Cosmos 1999, la Space Opera filosófica

Cosmos 1999
la Space Opera filosófica

por Pablo Sapere

Después de la cancelación de Star Trek (en 1969), los fans de la space opera (ese subgénero de la ciencia ficción definible toscamente como "aventuras en el espacio") tuvieron que esperar varios años –hasta septiembre de 1975, concretamente– para poder ver una serie que volviera a aquellos tópicos. Esta serie fue Space: 1999, conocida en español como Cosmos 1999 o Espacio 1999...

Después de la cancelación de Star Trek (en 1969), los fans de la space opera (ese subgénero de la ciencia ficción definible toscamente como "aventuras en el espacio") tuvieron que esperar varios años –hasta septiembre de 1975, concretamente– para poder ver una serie que volviera a aquellos tópicos. Esta serie fue Space: 1999 (conocida en español como Cosmos 1999 o Espacio 1999), un programa originalmente planteado como un spin-off de la mas terrenal OVNI.

Premisa

En 1999 (insistamos, la serie es de 1975), el satélite terrestre cuenta con una base autosuficiente –Moonbase Alpha– habitada por unos 300 hombres y mujeres. Esta base lunar tiene como principal misión administrar y controlar los enormes depósitos de residuos radioactivos –la energía nuclear es la principal fuente de energía a fines de siglo XX– que se encuentran en "el lado oscuro de la luna". La macana es que se acumularon demasiados residuos, hasta que finalmente –exactamente el 13 de septiembre– se produce un escape de radiación magnética que convierten los basureros nucleares en una bomba de una extraordinaria potencia. La consiguiente explosión resulta tan violenta que saca a la luna de la órbita terrestre y la lanza fuera del sistema solar.

Los sobrevivientes deben enfrentarse a todas las aventuras que les depara un universo desconocido, lleno de extrañas formas de vida.

Los orígenes

OVNI (UFO) fue una serie inglesa que se emitió en aquél país entre 1970 y 1971, su premisa principal giraba alrededor de la lucha entre una organización secreta y una banda de alienígenas provistos de simpáticos platos voladores.

En 1972 la serie se estrenó en EE.UU. con una buena performance. Como sólo se había filmado una única temporada (26 episodios), los productores se plantearon continuar la serie, aunque ambientada 20 años después (UFO transcurría en 1980) y proyectaron hacer UFO 2 o , como llamaban al proyecto, UFO: 1999. La idea era centrar la historia en la base lunar, desde donde se coordinaría la lucha contra los aliens.

Finalmente los ratings bajaron y el proyecto fue archivado, aunque la idea quedó latente.

Posteriormente retomaron la idea con el nombre de Menace in Space (Amenaza en el espacio), titulo de trabajo que posteriormente fue mutando a Space Probe (Sonda Espacial) y a Space Journey 1999 (Viaje Espacial 1999). Y con cada nombre llegaba una reformulación del argumento. Finalmente lo único que quedó de OVNI en Space 1999 –elegido como titulo definitivo– fue la base lunar, aunque bastante diferente y sin las lindas chicas de pelo violeta. Según cuenta la leyenda, Gerry Anderson consultó con Abe Mandell, representante de la productora ITC en los EE.UU. quien tenía un gran conocimiento del mercado de aquél país, sobre el perfil que debía tomar la serie. Mandell sugirió, en primer término, quitarle la "flema inglesa" que teñía todo en OVNI. Es segundo lugar propuso que la serie transcurriera lo menos posible en la Tierra. La primera idea de Gerry fue destruir la Tierra para abandonar a su suerte a los habitantes de la Base Lunar... finalmente bajó sus pretensiones y se conformó con separar a nuestro planeta de su satélite.

Los Creadores

Space 1999 fue una creación Gerry y Sylvia Anderson, de los cuales ya hablamos bastante cuando presentamos la serie OVNI. Para quienes no tengan ganas de releer aquél artículo, les contamos que este matrimonio tuvo una larga trayectoria en la ciencia ficción.

