público en la alfombra roja. "Esta fiesta de lanzamiento está siendo transmitida en cuarenta y dos idiomas y lo último que el mundo quiere ver es a un montón de gordinflones con acné ovacionado a su superequipo favorito", explica Betty.

Dentro del Triskelion Tony charla con Banner hasta que un equipo del noticiero Sesenta Minutos que lucen sospechosamente similares a Luisa Lane, Clark Kent y Jimmy Olsen, le solicita una entrevista. Le sigue a esto un notable comentario del mayordomo Jarvis: "Alégrese maestro Bruce, no es el único que se ha sentido solo en medio de una multitud, ¿sabe?"

Mientras tanto los exitosos Pym y el general Fury intercambian impresiones con George Bush Jr. que formula sus características consultas atolondradas y termina preguntando con una ejemplar cara de imbécil a Steve Rogers en todo el esplendor patriótico de su uniforme de superhéroe: "Bueno, cual es su veredicto del siglo 21, Capitán América, Cool o no-cool?"

"Cool, Sr. Presidente. Definitivamente Cool.", responde el Capitán.

Este número está centrado casi totalmente en el Capitán América y su resurrección en el siglo 21, lo que se hace de manera lo suficientemente ágil como para no aburrirnos. Tal vez se echa de menos un poco más de cuestionamiento por parte de Rogers para asumir nuevamente el rol de superhéroe, pero sabemos muy bien que esto sólo retrasaría la acción, que es lo que estamos esperando después de todo. Particularmente emotivo es el encuentro con Bucky, e impresionante contemplar, por lo me parece primera vez, a un personaje de Marvel que ha envejecido, ¡y mucho! También es interesante evidenciar como el glamour y la mercadotecnia son factores imprescindibles en esta nueva encarnación de Los Vengadores.

The Ultimates

#
4 / Thunder

Este número da inicio con una entrevista a Tony Stark realizada en vivo por Larry King. Stark se encuentra en una estación espacial hace dos semanas celebrando el cumpleaños de una de sus amiguitas actrices, algo que le reprocha Larry King: "No cree que se le necesite aquí en la Tierra en este momento, Tony? Todo este dinero invertido en fuerzas superhumanas ha creado bastante fricción con los militares. ¿Puede seriamente justificar un cuartel de cincuenta billones de dólares en la costa de Manhattan cuando ha existido sólo un ataque notorio de un super-villano en la historia americana? ¿Y que pasa si no aparece nadie como Magneto hasta dentro de diez años?" Tony se las arregla como puede con las incisivas preguntas mientras un par de viñetas de gente reunida frente a los televisores de una tienda y una cafetería respectivamente sirven para demostrar el grado de atención que los Ultimates poseen por parte del público.

Corte a… El Capitán América vestido de civil y la Avispa que caminan por la calle tras realizar algunas compras. Janet ha asistido a Steve para que elija la ropa adecuada y confiesa su desconcierto ante al anacrónico Capitán, Janet dice: "…luces como un modelo de Calvin Klein pero apenas abres la boca suenas tan antiguo como mi viejo padre." "A decir verdad probablemente soy diez años mayor que tu padre." Le contesta Steve. Algunas palabras más sobre el encuentro con Bucky y la renuencia de Gail por ver a su ex-novio y los dos Ultimates están frente al edificio donde el Capitán ha fijado residencia, en su antiguo vecindario que ahora está invadido por la basura, drogadictos y pandilleros. Al llegar al departamento descubren que la puerta ha sido forzada. Los tiempos han cambiado Capi, ahora la gente no es tan buena y cándida como en los 1940’s (¿lo eran realmente?, bueno, por lo menos esos dicen los abuelos).

El Triskelion. Betty Ross se desquita con Banner por la inasistencia de los Ultimates (a excepción de Giant Man) a un ejercicio de entrenamiento al cual han sido invitados los medios de prensa. Banner no hace más que pedir disculpas y sentirse miserable. "Asegúrate que Fury consiga que Thor se una al grupo esta noche o nuestro quiebre temporal se volverá algo permanente", sentencia Betty.

