Otra lanza por Kill Bill

Otra lanza por Kill Bill

por Diego Faraone

El inminente estreno del Volumen 2 de Kill Bill es sólo una excusa para presentar este artículo. En el sólo se plantea una defensa del Vol.1., película que, salvo contadas excepciones, fue severamente castigada por la crítica.

Rastrear a partir de cualquier película de Tarantino la variedad de fuentes a la que en ella se hace referencia puede ser un pasatiempo cinéfilo sumamente complejo e inagotable. En cuanto a procesos creativos Tarantino es al cine lo que Borges es a la literatura. Esta afirmación se basa en que ambos maestros se han formado (cada uno en su especialidad) mamando como pocos de una innumerable cantidad de fuentes y utilizando ese caudal de conocimientos ajenos (tomando prestado elementos de uno y otro lado) para generar obras propias, signadas por una impronta personalísima.

A grandes rasgos se puede decir que Kill Bill Vol.1 se inspira en el cine oriental de artes marciales, en el Spaghetti Western (*) y en el giallo (**) italiano, pero también hay mucho de Brian De Palma, de las películas japonesas de samurais y, por supuesto, del animé (***).

ARGUMENTO POBRE TU MADRE

Se suele criticar a Kill Bill Vol.1 por la pobreza de su argumento o más aún, por la falta del mismo. En defensa de la película es necesario explicar que nunca fue el propósito del director elaborar un argumento complejo, ya que al parodiar/homenajear (toda parodia es a su vez homenaje) al género de artes marciales es necesario atenerse a la forma en la que aquellas mismas películas fueron hechas, y precisamente en esas películas lo que menos importaba era el argumento. Su esencia fundamental eran las secuencias de acción y la forma en la que estas estaban presentadas.

En cuanto a la supuesta superficialidad que se le atribuye, es también bastante discutible: Tarantino utiliza en sus películas temáticas universales, y parte de su éxito radica en ello. Con anterioridad había tratado la fraternidad, la confianza, la traición, el pecado, el perdón, la redención. Ahora profundiza en la venganza, que ya se tocaba lateralmente en sus anteriores películas. Teniendo en cuenta esto, ¿puede ser superficial una película cuyo eje temático es algo tan profundamente arraigado a todo ser humano? ¿Es más o menos superficial Kill Bill que el cine de Raúl Ruiz o de Arturo Ripstein?

DIVISIÓN DE AGUAS

Hay quien ha dicho que las diferencias entre los fanáticos y los detractores de Kill Bill Vol.1 son básicamente generacionales. No sé si estoy del todo de acuerdo con ello, más bien parecieran ser diferencias en cuanto a afinidades o antipatías con respecto a ciertos géneros cinematográficos. Concretamente, es muy difícil que le guste Kill Bill Vol.1 a una persona que no tolere el género de artes marciales, o que abandone las salas de cine ante escenas ultra-violentas o gore (****), o que no le encuentre la gracia a Leone y al Spaghetti Western o que piense que los dibujitos japoneses son todos una porquería.

Es que Tarantino aparte de darse el gusto de dirigir la película que él adoraría como espectador está provocando y en particular está provocando a aquellos sectores más intolerantes de la crítica especializada (aunque no lo sepa). Precisamente el animé, el gore, y el cine de artes marciales han sido de los géneros más injustamente desprestigiados por la crítica, y si se tiene en cuenta aquella tendencia retrógrada pero real por la que ciertos críticos denigran una película sólo por el hecho de hacer uso de una estética clipera, podemos comprender en parte el carácter de Kill Bill Vol.1 como obra maldita.

Sí y no. Tarantino se propuso entretener antes que transgredir; si este último hubiese sido su propósito principal (como lo es para directores como Gaspar Noé o Michael Haneke) habría obtenido un rechazo masivo de gran parte del público que hoy lo apoya y talvez su película fuese encumbrada solo por cultores de cierto cine bizarro. Pero no es el caso y el hecho de haber llegado y gustado a un gran público genera en Kill Bill Vol.1 una trascendencia inconmensurable. Esta trascendencia ya se traduce en revisiones de la obra del director chino Chang Cheh y del cine oriental de artes marciales, del giallo italiano y de la obra de Brian De Palma y es evidente que se va a traducir en un ejército de directores (desde mediocres hasta talentosos, pasando por toda la gama intermedia) herederos de esta nueva faceta de Tarantino.

¿FLAQUEZA DEL GÉNERO O DE LA CRÍTICA?

En cuanto a los especialistas, un fenómeno como Kill Bill debería conducir a un replanteamiento de los principios teóricos que utilizan (si los hay) para la crítica de cine.

¿Por qué razón a un musical se le perdona su falta de argumento y a una película de artes marciales no? Es fácil dar con una respuesta. Es probable que gran parte de los críticos de nuestro país nos sepa dar una lección sobre la historia del cine musical, sobre sus clásicos, sus estrellas mas representativas, sobre Gene Kelly, Vicente Minnelli y Bob Fosse pero probablemente ni uno pueda hablarnos de la historia del cine de artes marciales. Esta ignorancia absoluta con respecto a un género (género que surge casi simultáneamente con el cine musical allá por los años 30 pero en otro continente) se debe principalmente a la pésima distribución y difusión del mismo en occidente (recién comenzó a llegar y muy parcialmente al Río de la Plata a fines de los 70) y a una resistencia absurda e irracional por parte de la crítica. ¿Cuánto debemos esperar para que estos sectores reacios aprendan a valorar una buena película de artes marciales? Ojalá Tarantino ayude a reducir este penoso lapso.