Con la técnica de la Supermarionation crearon varias series inolvidables por estar protagonizadas por simpáticas marionetas. Supercar (1961-61), Fireball XL5 (1963), Stingray (1964-65), Thunderbirds (1966), Captain Scarlett and the Mysterions (1967-68) y Joe 90 (1968-69).

Con OVNI abandonaron los muñecos, pero conservaron el talento para crear maquetas de naves y diversas instalaciones. Cosmos 1999 fue el último trabajo conjunto de la pareja, el cual resultó el mas recordado y –paradójicamente– el más fracasado de todos sus proyectos.

Efectos Especiales

Seguramente el recuerdo de Cosmos 1999 está íntimamente relacionado con el fabuloso despliegue de naves y diversas instalaciones. En aquellos años las mayor referencia espacial televisiva pasaba por Star Trek, serie que contaba con un acotado presupuesto, que no hacía excesivo despliegue de naves –mas allá del entrañable Enterprise– y que, salvo contadas excepciones, tanto los decorados alienígenas –generalmente estructuras de papel maché pintado– como los maquillajes de los seres en si mismos, no eran particularmente llamativos.

A nivel cinematográfico la cosa empezaba a cambiar. El estreno de 2001 Odisea del Espacio supuso no sólo la superación de la temática espacial, demostrando que aquél ámbito era también un lugar para plantear algo mas que simples aventuras, sino que también permitía un inusitado despliegue visual.

Es probable que Gerry Anderson tomara como referencia a ambas producciones, reteniendo el concepto aventurero de la producción Gene Rodenberry y la magnificencia visual de la de Stanley Kubrick.

El diseño de producción de la serie recayó en Keith Wilson, quien venía trabajado con los Anderson desde Fireball XL5. En cuanto a la creación de naves y maquetas, el responsable fue Brian Johnson quién había trabajado anteriormente –a veces sin acreditar, otras con el seudónimo Brian Johncock– en películas como 2001: A Space Odissey (1968) y Taste the Blood of Dracula (1970) y en series como Thunderbirds y UFO. Posteriormente lo haría en superproducciones como Alien (1979) y Star Wars: The Empire Strikes Back (1980) trabajos por los que obtuvo sendos Oscars.

Sin dudas, los elementos más recordados de la serie son la Base Lunar (Moonbase) y las poderosas Aguilas (Eagles).

La Base Lunar está habitada por una tripulación internacional –como en Star Trek– constituida por poco mas de 300 hombre y mujeres. Ubicada en un cráter dentro del Mar de las Lluvias, tiene un diámetro de 4 kilómetros y cuenta con varias comodidades, como gravedad artificial, productores de alimentos, recicladores de aire y agua y generadores nucleares de energía. Al aspecto interior de la base muestra grandes espacios y un aspecto frío y aséptico.

La construcción de los interiores de la base se hizo en base a estructuras modulares, que permitían armar rápidamente nuevos ambientes sin implicar demasiados costos.

Las Aguilas se convirtieron inmediatamente en un símbolo de Cosmos 1999. Si bien cuentan con un perfil francamente poco aerodinámico (de vez en cuando debían atravesar atmósferas planetarias), su diseño es espectacular. Existen varios modelos de Aguilas, según la función que cumplen: De transporte, de carga, de reconocimiento, de rescate y el Aguila–laboratorio. El largo de cada Aguila es de 23 metros, aunque es claro que no construyeron ningún aparato de este tamaño. Para trabajar con las maquetas, se hicieron varios modelos a escala, que variaban entre los 13 y 110 centímetros.

Tanto los viejos fans de la serie como los modernos coleccionistas coinciden que las reproducciones de las Eagles son el artículo más codiciado del merchandising de la serie.

También aparecen otras naves, como los Halcones (Hawks) y diversos modelos de sondas, además de algunas naves alienígenas. Todos los críticos coinciden en que Space 1999 fue una plataforma de prueba para testear nuevas técnicas de filmación de maquetas, algunas de las cuales fueron fundamentales para los resultados obtenidos tiempo después por George Lucas en Star Wars.

