Bienvenido a QuintaDimension.com

QuintaDimension.com ciencia ficcion, terror y fantasia

| Cine | TV | Cómics | Literatura | Manga y Animé | Juegos | Ciencia | Entrevistas| Ciencia Ficción | Terror | Fantasía |
| Inicio | Noticias | Foros de Discusión | Regístrate | Correo | Zona Crítica | Buscador Caronte |

Indice
· Página principal


Contenido:
 · Buscar
 · Archivo histórico de Artículos
 · Archivo de Noticias
 · Secciones
 · Noticias
 · Topicos

Contacto:
 · Correo
 · Recomiendanos

Comunidad:
 · Foros de discusión
 · Mensajes Privados
 · Tu Cuenta

Varios:
 · Top 10
 · Enlaces
 · FAQ
Noticias
Últimas noticias
El martes 13 se estrena online Daemonium (2152)
Llega Animate 11, en Buenos Aires (2144)
La anatomía de Star Wars en Bogotá (2115)
Volvió el autocine a México (2598)
Tercera Edición del Festival Horrorvision (2125)
Se estrena Lo Siniestro, de Sergio Mazurek (2176)
Zona Crítica

Novedades en ZonaCrítica

  • Day of the Dead
    (Day of the Dead)
  • Superman II, Richard Donner Cut's
    (Superman II, Richard Donner Cut's)
  • Superman – Agente Secreto
    (Superman – Secret Agent)
  • Pies de barro
    (Feet of clay)
  • El Resplandor
    (The Shining)
  • Los Cuatro Fantásticos y Silver Surfer
    (Fantastic Four: Rise of the Silver Surfer)
  • Fantasía: Para leer al Pato Donald (Nuevamente)
    Publicado el Lunes 23 de octubre de 2000

    Cómics Publicado por Pablo_Sapere

    Para leer al Pato Donald
    (Nuevamente)

    por Pablo Sapere

    El reciente fallecimiento del historietista Carl Barks, erroneamente llamado "El Padre del Pato Donald", nos ha hecho recordar su brillante obra cuando comandaba la factoría de cómics de la Disney.

    Hace poco tiempo nos enteramos de la muerte del historietista Carl Barks, llamado por algunos medios "El Padre del Pato Donald". Barks no fue el "padre" de la criatura pero sin dudas fue el que le dotó la personalidad definitiva a este pato desafortunado, melindroso, holgazán y perdedor.
    La idea de este artículo es recordar las aventuras de Donald y que esto sirva como un pequeño homenaje a Barks.

    Breve biografía de Carl Barks

    Carl Barks nació el 27 marzo de 1901 en Oregon (EE.UU.). Sus primeros años los pasó dentro de la granja de su familia donde desarrolló una fuerte afición por el dibujo e incluso llegó a cursar un taller de cómic por correspondencia. Hacia 1918 parte hacia San Francisco en busca de nuevas oportunidades y recala, como dibujante, en el modesto periódico Calgary Eye-Opener.
    En 1935 consigue un empleo en la productora de Walt Disney para producir cortos animados, muchos de ellos con la participación de Donald Duck, el cual poco a poco se fue convirtiendo en una de las estrellas de la productora de Disney.

    Hacia 1942 la situación en el estudio era insostenible ya que este se había convertido en una productora que exclusivamente de dedicaba a hacer films para los soldados que estaban en el frente de batalla (hablamos de la segunda guerra mundial).
    Barks renunció a su puesto, pero paralelamente le ofreció a Western Publishing la creación de una serie de comic-books basados en los personajes de Disney. La empresa dio el sí y por eso ese mismo año aparece Donald Duck Find a Pirate Gold escrito y dibujado por Carl Barks junto con Jack Hannah. El éxito fue inmediato y Barks dedicó los siguientes 25 años a crear cientos de historias gráficas sobre el famoso pato. Lamentablemente los cómics "de Disney" siempre iban firmados con el nombre del empresario presuntamente congelado y no con el de su verdadero creador. Una pista sobre los verdaderos creadores se puede tener a partir de los estilos de cada dibujo. También vale señalar que Barks fue el único dibujante que podía meter historias propias, el resto de los dibujantes trabajaba con guionistas.

    Disneylandia nº 467 - 1962Carl Barks decidió bajar el tono de Donald en las historietas, dándole un tono mas "sosegado" y "reflexivo" (atención a las comillas) que en las películas animadas. Por otro lado incrementó algunos rasgos específicos (alergia al trabajo, mala suerte) y se encargó acomodar a la familia pata en historias mas trabajadas e inteligentes.

