Visita Guiada: Nosferatu (1922)

Nosferatu (1922)

por Dario Lavia
Cinefania

Una visita guiada a un clásico del cine de terror salvado milagrosamente de la destrucción: Nosferatu (la versión de 1922).
Una de las más brillantes adaptaciones de la famosa novela de Bram Stoker Drácula.

por Dario Lavia - Cinefania

Nosferatu sobre su víctimaNOSFERATU fue un filme remarcable por muchos aspectos. Uno de los mismos es que reflejó el mórbido período que enfrentó Alemania luego del humillante Tratado de Versalles, que puso fin a la Gran Guerra Europea. La crisis económica exasperante y las dificultades sociales, moneda corriente por aquellos años, promovieron uno de los ambientes más lúgubres y oscuros, y tuvieron contrapartida en un movimiento artístico denominado Expresionismo, que quizás tuvo su cénit con DAS KABINETT DES DR. CALIGARI (El Gabinete del Dr. Calegari-1919), pero que también incluyó títulos remarcables como DER GOLEM: WIE ER IN DIE WELT KAM (El Golem-1920) y ORLAC HANDE (Las Manos de Orlac-1924). Y uno de los productos más acabados de esta especie de romanticismo negro fue el nihilista NOSFERATU, que realmente fue un símbolo de su época.

Habiendo terminado de rodar DER JANUSKOPF (1920), que fue una versión no reconocida de la novela de Stevenson (sobre la historia del Dr. Jekyll y Mr. Hyde), el proyecto de NOSFERATU comenzó como una adaptación de la novela de Bram Stoker, "Dracula". Su director, Friedrich Wilhelm Murnau, comenzó a filmarla a finales de 1921 y su título completo fue NOSFERATU: EINE SYMPHONIE DES GRAUENS (traducido sería "Nosferatu: Una Sinfonía de Terror"). Debido a problemas de copyright (a Murnau no le alcanzaba el dinero para comprar los derechos que exigían los herederos de Stoker), se cambiaron los nombres de los personajes, aunque la trama fue sumamente similar. El protagonista se pasó a llamar Conde Orlok y el marco del Londres victoriano se cambió por Alemania. Es interesante notar que en 1925 la productora Prana (cuya primera y última película fue esta) sacó el filme de circulación a raíz de un pleito legal ganado por Florence, la viuda de Stoker. Supuestamente todas las copias debían ser destruídas, pero afortunadamente para el arte cinematográfico, unas cuantas sobrevivieron (y son las que hoy en día podemos ver).

«...Supuestamente todas las copias debían ser destruídas, pero afortunadamente para el arte cinematográfico, unas cuantas sobrevivieron (y son las que hoy en día podemos ver).»

A pesar de estar basados en un mismo personaje, NOSFERATU y DRACULA (1931) de Tod Browning son diametralmente distintas. Por un lado tenemos al Max Schreck de la película alemana, en una caracterización realmente sombría que incluye un cráneo totalmente calvo, colmillos incisivos y orejas terminadas en punta. A eso hay que sumar las manos en forma de zarpa y el porte cadavérico. En cambio el vampiro de Lugosi es más urbanizado y civilizado (peinado brillante y un vestuario como para ir a la Ópera). De todas maneras hay que aclarar que en realidad la película norteamericana se basó en la obra teatral de Hamilton Deane estrenada en 1924 en el Grand Theatre de Derby, Inglaterra.

La película introdujo algunas aberraciones con respecto a la historia original. Por ejemplo, aquellos que son mordidos por el vampiro no necesariamente se convierten en "no muertos". Otros giros bizarros son la peste de ratas y el final oscuro, con el sacrificio de la heroína (algo que muy pocas veces se volvió a ver en el cine de vampiros). A pesar de que la mayoría de los Drácula sonoros se basaron en el personaje que interpretó Lugosi, en 1979 Werner Herzog realizó un homenaje con Klaus Kinski como Orlok, que se tituló justamente NOSFERATU, PHANTOM DER NACHT. Es curioso notar que hay otra versión de la película original, no muy difundida por cierto, que se tituló DIE ZWOLFTE STUNDLE, y fue estrenada en 1930. En realidad fue una versión sonora de la película muda de Murnau (producida a sus espaldas, mientras el director estaba en Hollywood), con los nombres de los personajes nuevamente cambiados, de manera que "Graf Orlok" se convirtió en "Furst Wollkoff". Acreditada al Dr. Waldemar Roger, autor de la "adaptación artística", al parecer se realizó con escenas no utilizadas por Murnau y se le agregó una serie de escenas de bailes y la secuencia de una especie de misa de muerte. Los censores impidieron que estas últimas estuvieran presentes en la copia final de distribución, atribuyendo motivos de implicancias religiosas.


Thomas Hutter debe viajar a Transilvania para concertar la compra de un castillo al Conde Orlok.


Hutter se despide de su esposa Helen y la deja con unos amigos.

Luego inicia su viaje a través de los montes Cárpatos.

Hutter recibe advertencias de no visitar el castillo del Conde, pero las desestima.

Pero el cochero se niega a seguir, ya que tiene temores "supersticiosos".

Luego, un misterioso cochero lo lleva al castillo, donde conoce al Conde Orlok.

A la mañana siguiente Hutter amanece con una picadura como de "insecto" en el cuello.


Durante la noche Hutter y el Conde cierran el negocio de la compra del castillo.