La tecnología de las instalaciones de Alpha actualmente luce un tanto obsoleta –el computador central es un aparato lleno de botones y de decenas de metros cúbicos de tamaño, que entrega sus resultados escupiendo un patético rollito de papel– pero en su momento, 1975, representaba a las últimas tendencias tecnológicas.

Las vestimentas también seguían las últimas tendencias, por eso es que el Comandante Koenig y sus muchachos lucen unos setentístcos pantalones Oxford ("patas de elefante", que le dicen). Una particularidad de los uniformes de Cosmos 1999, es que la función de cada integrante de la tripulación esta especificada por el color de la manga izquierda: blanco correspondía al sector médico, amarillo a comunicaciones, etc.

Elenco

El principal objetivo de la empresa productora de Cosmos 1999, la británica ITC, era ingresar en el mercado estadounidense, ya que los dólares que se obtendrían de esa manera serían fundamentales para asegurar la sobrevida del proyecto.

Para conseguir esto, optaron por armar un elenco liderado por reconocidos actores norteamericanos. Luego de probar varios nombres –en una primera instancia se intentó con Robert Culp– finalmente se decidió que el protagonista fuera Martin Landau.

Landau contaba con una interesante carrera en Hollywood, aunque su popularidad estaba básicamente relacionado con su trabajo en la serie Mission Impossible, donde interpretaba a Rollin Hand, el maestro del disfraz del grupo. Martin Landau –quien ganó el Oscar por su inolvidable interpretación de Bela Lugosi en la película Ed Wood (1994)– le dio vida al hierático Comandante John Koenig, máxima autoridad de la Base Lunar.

El rol co-protagónico recayó en Barbara Bain, esposa de Landau y también ex–miembro del elenco de Mission Impossible (allí era la bella e inteligente Cinnamon Carter). En Cosmos 1999 interpreta a la Doctora Helena Russell, principal especialista en salud de la Base.

El tercer rol en importancia quedó en manos de Barry Morse, quien le da vida al Profesor Victor Bergman, el "cerebro" de la base. Morse había saltado a la fama con la serie El Fugitivo, donde interpretaba al incansable perseguidor del Dr. Kimble.

Otros personajes importantes son los que llevaron adelante Prentis Hancock y Zienia Merton, Paul Morrow y Sandra Benes respectivamente, quienes están a cargo de las comunicaciones de la nave. Clifton Jones tiene a su cargo a David Kano, responsable de los gigantescos sistemas de comunicación, mientras que Nick Tate interpreta a Alan Carter, el jefe de la flota de Aguilas. En la segunda temporada hubo importantes cambios en el elenco, como veremos mas adelante.

En el rubro de actores invitados, se pueden destacar la presencia de Peter Cushing (en el episodio Missing Link), Christopher Lee (Earthbound), Joan Collins (Mission of the Darians), Margaret Leighton (Collision Course), Brian Blessed (Death´s Other Dominion), Leo McKern (The Infernal Machine), Freddie Jones (Journey to Where) y Billie Whitelaw (One Moment of Humanity).

 

La Serie

Como se había mencionado, el principal sueño de los productores de Cosmos 1999 era penetrar en el mercado estadounidense. A pesar de que el producto parecía muy prometedor, no logró interesar a las grandes cadenas locales (CBS, NBC, ABC). Cuando parecía que el proyecto iba a naufragar, el ya mencionado Abe Mandell decidió dirigirse a las emisoras independientes. Finalmente Space 1999 se emitió sindicada, apareciendo en 155 diferentes canales y llegando a cubrir prácticamente toda la superficie de aquel país.

La serie tuvo un interesante comienzo, logrando atrapar a una audiencia que añoraba reencontrarse con los viajes espaciales, perdidos desde la desaparición de Star Trek. Sin embargo, al poco tiempo quedo claro que a pesar del brillante despliegue visual, el programa no terminaba de cerrar. Por un lado, las actuaciones no resultaban convincentes y la mayoría de los personajes no resultaban demasiado carismáticos. Por otro lado, los argumentos solían ser demasiado complejos y oscuros, hacían demasiado hincapié en temas cuasi-filosóficos –a veces caía en un trascendentalismo heredado del film 2001, que tenia su valor, pero que ahuyentaba a las audiencias masivas– antes que en la acción y lucían una patológica falta de sentido del humor.