 

(*) Spaghetti Western: el término se adjudicó con innegable intención peyorativa a la avalancha de películas de cow-boys que surge en la década del 60. Su mayor exponente fue el director Sergio Leone.
(**) Giallo: Cine de terror italiano entre los años 62 y 82. Sus mayores exponentes fueron los directores Mario Bava y Darío Argento.
(***) Animé: Dibujos animados japoneses.
(****) Gore: Subgénero dentro del terror en el que se hace uso abundante de la sangre de utilería.

Otra crítica sobre esta película:
Kill Bill o de cómo la dama regresa en rojo shocking

Re: Otra lanza por Kill Bill

Más alla de polemica genereda por esta pelicula a en cuanto si tiene argumento o no, mas alla de tratar de descubrir hilos negros (¿cuando un homenaje deja de ser un homenaje y se convierte en un simple plagio?) y mas alla de tratar de ser un erudito y mencionar toda clase de influencias (¿influencias o copias?) de las que intenta hacerse Tarantino, creo que deberiamos concentrarnos en los meritos digamos "cinematograficos" que tiene, ya que lejos de ser una historia es ademas una historia perfectamente contada. La escena de la persecusion en la moto mientras de fondo se escucha el fondo de Green Hornet, por ejemplo, es la muestra última del ritmo cinematografico. Ya no se diga la excelente seleccion musical, ni la forma magistral en la que el director hace que nos interesemos por la historia de la novia de forma cuasimistica, y la fotografia tan bien lograda. ¿tiene fallas? por supuesto, pero es la muestra de como debería ser un cine inteligente y bien llevado, ademas, en serio, alguien sintio que de verdad dura mas de dos horas? pasan casi inadvertidas. Es algo que Lucas deberia aprender...
Toño

Re: Otra lanza por Kill Bill

no estoy de acuerdo con el comentario debido simplemente a que kill bill es una mala pelicula de artes marciales.

Para buenos espadazos tenemos storm raiders, swordsman ó the duel y para buenas peleas con tecnicas asesinas de verdad tenemos el mono borracho, iron monkey, tai chi master y un largo etcétera por parte de jacky chan, jet li, yuen biao y muchos más.

Esta manía de los gringos de copiar otras producciones que no les incumben es realmente asquerosa.

Tarantino debería seguir haciendo películas de mafiosos y no huevadas.

Chinaski.

Re: Otra lanza por Kill Bill

Que sólo veas en Kill Bill una película con peleas de espada habla bastante de tus propias limitaciones a la hora de ver una película. Kill Bill no es una película de artes marciales; sí hay algo de ello, pero por sobre todo es una ruptura con el género y una nueva forma de hacer cine que jamás se había visto antes. Haber si nos ponemos las pilas y pensamos un poquito antes de tratar al maestro Tarantino como un gringo más.

Re: Otra lanza por Kill Bill

A mí me parece una nota bastante elitista la tuya. No entiendo por qué el hacer películas de artes marciales está reservado sólo a los chinos y a los japoneses. Yo creo que, para ser la primera vez que Tarantino se mete a hacer un film de artes marciales, lo ha hecho muy bien, no de forma perfecta, pero bien. Y yo no usaría la palabra "copiar", yo diría que Tarantino más que todo se inspiró en sus películas favoritas de artes marciales, y escogió, muy inteligentemente, las partes que más le gustaron (y que más funcionan) para hacer un pastiche genial. Claro que esa es sólo mi opinión.

Además, en el artículo no se discute si Kill Bill es una buena película de artes marciales, se refutan algunos de los argumentos más usados por los detractores, argumentos que tienen más que ver con la calidad del guión que a los espadazos y a las peleas.

Re: Otra lanza por Kill Bill

No sé dónde el autor vio que Kill Bill haya sido tan desfenestrada por la prensa. Los principales diarios del país (Clarín, La Nación, Ámbito, Página 12)la elogiaron y la catalogaron entre muy buen y excelente.
Además, si entrás a la página www.rottentomatoes.com, donde hay un promedio de lo publicado por la crítica yanky, aparece con un promedio de 76/100.

Martín

P.D.: En cambio, películas injustamente tratadas fueron EP 2 y La última pasion de Cristo.

Re: Otra lanza por Kill Bill

Hicieron críticas desfenestrando a kill Bill: Guillermo Ravaschino en cineismo.com, Alejandro Yamgotchián en arte7.com.uy, Manuel Yáñez en miradas.net, Hernán Ferreiros en Radar, y uno que no me acuerdo como se llama en el amante cine. Pero probablemente uno de los palos más injustos a Kill Bill Vol.1 vino del crítico Homero Alsina Thevenet, que dijo algo así como que "Kill Bill Vol.1 es la prueba de la decadencia del cine norteamericano". Este comentario y los de muchos no críticos me llevaron a escribir rabiosamente este desprolijo y airado artículo. Diego Faraone.

Re: Otra lanza por Kill Bill

kill bill, es un remeno de todo un poco,se le coje un poco de vestida para matar, otro de scarfece el precio del poder y asin sucesivamente,la pelicula esta muy bien, y con ganas ya de kill bill vol. 2.

Re: Otra lanza por Kill Bill

No entiendo que tiene que ver Kill Bill con el giallo italiano. ¿Será algo que me perdí? Muy buena la nota igual.

Facebook Comments Box

Etiquetas