Más tarde el Conde visita el dormitorio de Hutter.
..

... y se cierne sobre Hutter, que está horrorizado en su cama.

Al mismo momento, Ellen despierta de su sueño y llama a su marido.

Al día siguiente, Hutter se despierta y halla al Conde dentro de su ataud.

Esa misma tarde el Conde se embarca junto con unas cajas de tierra.

Hutter intenta escapar y queda herido en el intento, terminando en un monasterio.

Las cajas son embarcadas en un navío que zarpa del Mar Báltico rumbo a Bremen.

Durante el viaje los tripulantes son atacados uno por uno por el Conde.

Hutter, aún débil, deja el monasterio para encontrarse con Ellen.

Ellen siente que alguien está muy cerca de ella.

Knock ha sido encerrado en un asilo, siente que su "amo" está cerca.

Thomas y Ellen se reencuentran luego de tantas vicisitudes...

... mientras el Conde Orlok observa atentamente la escena.


En tanto, una extraña plaga causada por Orlok afecta toda la ciudad de Bremen.

Ellen lee el "Libro de los Vampiros" de Hutter y se da cuenta del peligro del Conde.


A la noche, el Conde llama a Ellen y ella solicita a Hutter que llame al doctor...

... decidiendo a sacrificarse para salvar a su amado y a la ciudad.

El Conde avanza en la penumbra rumbo a la habitación de Ellen.

Ella espera impávida su destino final, cuando llega el Conde, comienza a beber su sangre...

... y se distrae hasta el punto que olvida el amanecer.

Los rayos del sol aniquilan a Orlok, que se vaporiza antes de poder escapar.

Cuando llegan Hutter y el doctor el vampiro ha muerto, pero también Ellen.

El 11 de marzo de 1931 F.W. Murnau y unos amigos se hallaban en la carretera entre Los Angeles y Carmel, en un Packard que era manejado por un joven chofer filipino. Al director se le ocurrió manejar, y le rogó al chofer que le dejase hacerlo. Al parecer condujo demasiado rápido, lo cierto fue que en un momento tuvo que efectuar un brusco giro para evitar un camión. El automóvil salió de la carretera. Ninguno de sus ocupantes se vio lastimó, con la única excepción del mismo Murnau, que sufrió una fractura de cráneo y falleció poco después en un hospital. La fatalidad había signado el destino de uno de los más grandes creadores del cine alemán, muy lejos de su patria y cuando solo contaba 43 años. Desde joven se había destacado en el arte, y luego de ver una de sus representaciones estudiantiles, el mismísimo Max Reinhardt le ofreció una beca de seis años para estudiar y trabajar con él en su teatro de París. Hasta el estallido de la Gran Guerra Europea, el joven Murnau trabajó junto a Reinhardt en París, donde fue actor y asistente del mismo. Luego de finalizado el conflicto se dedicó al cine, dirigiendo siete películas antes de acometer con NOSFERATU. Pero no fue solo por esta obra maestra del terror que logró su fama imperecedera en la Historia del Cine, sino por DER LETZE MANN (La Última Carcajada-1925) con Emil Jannings. Luego del éxito de este filme, Murnau y Jannings siguieron filmando juntos. TARTÜFF (Tartufo-1925) y FAUST (Fausto-1926) fueron dos adaptaciones de obras clásicas de la literatura universal, que precedieron al llamado de William Fox hacia Hollywood, donde Murnau aún tuvo tiempo de despacharse con un filme muy elogiado por numerosos autores y también estimado como uno de los diez principales de la Historia del Cine: SUNRISE (Amanecer-1927).

Max SchreckMax Schreck no tuvo tanta suerte como su compatriota y hoy en día su nombre remite fuera del ambiente de los aficionados al cine de terror alemán mudo, al villano interpretado por Christopher Walken en una de las secuelas del Batman moderno. Sin embargo se sabe que Max Schreck nació en Berlín en 1879 y su verdadero nombre fue... ¡Max Schreck! Sí, teniendo en cuenta que el apellido "Schreck" significa "Terror" en alemán, muchos habrán supuesto que era un seudónimo o algo así. Sin embargo sabemos que Schreck trabajó junto a Max Reinhardt y ya tenía gran experiencia teatral cuando actuó en su primera película, que fue una adaptación de "El Alcalde de Zalamea" de Calderón de la Barca y se tituló DER RICHTER VON ZALAMEA (1920). Habiendo interpretado el personaje vampírico de Graf Orlok en 1922, Max actuó en varias películas, siempre en papeles de reparto. Una de estas fue DIE FINANZEN DES GROSSHERZOGS (1924) comedia también dirigida por Murnau (quien sin embargo nunca tuvo mucho aprecio por la misma). Luego de esto siguió interpretando películas y se instaló en Munich, trabajando en el movimiento denominado "Kammerspiele" (que Reinhardt había ayudado a crear). Muy pocas de sus películas han llegado a nuestros días, a pesar de que fue un actor que filmó durante todo el resto del cine mudo y comienzos del sonoro. Sólo actuó en dos películas de terror, NOSFERATU y RAMPER DER TIERMENSCH (1928) junto a Paul Wegenner. Su última película fue DIE LETZTEN VIER VON SANTA CRUZ (1936) filmada el mismo año que falleció.

Ver ficha de la película

(Las imágenes que se exhiben en este sitio son copyright de sus propietarios y solo se reproducen a fines informativos).

Facebook Comments Box

Etiquetas

Search