Noruega. Un helicóptero de S.H.I.E.L.D aterriza en medio de un grupo de personas y vehículos que se asemejan a una reunión de hippies o adeptos al fenómeno OVNI. Thor se encuentra despreocupadamente recostado contra un automóvil con una botella de cerveza en la mano. Por más que Fury y Banner intentan convencerlo, Thor insiste en su negativa a formar parte de los Ultimates. Banner pierde un poco los estribos y le acusa de ser un loco embustero, "Usted no es el nuevo Mesías. Sólo es un ex-enfermero demente que tuvo una crisis nerviosa tres semanas antes de su cumpleaños número treinta y que pasó ocho meses en un asilo para lunáticos. Podrá hacer una fortuna con sus charlas y sus porquerías de libros de auto-ayuda, pero a mí no me engaña por un segundo Sr.; tengo todos sus secretos aquí", dice señalando una carpeta de S.H.I.E.L.D con la documentación referida al supuesto hijo de Odín. "Y yo tengo todos sus secretos aquí", contesta Thor apuntando a su cabeza para luego decirle un par de cosas a Banner que lo dejan helado. Y como su naturaleza ha sido puesta en duda, Thor desata una fuerte lluvia con todo y relámpagos. "¿Qué hay de la entrevista que le diste a 60 Minutos, Thor? Pensé que estabas aquí para salvar la mundo", le reprocha Fury. "Oh, estoy aquí para salvar al mundo, general Fury. Salvarlo de gente como usted", es la respuesta de Thor.

Semanas más tarde, en el área recreacional del Triskelion, los Pym junto a Fury y el Capitán América charlan sobre los planes para filmar una película de los Ultimates con Brad Pitt en el rol del superpatriota. "¿Quién es Brad Pitt?", pregunta Rogers. A continuación sigue un debate en torno a que actor y actriz los interpretará a cada uno de ellos, Fury sugiere a Samuel L. Jackson para encarnarlo a él, Johnny Depp para Tony Stark, Matthew McConnaughey para Hank Pym y Luci Liu para Janet, quien al respecto declara: "Oh, naturalmente. Pese a que no se asemeja en nada a mí, lo haría estupendo ya que todos los asiáticos son básicamente similares, ¿verdad? ¿Cuál sería su opción de reemplazo, General?, ¿Bruce Lee?" El Capitán América pregunta: "¿Quién es Bruce Lee?". Llega el turno de decidir quien interpretará a Banner, lo que desata las burlas de los Pym y Fury que sugieren desde Woody Allen a Harry Joel Osment e incluso Stuart Little. El patético Banner estaba justo en ese momento a punto de entrar a la sala y escucha todo, lo que motiva que se retire del lugar indignado.

Corte a... Manhattan, de noche. Banner telefonea a Betty que está cenando con un tal Freddy Prince Junior. que según me informó Luis Saavedra, es quien interpretó a Fred en esas películas de Scooby Doo que por suerte no tuve que ver. Banner explica a su novia que se siente tan frustrado por no conseguir duplicar la fórmula del supersoldado que mezcló la sangre del Capitán con el suero de Hulk y se lo inyectó. "…transformarme en El Monstruo y darle a todos algo contra que luchar era la única forma de evitar que el sueño de mi vida se desvaneciera… Pero para ser realmente honesto la verdad es que extrañaba ser grande." Dicho esto Bruce cae al suelo y lo siguiente que vemos es como se transforma en Hulk al interior de la ambulancia que le ha recogido. Comienza la destrucción y Hulk grita que quiere a Freddy Prince Junior.

En el Triskelion los Ultimates se preparan para ir a enfrentar a Hulk. Los Pym se culpan el uno al otro por haber provocado a Bruce. ¿El plan del Capitán América para detener a Hulk? Golpearlo hasta que se caiga.