    La mayor colaboración de Barks tiene que ver con la galería de personajes que pueblan Patolandia (ciudad que fue creada por el mismo Barks): El inventor Giro Sintornillos (Gyro Gearloose), el primo afortunado Glad Consuerte (Gladstone Gander), los villanos Chicos Malos (The Beagle Boys), el Club de los Cortapalos (The Junior Woodchucks).

    Aclaración: Los nombres de los personajes llevan la traducción según los conoció el que esto escribe, en las ediciones argentinas y chilenas (de las editoriales Tucumán, Zig-Zag y Pincel). Existen diferentes traducciones según cada país: Hay ediciones donde a los Chicos Malos se los conoce como "Golfos Apandadores", por ejemplo.

    Sin dudas la creación más importante de Barks fue Uncle Scrooge McDuck más conocido como el Tío Rico McPato (o bien Tio Gilito). Su primera edición data del 22 de abril de 1947. Allí aparece como un personaje realmente avaro y maligno (directamente basado en el Scrooge del Cuento de Navidad de Charles Dickens): Sus primeras palabras fueron "odio a todo el mundo y todo el mundo me odia". Su principal objetivo en la historia era amargarle la Navidad a sus sobrinos llevándolos a una cabaña en un bosque plagado de osos. Finalmente Donald y los niños superan la prueba siendo recompensados generosamente.
    Con el tiempo McPato ganaría en bondad y en avaricia, convirtiéndose en un personaje tan popular como su sobrino. Incluso llegó a tener su propia publicación (Uncle Scrooge).

    En 1965 Carl Barks se jubiló dedicándose exclusivamente a la pintura al óleo. Sus cuadros con temática patolandesca suelen valer fortunas. Con su retiro, la creatividad de la serie cayó significativamente. A pesar de esto las publicaciones de Disney lograron sobrevivir hasta principios de los años ´80. En 1984 se dejaron de imprimir, producto de la floja respuesta del mercado. Algo curioso si tenemos en cuenta que, por ejemplo, hacia 1952 las revistas de Disney vendían (sumando todos los títulos) cuatro millones de ejemplares por semana.

    Alguna vez Carl Barks declaró: "Yo siempre me siento tan desafortunado como Donald. Pero no hay una persona en todos los EE.UU. que no se pueda identificar con él. Él comete los mismos errores que todos nosotros cometemos. Él a veces es un bribón, y otras es un tipo realmente bueno. Y en todo momento él es una persona que se equivoca como cualquier ser humano. Creo que es por eso que a la gente le gusta el Pato Donald".

    El pasado 25 de agosto murió a los 99 años de edad.

    Aún mas breve biografía del Pato Donald

    Pato Donald nº 223 - 1948En el año 1934 se estrena el corto animado The Wise Little Hen (La Gallinita Sabia). En este film el aplicado gallináceo pretende convencer a todos sus flojos amigos de plantar maíz. Finalmente la gallinita hace el trabajo sola. El problema es que cuando se dispone a comer el producto de su trabajo los holgazanes también quieren una parte.
    El principal promotor de la haraganería no es otro que nuestro querido Pato Donald, haciendo su aparición magistral. Ese mismo año se imprime la versión cómic de este cartoon con dibujos de Al Taliaferro y guión de Ted Osborne. Nótese que esto sucedió un año antes de la llegada de Barks a la productora de Disney, por lo que no es correcto llamarlo "el padre de Donald" (aunque tal vez se lo pueda llamar "el padre adoptivo").

    Walt Disney, que sabía mas de negocios que de pinceles y lápices, se dio cuenta que el publico aceptaba mas complacientemente al pato haragán que a la gallinita trabajadora, por lo que decidió darle lugar en sus siguientes producciones fílmicas, empezando por The Orphan's Benefit junto al insoportable Mickey Mouse.

    En 1938 el Pato Donald empieza a salir en los periódicos como una tira diaria en blanco y negro y a partir de 1942 tendría su serie regular de cómics, en los que junto Carl Barks trabarían profesionales como Jack Bradbury, Phil de Lara, Paul Murry, Dick Moores y Tony Strobl; en los guiones solían trabajar Steve Steere, John Liggera Carl Fallberg, Bob Gregory y Vic Lockman. Para los historietistas era un trabajo duro y mal remunerado: alguna vez Strobl contó que tardaba unas dos semanas para terminar una historia de 8 páginas y Disney sólo pagaba unos 30 dólares por página. Para colmo los autores no tenían derechos sobre sus creaciones y ni siquiera figuraban en los créditos.

