CRÍTICA 'Sentencia Previa' de Steven Spielberg

CRITICA "Sentencia Previa" de Steven Spielberg

Por Antonio Mora Vélez

Minority Report fue uno de los estrenos más importantes dentro del cine de ciencia ficción del año 2002.
Este breve artículo propone repasar ciertos aspectos fundamentales de esta adaptación cinematográfica del relato de Philip K. Dick.

"Sentencia Previa" es el nuevo filme de Steven Spielberg, basado en el relato "Minority Report" del gran escritor norteamericano de ciencia ficción Philip K. Dick. Comparten créditos con el afamado director de cine los no menos famosos actores Tom Cruise, Colin Farell, Samanta Morton y Max Von Sydov. La historia es la siguiente: Año 2054. Tres extraños seres humanos (los Pre-cogs) poseen la facultad de predecir crímenes que serán cometidos en el futuro y la Unidad Elite "Pre-crimen" del Departamento de Justicia los utiliza para evitarlos. Los detectives de esta Unidad viajan al futuro y llegan justo unos minutos antes del crimen para capturar al homicida y salvarle la vida a la víctima. Hasta allí todo está bien pero un día cualquiera John Anderton (Tom Cruise), jefe de detectives de "Pre-crimen", es señalado por los tres videntes como el próximo asesino en 36 horas y todo el andamiaje de la organización se pone en marcha para descubrirlo. Anderton pasa de perseguidor a perseguido, con todo el sabor cinematográfico de la persecución y de su afán de evitar caer en las garras de su propia institución. Al final el protagonista del filme descubre, para su tranquilidad, que los Pre-cogs fueron manipulados y que el asesino era otro, el menos esperado por los espectadores.

Los personajes de Phil K. Dick (autor también de los argumentos de Blade Runner y El Vengador del Futuro) son hombres comunes y corrientes tratando de salir de situaciones difíciles, enfrentados a un mundo falseado por los manipuladores de la opinión pública, por los gobernantes autoritarios, abusadores del Poder, y los intolerantes. La realidad para Dick es un montaje y el Hombre es un ser perseguido por la pesadilla que significa estar en aquélla sin conocer los hilos que generan las situaciones que lo confunden y atormentan. Frente a esa situación, Dick propone una salida individualista: la "autoafirmación (del Hombre) por medio de su atolondrada y fatigosa lucha", la misma que lleva a Anderton a quitarse de encima a los sabuesos de "Pre-crimen" y a desmontar, con su astucia e inteligencia, la tramoya urdida en su contra.

El filme de Spielberg tiene el gran mérito de abordar este tipo de literatura que durante mucho tiempo estuvo relegada por los productores cinematográficos (más amigos de las novelas de aventuras espaciales y de los melodramas de ciencia ficción), literatura que ahora cobra vigencia porque satisface más a un público ávido de saber qué le espera a la humanidad de continuar esta espiral ascendente de degradación política y moral, interrogantes éstos que Dick resuelve con sus temas, la caracterización de sus personajes y la atmósfera desquiciada y enrarecida de los entornos en que ellos se desenvuelven.

Pero el argumento del relato en las manos de Spielberg no refleja la actitud alienada y resignada del Anderton de Dick en "Minority Report". El Anderton de Spielberg es diferente. Logra lo que no logra el primero: vencer a los autores del montaje por la vía de la audacia y la inteligencia policial, demostrando que el crimen lo cometió otra persona. Spielberg transforma a Anderton en un típico héroe de Hollywood que es capaz de ponerse al frente de los buenos de la sociedad para derrotar a los malos. El de Dick sucumbe ante la tramoya, asesina a su anunciada víctima para evitar que el sistema sea desmontado por falible e injusto y es trasladado a purgar su pena a otro planeta. No obstante, el filme mantiene el espíritu crítico del relato de Dick que busca abrir las compuertas de la rebeldía en contra de la obsesión por la seguridad de los gobiernos y el despotismo que aquélla genera, y en defensa de la libertad individual del hombre; temas que lo convierten en un escritor de actualidad en su patria, veinte años después de su muerte.

Dirección: Steven Spielberg.
País: EE.UU.
Año: 2002.
Duración: 145 min.
Elenco: Tom Cruise (Detective John Anderton), Colin Farrell (Danny Witwer), Max von Sydow (Director Lamar Burgess), Samantha Morton (Agatha), Steve Harris (Jad), Neal McDonough (Oficial Gordon 'Fletch' Fletcher), Patrick Kilpatrick (Oficial Jeff Knott), Jessica Capshaw (Evanna), Mike Binder (Leo Crow).
Guión: Scott Frank y Jon Cohen; basado en un relato de Philip K. Dick.
Producción: Jan De Bont, Bonnie Curtis, Gerald R. Molen y Walter F. Parkes.
Música: John Williams.
Fotografía: Janusz Kaminski.
Montaje: Michael Kahn.
Diseño de producción: Alex McDowell.
Dirección artística: Ramsey Avery, Leslie McDonald, Seth Reed.
Vestuario: Deborah Lynn Scott.

Otra critica de Minority Report:
  • Zona Crítica: Sentencia Previa
    Mas sobre Philip K. Dick:
  • 20 años sin Philip K. Dick
  • Philip K. Dick: la realidad como pesadilla después de Kafka
  • Philip K. Dick ¿Aun sueñan los hombres con ovejas de carne y hueso?

  • Antonio Mora Vélez amoravelez@yahoo.com

    Facebook Comments Box

    Etiquetas

    Search