La transformación de Banner en Hulk era algo que se venía, pero nada hacía pensar que él sería el primer super-villano con el cual los Ultimates tendrían que lidiar en su primera misión. Banner tiene razones más que suficientes para convertirse en Hulk y de esta forma serle útil al equipo que, según él, tanto le desprecia, pero por sobre estas justificaciones está, como el mismo señala, el deseo de ser "grande" nuevamente. Tal y como Eric Bana en la película de Ang Lee cuando le confesaba a Betty que le gustaba ser Hulk. ¿Y a quien no le gustaría ser infinitamente poderoso y desatar su furia destructiva sobre quienes se han burlado de nosotros? Ese es la fuerza que posee el personaje de Hulk, la fantasía adolescente del poder sin obligaciones, sin moral, sin el dictamen de proteger a la propiedad privada y a los inocentes, de mantener el status quo. El Hulk de los Ultimates, como veremos más adelante, es una fuerza primitiva, egoísta y caprichosa como un niño de tres años. Es alguien a quien le es imposible lidiar con la frustración, alguien que con cada golpe se hace más y más fuerte. Es un monstruo al más puro estilo del Kaihu japonés, una fuerza de la naturaleza que se opone a la civilización, digno reto para la nueva encarnación de Los Vengadores.

Las excentricidades y estilo de vida de playboy de Stark, las dudas sembradas en torno a la naturaleza "divina" de Thor y su rol de gurú New Age y la condición anacrónica del Capitán América están muy bien expuestas y trabajadas en este número. Cuando el Capitán pregunta quien es Brad Pitt, por ejemplo, nos recuerda lo viejo que es, pero cuando pregunta, además, quien es Bruce Lee nos demuestra cuan viejo realmente es. Alguien perteneciente a una generación de la cual quedan muy pocos exponentes vivos y cuyos números van rápidamente mermando.

The Ultimates

#
5 / Hulk does Manhattan

Este número abre con un enjambre de helicópteros de la Marina uno de los cuales acarrea colgando a Giant Man quien asombrado contempla la devastación provocada por Hulk en Manhattan en tan sólo diez minutos. "De acuerdo a las imágenes satelitales ha asesinado a docenas de personas, ha bebido un camión entero de cerveza y ahora, parece que se está robando un enorme par de pantalones del cadáver de un obeso.", precisa Nick Fury desde el Triskelion. A bordo de uno de los helicópteros van la Avispa y el Capitán América y nos enteramos que Banner dejó un antídoto preparado para detenerlo con todo y jeringa con aguja de adamantium. "¿Alguna noticia de Thor?", pregunta Iron Man despegando de su plataforma de lanzamiento. "Sólo un e-mail diciendo que estará feliz de ayudar si el presidente Bush dobla el presupuesto de ayuda internacional", replica Fury.

Corte a… splashpage doble de Hulk con sus pantalones púrpura corriendo bajo un copioso aguacero y sobre los triturados autopatrullas policíacos llamando enfurecido a Betty. Hulk llega finalmente al restauran donde Betty y Freddy Prince Jr. cenan y comienza a escalar cual King Kong el edificio profiriendo amenazas de índole sexual que jamás antes le habíamos oído al goliat verde. Giant Man intenta detener a Hulk pero tal y como Luis Saavedra afirma "…cae presa de su propia fanfarronería." Justo en el momento en que Hulk va a arrancarle la cabeza a Pym para usar su cráneo como un inodoro entre Iron Man en escena llevándose lejos al monstruo hasta que ambos se estrellan en la evacuada Gran Central. En el terminal de trenes Iron Man y Hulk se trenzan a golpes y el aroma a carne cocinada que emana de la armadura de Stark despierta el apetito de la bestia que está a punto de devorar la cabeza de Tony cuando éste utiliza un disruptor de pensamientos o algo así.

Hulk es neutralizado temporalmente por unos segundos, pero Iron Man está a veinticinco por ciento de su poder, utilizando todo lo que le queda Stark lanza lejos de la estación a Hulk que va a aterrizar sobre un bus abajo en la calle. Mediante un topless la Avispa consigue que Hulk la siga hasta el punto donde el Capitán América le cae encima con un tanque. Hulk descascara la máquina de guerra como si fuese una naranja y él y el Cap se trenzan a golpes. Cuando Rogers cree tener dominado a Hulk intenta clavarle la aguja con el antídoto pero éste justo se recupera y destroza la mano del Capitán junto a la aguja de adamantium. En ese momento un poderoso relámpago cae del cielo y sobre Hulk arrojándolo lejos del Cap.