Los resultados no fueron los esperados. Mientras que Inglaterra la serie fue prácticamente ignorada, en Italia las cosas no marcharan lo suficientemente bien como para que la RAI –que había aportado financiación y algunos actores para roles menores– siguiera co-produciendo la segunda temporada. En EE.UU. las cosas marcharon un poco mejor, pero bastante lejos de las expectativas. Es por eso que se decidió que la segunda temporada tuviera varios cambios, que resultaron tan drásticos que los fans prácticamente hablan de dos series: Space 1999 Year One y Space 1999 Year Two.

Segunda Temporada

El fin de la primera temporada coincidió con el divorcio de Gerry y Sylvia Anderson, pareja productora de la serie. Sylvia abandonó totalmente el proyecto antes del inicio de la segunda temporada.

El lugar de productor fue ocupado por Fred Freiberger, quien tuviera a cargo la producción de la tercera temporada de Star Trek, que asumió el cargo con la misión de renovar la serie llevándola mas hacia el lado de la acción.

Los cambios más evidentes pasaron por el cambio en el elenco, con la desaparición del profesor Victor Bergman, Paul Morrow y David Kano, y la aparición de nuevos personajes, como Tony Verdechi (interpretado por Tony Anholt) y Maya (Catherine Schell). Maya es una extraterrestre –de un aspecto que, hasta cierto punto, recuerda al Sr. Spock– con la capacidad de metamorfosearse en cualquier criatura.

También hubo cambios en el aspecto de la Base Lunar, cambiando drásticamente el centro de comandos y algunos otros cambios menores (la música, la presentación, los trajes). Igualmente, las modificaciones mas drásticas –la de los guiones, que podían cambiar el destino de la serie– no resultaron: Los intentos de agregar acción, romance (especialmente entre el comandante Koenig y la doctora Russell) y humor, no solo no atrajeron a nuevas audiencias, sino que desorientaron a quienes venían siguiendo a la serie desde el Año Uno.

En general, nadie estuvo de acuerdo con los cambios. Así lo dejó claro Martín Landau "Me gustó más la primera temporada. Era más genuina. Cambiaron porque un manojo de mentes americanas entró en acción y decidieron hacer muchas cosas que ellos sentían que eran mas comerciales. Yo pienso que la belleza del show era que no era comercial, que tenía su propio ritmo. Fred Freiberger ayudó en algunos aspectos, pero, globalmente, no creo que él haya sido positivo para el programa. Pienso que él trajo un acercamiento mucho más ordinario y mundano a la serie. Si el formato no hubiera sido cambiado, sé que habría sido un éxito."

Al termino de la segunda temporada la serie se canceló, totalizando 48 episodios. Como era costumbre por aquellos años, se hicieron varias películas rejuntando diversos episodios que se vieron en cines y de vez en cuando se dejaron ver por TV.

A pesar de contar con un importante número de fans, Cosmos 1999 prácticamente significó el fin de la carrera de Gerry Anderson, quien nunca terminó de recuperarse de este fracaso.

 

Space 1999 versus Star Trek

Probablemente parezca fútil hacer una comparación entre ambas series, sin embargo en su momento hubo bastante polémica sobre el tema. La pelea llegó a ser tapa de alguna revista e incluso fue motivo de un breve artículo de Isaac Asimov (An Expert's Verdict: 'Trek' Wins publicado en Cue en diciembre de 1975) donde declaraba vencedora a la serie de James Tiberius Kirk.