    Si bien muchas de las historias de Donald y sus familiares son pequeñas anécdotas simpaticonas, existen una gran cantidad de aventuras dignas de figurar en cualquier antología de historietas fantásticas, como aquella donde la familia patuna se enfrenta a Holandés Errante, un temible barco fantasma; o aquella otra donde deben descubrir al temible Mastín de los Baskerville (un homenaje a la historia de Arthur Conan Doyle).
    En otras historias deben enfrentarse a extraterrestres en miniatura, o una civilización sumergida en el mar, a un rey egipcio que odiaba su inmortalidad, o las huestes de "El Dorado" en plena selva amazónica.

    La lista de todas las historias es realmente algo casi imposible de realizar ya que existen cientos de ellas. Como referencia vale señalar que en la "época dorada" del Pato Donald (las décadas del ´40, ´50 y ´60) existieron varios títulos semanales (Donald Duck. Uncle Strooge, Mickey Mouse) y cada uno de ellos traía varias historias.
    Aún más confusa resulta una clasificación de las ediciones en español ya que varían de país a país y para colmo cuentan con una gran cantidad de reimpresiones en diferentes formatos.

    Lo que salta a primera vista es que las historietas del Pato Donald (y su familia) están realmente trabajadas desde lo estético, con dibujos simples pero dinámicos; y por otro lado los guiones también suelen estar trabajados con simpleza aunque no por eso dejan de ser inteligentes.

    Para leer al Pato Donald

    Tio Rico Nº 2 - 1982En 1972 se publica en Chile "Para leer al Pato Donald" de Armand Mattelart y Ariel Dorfman, un estudio crítico sobre la historieta de Disney. Este trabajo, uno de los fundacionales de los estudios comunicacionales en América latina, le debe mucho al contexto en el que fue escrito: el Chile socialista del gobierno de Allende.
    Tanto Dorfman como Mattelard creían firmemente que la labor científica (hablamos de ciencias sociales) estaba indisolublemente ligada a la acción política. Es por eso que el discurso científico se superpone con otro "de barricada".

    El principal objetivo de este libro es demostrar que las historietas del Pato Donald son un vehículo para la penetración cultural imperialista en los países subdesarrollados.

    Mas allá de algunas deficiencias analíticas (por momentos parecen pensar que los lectores no tuvieran la capacidad de procesar lo que reciben, aceptando ciegamente lo que colocan allí los autores) el libro hace algunos señalamientos acertados sobre la ideología de estos cómics: En el mundo de los patos las relaciones son meramente monetarias, la recompensa a una "buena acción" es, indefectiblemente, una recompensa económica. Paralelamente la peor tragedia para los patos es perder dinero o una eventual ganancia material. Por otro lado las historias demuestran la manifiesta inferioridad de los pueblos primitivos, invariablemente algún lugar de Latinoamérica, Asia o África.
    Estos (y muchos otros) señalamientos se pueden comprobar en las historietas. La cuestión es que resulta poco probable que el objetivo de estos cómics sea inducir subliminalmente el espíritu capitalista en los lectores de nuestros subdesarrollados países. Mas probablemente estos mensajes sean un simple producto de la ideología de los autores, quienes formaban parte de una sociedad (la estodounidense) donde estos valores eran (y son) los aceptados.

    Leyendo estos cómics con un poco de espíritu crítico incluso se puede llegar a disfrutar de esta ideología subyacente. Al fin y al cabo, en estos tiempos, lo "políticamente incorrecto" del Pato Donald es una rareza que nos libera de la generalidad (en el cine, en le TV, en los cómics) de los discursos pro-diversidad cultural, pro-ecología, antimonetaristas, etc. Ya que sólo son discursos, y nada más.

    En Resumen

    Hoy como, cualquier otro día, es nuestra oportunidad de volver a las historias del Pato Donald, El Tío Rico y el resto de la familia pata. Para los que las leímos en nuestra infancia puede significar recuperar un mundo perdido. Los que nunca las leyeron podrán, si logran vencer los prejuicios que la señalan como una obra de exclusivo carácter infantil, sorprenderse con una serie de cómics que resulta mucho más rica en situaciones y personajes que las películas animadas que le sirvieron de base.