Thor no escatima tiempo y le propina unos fuertes mjlornirazos al monstruo. "Tu mandíbula está quebrada, tus costillas rotas y uno de tus pulmones ha sido perforado, Banner. ¿Has probado suficiente de mjlonir ya?", se jacta Thor. La respuesta es un rotundo NO y un golpe que hace volar lejos al dios nórdico cuyo martillo no ha hecho más que poner más cachondo a Hulk. Sólo entonces el brillante de Nick Fury se percata que mientras más golpean a Hulk más fuerte se pone, por lo que ordena implementar el plan de emergencia del Capitán América que debió ser el utilizado desde un principio (¡aunque eso habría significado perderse toda la diversión!). Los militares suben a Betty y Freddy Price Jr. a un helicóptero, Hulk va tras ella, trepa a un edificio, salta hasta la escotilla del helicóptero donde está Betty mientras la Avispa que se ha introducido por una oreja de Hulk intenta cortocircuitar el cerebro del monstruo con su aguijón. No podría haber sido más simple, Hulk cae desde el helicóptero y se estrella en medio de la bahía revirtiendo su forma a la de un implorante Banner que pide no lo golpeen por lo que hizo. El Capitán como el rudo soldado que es no admite clemencia y le propina una fuerte patada en la boca que le arranca una muela. Fin de la historia.

Luego de esta espectacular gresca uno queda más que satisfecho pero preguntándose al igual que Luis ¿por qué no atacaron a Hulk todos juntos?, la respuesta es la misma a la pregunta de por qué la Avispa no se metió en la cabeza de Hulk antes, esto habría arruinado la espectacularidad de la batalla yendo en desmedro del lucimiento individual de cada uno de los héroes. Es la misma lógica que anima los enfrentamientos en Dragon Ball Z o Pokemon, una dialéctica que se ha convertido en norma y que dictamina que las peleas deben ser de a dos a la vez, bueno, a excepción de la lucha libre donde ocasionalmente se puede ver a dos tipos golpeando a uno.

El mayor aporte de éste número, además de permitir ver en acción a todos los Ultimates, es la forma en que Millar retrata a un Hulk bestial y poderoso como siempre, pero sumamente lascivo y propenso al canibalismo, dos características que yo por lo menos no había visto desplegar al gigante verde en previas encarnaciones. También nos enteramos que Hulk ha dado muerte a docenas de personas, aunque la visión de aquella carnicería lamentablemente nos queda vedada, algo comprensible en un cómic que debe alcanzar a la mayor cantidad de público posible pese a que Marvel hace tiempo se libró del sello de la Comic Code Authority.

The Ultimates #6 / Giant Man vs The Wasp

Este número comienza con la visión de cientos de heridos albergados en el Triskelion, aquí las pataletas de Hulk si causan daño a las personas inocentes (no como en la película de Ang Lee donde las cabezas de las viejecitas no se estrellan contra el cristal del automóvil sino contra el airbag y todo los pilotos salen ilesos tal y como ocurría en G.I Joe). Gracias a la pericia en lo que a relaciones públicas se refiere de Betty Ross los Ultimates se convierten en los héroes que salvaron Manhattan al ser ocultada la conexión de Hulk con Banner, quien a propósito, está encerrado en una unidad de contención diseñada por él mismo, recuperándose de los huesos rotos que obtuvo como su otro yo. La idea de Banner ha sido todo un éxito y los Ultimates son ovacionados por la gente y colman todos los medios informativos dando sus impresiones de la batalla contra el monstruo verde. Por la noche todos los Ultimates (menos Fury por supuesto) están invitados a cenar en casa de Tony Stark, pero los Pym no llegan debido a una discusión que deriva en un muy violento caso de violencia familiar, ah, y descubrimos que los poderes de la Avispa no se deben a las investigaciones de su marido sino a su condición de mutante. Los demás héroes ignorantes de lo que en ese mismo instante ocurre en casa de los Pym charlan animadamente e incluso Tony le regala al Capitán su casco perdido en su última misión. Thor deja bien en claro que no le interesa unirse a los Ultimates pero que si lo necesitan no tienen más que llamarlo, Tony Stark consiguió con una invitación a cenar lo que Fury y Banner no lograron en seis meses. De inmediato nos damos cuenta que Thor y Iron Man están destinados a ser los más grandes amigos, como lo fueron Gilgamesh y Enkidú. El hecho que estos dos personajes que encarnan a conceptos tan distintos y contrapuestos como la ciencia y la magia sean tan cercanos nos recuerda que ambas disciplinas en el mundo de los superhéroes no son más que las dos caras de una misma moneda. Las últimas páginas nos muestran a Tony, Steve y Thor brindando mientras Hank Pym se lamenta de lo que ha hecho, es decir, arrojar insecticida a su esposa y luego enviar un ejército de hormigas a morderla bajo el escritorio donde se ocultaba. Fin del primer arco argumental, me pongo de pie y entrego un muy sincero y prolongado aplauso.