En general la crítica de Asimov giraba en torno a la mala utilización de la ciencia en Space 1999, apuntando cosas como la imposibilidad de atravesar un agujero negro (se refiere al episodio Black Sun) o que la luna aparezca iluminada en el espacio vacío. En otro artículo publicado con anterioridad, Asimov también atacaba a la serie por que consideraba imposible que una explosión nuclear de esas características moviera a la luna de su órbita. En el mismo sentido se expresó Ben Bova, otro prestigioso escritor de ciencia ficción, quien acotó que sería necesario –para vencer la atracción terrestre en un objeto de semejante masa– una explosión de tantos megatones que seguramente destruirían a la luna antes de lanzarla al espacio.

Seguramente es inconducente criticar a una obra de ciencia ficción por su mala utilización de la ciencia (si fuesemos tan estrictos con la ciencia errónea, habría que descartar al 90% de la ciencia-ficción, incluyendo muchas de las obras de Asimov), sin embargo es destacable esto para percibir la animosidad que había en ciertos círculos contra Cosmos 1999.

Volviendo al artículo mencionado, el viejo Isaac va mas allá de lo científico cuando señala que "Las guiones y caracterización en Cosmos 1999 son muy primitivos. Todos los eventos que tienen lugar son clichés de la ciencia ficción. Cuando el comandante ha fruncido el entrecejo, el científico ha levantado sus cejas y la doctora ha sacudido sus orificios nasales, parece que ya han gastado todas sus fuerzas. Ellos pueden ser actores buenos, pero nadie tiene una línea de consecuencia para seguir, nada de interés para hacer."

Asimov sostiene que la diferencia entre ambas series pasaba porque Viaje a las Estrellas respetaba a la ciencia, planteaba problemas éticos que se resolvían en forma "humana" y tenía personajes interesantes, idiosincrásicos y simpáticos. Según el autor de Fundación, ninguna de estas características estaban en Space 1999.

Gene Rodenberry, el creador de Star Trek, también dio su opinión sobre esta serie "En general estoy de acuerdo con las críticas de Asimov. El error básico que ellos han hecho es han confiado demasiado en los efectos especiales y no lo bastante en desarrollar los personajes y las relaciones entre los mismos."

Otro que aportó su opinión sobre la serie fue William Shatner, quien fuera el capitán del Enterprise, "Mi opinión de Cosmos 1999 es que están todos muy bien vestidos, tiene buenos escenarios, tiene algunos actores elegantes y... ninguna historia. Pero lo estamos comparándolo, desgraciadamente, con Star Trek."

Conclusión

Probablemente Cosmos 1999 no sea una de las mejores series de ciencia ficción –de hecho, ni siquiera es la mejor serie de Gerry Anderson, calificativo que le quedaría mejor a OVNI –, sin embargo vale rescatarla por ser el ámbito que permitió recuperar la pasión por los viajes espaciales en un medio que ya los estaba olvidando. Cosmos 1999 nos ha dejado un puñado de brillantes episodios que, a fuerza de verlos una y otra vez, la han llevado a ocupar un lugar dentro del exclusivo círculo de programas televisivos de culto.

 

Ver la Guía de Episodios de Cosmos 1999

 

____________________________ 

Bibliografía

  • Luis, Roberto J. "Space: 1999" en SF nº 11 (Buenos Aires, noviembre 1992)
  • Arias Eusebio. Series de Culto de TV de ciencia ficción, terror y fantasía. Madrid, Nuer Ediciones, 1997.
  • Space: 1999 Catacombs:
http://www.space1999.net/~catacombs
  • Space1999.org:
  • http://www.space1999.org

    Me gusto el articulo de esta serie casi ignorada

    Cosmos 1999 fue y sigue siendo una serie unica en su tipo, particularmente la primer temporada o "Series 1".

    Fue duramente criticada como bien indica el articulo hasta por los popes de la ciencia ficcion sin sutento real. Por ejemplo, criticas sobre sobre su realismo cientifico (naves que no son silenciosas en el espacio, etc) cuando se trata de entretenimiento. Las series contemporaneas a Cosmos eran el Hombre Nuclear, la mujer bionica, Mujer Maravilla, etc, series que no puede decirse que eran cienticamente posibles. Por ejemplo, Steve Austin levantando un camion sin que se le desprenda el brazo.