    Enviado el Lunes 23 de octubre de 2000 por Redaccion
     
    Enlaces Relacionados
    · Más Acerca de Cómics
    · Más artículos de Pablo_Sapere


    Artículo más leído sobre Cómics:
    Las extraordinarias aventuras de Adèle Blanc-Sec

    Votos del Artículo
    Puntuación Promedio: 3.65
    votos: 63


    Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

    Excelente
    Muy Bueno
    Bueno
    Regular
    Malo

    Últimos artículos en QuintaDimension.com
    Libros: Entrevista a Tarik Carson - 2º parte
    Libros: Los Tarzanes apócrifos argentinos
    Cine: Enemigos publicos
    Entrevistas: Entrevista a Tarik Carson - 1º parte
    Cine: Holocausto Caníbal en Plaza Italia
    Libros: Ochenta años de la novela de ciencia-ficción en Colombia
    Opciones

     Versión Imprimible Versión Imprimible

     Enviar a un Amigo Enviar a un Amigo

    Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

    No se permiten comentarios Anónimos, Regístrese por favor

    Re: Para leer al Pato Donald (Nuevamente) (Puntuación 1)
    por javismix el Domingo 28 de diciembre de 2003
    (Información del Usuario | Enviar un Mensaje)
    Creo que es una buena investigacion y critica sobre ese fabuloso pato y su padre adoptivo.... solo que en algunas partes la lectura se vuelve un poco sosa.....pero en general es bueno tu articulo.



    Re: Para leer al Pato Donald (Nuevamente) (Puntuación 0)
    por Anonimo el Domingo 01 de febrero de 2004
    Primero felicitar al autor por este articulo ya que ilustra muy bien acerca de quienes dieron vida a Pato Donald y la influencia ejercida en la sociedad. Donald es una copia que refleja la sociedad en forma muy general y traspasa fronteras. Que tenga su origen en USA es solo circunstancial por que la idiosincracia de Pato Donald es casi universal. Salvo excepciones culturales muy exoticas.
    P

    Leer el resto del comentario...



    Re: Para leer al Pato Donald (Nuevamente) (Puntuación 0)
    por Anonimo el Viernes 31 de diciembre de 2004
    hi pato soy tu imitador saca nuevos capitulos



    Re: Para leer al Pato Donald (Nuevamente) (Puntuación 0)
    por Anonimo el Jueves 23 de junio de 2005
    Hola:
    A mi me dejaron como trabajo leer este libro, sinceramente no me gusta y no me llama la atencion...



    Re: Para leer al Pato Donald (Nuevamente) (Puntuación 0)
    por Anonimo el Viernes 14 de octubre de 2005
    Hola, la verdad es q las historietas sobre el pato donald y casi todas sobre mickey y tribilin marcaron mi infancia, la verdad he estado buscando paginas webs donde existan comics de estos para descargar y no he encontrado ninguna, si he encontrado algunas en ingles, pero casi en todas con vinculos rotos, al fin y al cabo no he podido bajarme ninguna historieta para leer, y como he sabido existen

    Leer el resto del comentario...



    Re: Para leer al Pato Donald (Nuevamente) (Puntuación 0)
    por Anonimo el Jueves 27 de octubre de 2005
    Simplemente amo a Donald con mi alma....
    Desde siempre
    Joi



    Re: Para leer al Pato Donald (Nuevamente) (Puntuación 0)
    por Anonimo el Viernes 30 de junio de 2006
    El Pato Donald es y sera el mas maravillos pato del mundo te amo Donald, me has acompañado desde siempre......, me identifico contigo



    Re: Para leer al Pato Donald (Nuevamente) (Puntuación 1)
    por Aleks el Lunes 09 de octubre de 2006
    (Información del Usuario | Enviar un Mensaje)
    Me registre apenas para dejar mi comentario. Cuantos de ustedes leyeron el libro de Para leer al pato donald? El que hizo el articulo, desde luego. Y me permito responder quizá paranoicamente; parece ser que no crees mucho en cuestiones de creación y mantención del pensamiento, por eso te parece que el discurso manejado en las historietas tiene un contenido manifiesto sin más, en mi opinión, deber

    Leer el resto del comentario...


    footer

    Todos los artículos: © 2000 - 2007 QuintaDimension.com, ciencia ficción, terror y fantasía
    Se prohibe la reproducción de los textos de este sitio sin la expresa autorización de sus autores
    Este sitio funciona con P H P_ N u_k e


    Página Generada en: 0.19 Segundos