Con lo escrito hasta ahora es más que suficiente para darle una idea de The Ultimates al lector que todavía no haya leído éste título. Sería extenuante y absurdo hacer un resumen de cada uno de los números hasta el doce, The Ultimates es algo que debe experimentarse de primera mano y ojalá en papel y no en la pantalla de un computador como fue mi caso. De cualquier forma, vale la pena destacar algunos de los hechos que acontecen en las siguientes entregas como el funeral en la Catedral de Saint Patrick de las más de 300 víctimas de Hulk; el reencuentro del Capitán América con su ex-novia; la breve aparición de una doctora que pese a no ser nombrada luce exactamente como la mutante Cecilia Reyes de los X-Men; la revelación de Betty que Hank golpea sistemáticamente a su esposa desde que eran novios en la universidad; la paliza que el Capitán América le propina a Pym en tamaño extra-grande; la aparición de Hawkeye, la Viuda Negra, Quicksilver y la Bruja Escarlata en un operativo que tal y como señala Luis es un facsímil del rescate que Neo y Trinity emprenden de Morfeo en Matrix; la revelación que los aliados de los nazis aludidos por el Cap en el primer número son unos extraterrestres cambiaforma denominados Chitauri (que no son otra cosa sino los Skrulls) y la espectacular batalla donde vemos a Thor luchar contra las naves especiales de una forma que nos recuerda mucho a como Jenny Sparks actuó en un contexto muy similar. Luego de esto tenemos el crossover de cuatro números con los Ultimates X-Men llamado Ultimate War y el Ultimate Nightmare. Según me ha comentado Luis en Marvel cancelaron toda la línea Ultimate, ¿sera verdad?, espero que no ya que habrían arrojado a la basura lo mejor que se ha hecho en cómics de superhéroes en Marvel durante la pasada década y lo que va de ésta.

Por último, recomiendo la lectura del Ultimate X-Men, como saben soy el fan número uno de los mutantes marvelianos en Chile, pero no por eso pierdo objetividad al asegurarles que es algo inferior a The Ultimates. Escritos también por Mark Millar y dibujados en gran parte por Adam Kubert, se ponen realmente interesantes a partir del número veinte donde podrán ver una escena conmovedora como ninguna otra en este título.

La revista de cómics El calabozo del Androide –mencionada a lo largo de esta nota– se puede bajar en www.utopika.cl/calabozodelandroide
©2004, Sergio Alejandro Amira

Re: The Ultimates de Marvel Comics

Mira puedes ver que algunas veces tenemos gustos similares aunque claro son muy pocos.
La linea Ultimate aun existe en este momento, personalmente aunque ame a los Avengers odio a los Fantastic four de est universo, pero como eso puede ser usado para poner en pique mi postura sobre Evolution lo dejamos asi.
Hay al menos dos lineas del universo Ultimate en este momento Hulk vs Wolverine y Extintion lo unico es que quizà extintion realmente acabe este universo pero despues de The end of Marvel donde mi Thanos con el poder de Dios destruyo el universo "normal" creo que puedes tener esperanzas, y por ultimo que piensas de la pelicula? A mi me parecio aceptable mas allà del hecho de que el dibujante me dio mi serie favorita, en serio lo vale solo falta un sonido de golpe en negro o algo para indicar laviolencia de Pym y serìa perfecta.
Como sea buen reportaje, el otro esta bien redactado pero tu opiniòn es parcial como lo es la mia, en otros temas suelo ser menos radical.

Facebook Comments Box

Etiquetas

Search