    La explicacion parece mas comercial como indica otro lector, fue una serie que no contaba con el respaldo de las grandes cadenas sino un producto independiente. Seguramente eso lo hizo blanco de criticas duras que otras series como las mencionadas mas arriba no tuvieron.

    La comparacion entre Cosmos 1999 y Star Trek se podria decir que es inutil, peras con Manzanas.

    Star Trek no fue original por sus historias de ciencia ficcion sino por las historias de contenido humano. En ese entonces la TV de USA reflejaba un mundo idilico tipo Disney. Las series policiales y sitcom de familias ideales predominaban en las pantallas (Dick Van Dyke show por ejemplo). Los problemas de la guerra (Vietnam) y racsmo no eran tocados en ese entonces. Su creador GR utilizo la ciencia ficcion como vehiculo para transmitir sus ideas. Por ejemplo el primer beso interracial en TV fue en ST.

    Cosmos:1999 por otra parte fue una serie netamente de ciencia ficcion. La fortaleza de la serie fue tambien su debilidad, sus creadores buscaban hacer algo original y lo lograron parcialmente pero se puede ver la falta de suficiente trabajo previo , lo que se ve reflejado en el desarrollo de los personajes. Barry Morse comento alguna vez que todavia no contaban con el guion del primer episodio, a los pocos dias de comenzar a filmar.

    Y eso puede haber pasado a lo largo de la primer temporada. Martin Landau contaba que luego de finalizar la jornada de trabajo, el y supongo algunos actores principales quedaban hasta altas horas de la noche con Chris Penfold para pulir los detalles del guion para el dia siguiente. Por ejemplo habia lineas dificiles de decir por la cantidad de datos tecnicos y el poco tiempo para decirlas.

    Cosmos 1999 si bien parece ignorada, sirvio de inspiracion para los que vinieron despues. Star Wars (IV) recibio su influencia en el diseño de algunas escenografias, una version descartada del Millenium Falcon por parecerse demasiado a las aguilas, aunque su cabina de mando tiene cierto Dejavu a Cosmos.

    Star Trek The Motion Picture intento seguir una linea "filosofica" de historia y hasta los uniformes eran parecidos a Space:1999, faltaban los commlocks y las mangas de colores.

    Alien parece haberse inspirado en Dragon's Domain.

    Xfiles y mas recientemente la nueva version de Galactica que incorpora varios elementos de la serie 1 y en homenaje hay una introduccion similar con escenas del presente episodio.

    Cosmos se transformo en una serie de culto y sera recordadaba por sus fans por su originalidad, creatividad y profundidad de sus historias.

    Re: Cosmos 1999, la Space Opera filosófica

    Ante todo les dire que soy un admirador de la serie space 1999.
    Luego del escandalo ocurrido con Amazon, donde quedo al desnudo que las criticas artisticas responden a intereses económicos, no me sorprende que el "señor" Asimov, haya vertido una catarata de argumentos en contra de una serie de fuera de los E.E.U.U.
    Tambien dudo del supuesto interes norteamericano para ajustar dicha serie a sus usos y costumbres, mas bien lo veo como la maniobra de una gran corporación que luego de comprar una pequeña empresa, la desmantela.
    Por ultimo tambien hago incapie en un hecho, que Asimov omite deliberadamente en todas las notas que publico: y es que la serie original de Star Trek fue cancelada por una encuesta de publico que le dio un indice de audiencia "no comercial", años despues salio a la luz el escandalo de que dichos indices eran manipulados por la propia cadena para impulsar los programas de las "estrellitas" de turno , o dicho mejor: las amantes de los directivos.
    Si una serie, con una sola temporada (porque la segunda, no existio) ha trascendido durante tantos años, Señor Gery Anderson: usted no ha fracasado, simplemente fracaso el entorno comercial que lo rodeaba.

    Jose Alberto Vega

    Facebook Comments Box

    Etiquetas

    Search